Belleza

10 lecciones de belleza que nos ha dado Kylie Jenner

A sus 19 años y con un marca de cosméticos bajo el brazo, Kylie Jenner puede presumir de ser toda una 'beauty mogul' y darnos lecciones de belleza.
10 Ago 2016 – 6:04 PM EDT

Todas las mujeres tenemos cosas de nuestro cuerpo que nos gustaría cambiar o mejorar, pero sólo algunas se atreven a hacerlo. En el caso de Kylie Jenner, estar expuesta al escrutinio del mundo entero –con cámaras que siguen cada paso que da– y ser la menor de la que quizás sea la familia más amada u odiada del espectáculo, trae consigo muchas desventajas.

No hay que ser una genio para darse cuenta de que Kylie siempre se sintió alejada del resto de su familia. En las primeras temporadas de su reality show expuso su deseo de convertirse en modelo y, en ese entonces, Kendall decidió probarlo también.

Esto provocó roces entre las hermanas y más cuando Kris se volcó en la mayor… el resto es historia. King Kylie –como se llama a sí misma– decidió tomar su propio rumbo con un tema que según presume, siempre le interesó: la belleza y el maquillaje. En 2014, hizo noticia cuando decidió rellenar sus labios y comenzar –gradualmente– una transformación que hoy la ha vuelto ícono para una porción de la generación millenial y digital que se obsesiona con lucir perfecta.

Te contamos 10 lecciones de belleza que nos ha dejado la más pequeña del clan Kardashian. Que empiece la polémica:


1.Los labios carnosos lucen bien en mate ¡y en azul!

Para conmemorar el 4 de julio, Kylie lanzó dos tonos en azul –y una venta extendida– de sus famosos Lip Kits. Como salida de un video de las Spice Girls de los 90s, Kylie demostró cómo es que extrañamente el color lucía perfecto tanto en Snapchat como en Instagram.

Si bien sus productos están disponibles en lipgloss, son los mate los que se han convertido en objeto de deseo de todas las beauty junkies. Sus codiciados paquetes incluyen también un lápiz delineador para perfeccionar el contorno y ya se encuentra en las cosmetiqueras de celebridades como Chrissy Teigen y, por supuesto, su escuadrón de hermanas.


2. Existe más de un tono nude

¿Recuerdas esa escena de The Devil Wears Prada que puso el trabajo de Andy Sachs en jaque? Cuando el personaje interpretado por Anne Hathaway osó burlarse de un dilema por elegir entre dos cinturones, casi la crucifican.

Justamente así sucede con los tonos de los productos de Kylie: cualquiera que se imagine que el tono nude es universal y único, se equivoca. Mary Jo, Posie, Kandy K y demás demuestran que tu máquina de besos puede pasar de un rosado a otro y, aún así, lucir natural.


3. Las 'eyebrows on fleek' se logran gracias a un experto

Lograr la ceja perfecta suena a misión imposible. Sin embargo, cuando cuentas con un flamante 'glam squad' que te cuida hasta el último pelito rebelde, tienes en tus manos un arma poderosa.


Cuando era más pequeña, Kylie lucía las típicas cejas de adolescente y ahora –con la magia del grooming y los brow fillers– parece haber logrado un estatus de eyebrow queen con su bien definido par.

4. Abusar del decolorado sí te arruina el pelos

Ella misma lo ha admitido: “sabes que soy muy insegura de mi pelo”, le reclamó a su novio Tyga en su Snapchat. Y es que la curvilínea Kylie ha sometido su cabello a una verdadera fiesta de peróxido.


Todo comenzó cuando presumió sus puntas en tono turquesa y de allí, nunca más se detuvo. Decir que la chica está atravesando por una fase de pelo alocado, no es exagerar: rubia, morena, pelo de sirena y en color durazno, son tan sólo algunos de los looks con los que ha experimentado y que tristemente, le han cobrado muy caro a su melena.


5. Una peluca, siempre es buena opción

¿Qué hacer cuando tu cabello es un desastre? ¡Ponte peluca! Al menos, esa es la lógica de quien aseguró haber “empezado” con esta tendencia en la actualidad.

En varias ocasiones, Kylie ha mostrado su beauty room en donde tiene acomodada su vasta colección de pelucas en muchos colores y longitudes que, honestamente, sólo pocas podrían atreverse a probar.


6. Aprende a amar tus cicatrices

Muchos seguidores de su cuenta le preguntaron sobre esa notoria cicatriz en su pierna izquierda, a lo que ella respondió con un post: “amo mi cicatriz”. Reveló que cuando tenía tan sólo 5 años y mientras jugaba a las escondidas con Kendall, escaló el poste de una enorme reja que, al resbalar, le provocó la marca que hoy día puede ser vista en muchas de sus fotos gracias a sus reveladores atuendos.


Kylie nos demuestra que si bien su apariencia sí le preocupa bastante, algo tan normal y natural como una “herida de guerra” no le quita el sueño. ¡Y tampoco debería quitártelo a ti!



7. No existe la piel perfecta y menos si eres una Kardashian

Ellas hicieron famoso el contouring y son las culpables de que compres cantidades industriales de productos para lograr el look. Sin embargo, su piel no es a prueba de daños y así lo demostró Kylie hace algunos meses cuando reveló en Snapchat su rutina nocturna de belleza y también compartió sus mejores productos para deshacerse de los granitos.


El sitio de Refinery29 estimó que –basado en el precio de cada uno de sus productos– la chica gasta alrededor de $1,631 dólares en su makeup routine ¡de 16 pasos! Claro que poner a prueba tu piel de esta manera, tiene sus consecuencias y no todas son buenas.


8. Los 'grillz' sólo se ven bien en Instagram

Andar con un rapero tiene sus implicaciones de estilo y no es un secreto que desde que Kylie empezó su relación con Tyga, su estilo ha evolucionado a una fusión entre urbano y video vixen. Playeras de Selena, TLC y vestidos bien ceñidos al cuerpo son algunos de sus atuendos predilectos, sin embargo, hay un accesorio en particular que demuestra su papel de hip hop girlfriend: los grillz.


Estamos de acuerdo en que Lil Wayne se los ponga, pero Kylie, a ti no te quedan nada bien. Al menos, es bueno saber que sólo te los pones para posar en tus selfies o snaps.


9. Se vale comer una (o varias) hamburguesas y no ser una lazy girl en el gimnasio

Sus hermanas mayores –especialmente Khloe y Kourtney– han formado un grupo de ejercicios al que han llamado Sister Workout. Lideradas por su entrenador Don, las chicas recorren el barrio de Calabasas haciendo sprints en sus inclinadas calles y terminan en el patio (y gimnasio) de alguna de las dos y lo documentan todo en sus cuentas de Snapchat.


Una ocasión, Kylie se les unió pero no para lo que tú pensabas. Ella admitió que eso no era lo suyo y tras tomarse varias fotos y videos, decidió retirarse de la contienda.


Paseos en sus flamantes Ferraris hasta el autoservicio de In-N-Out y un fallido intento por hacer un detox de jugos, demuestran que la más pequeña se regocija de su generosa genética y prefiere pasárselo bien en vez de sufrir en la duela.


10. Los push-up bras hacen milagros

Cuando los rumores sobre una supuesta cirugía de busto comenzaron a circular, ella lo desmintió. El secreto detrás de su protuberante escote es tan sólo un push up bra o –al igual que su hermana Kim– un verdadero corsé de cinta adhesiva que mantiene a sus chicas en su lugar incluso en los outfits más arriesgados.


Recientemente, Kylie probó con el underboob, un tipo de prenda que revela la parte inferior del busto y que también ha llevado la actriz Ariel Winter. En resumen: encuentra el bra que te ajuste como quieres y nunca te separes de él.

Publicidad