Bebidas

La traviesa embriaguez de Marilyn Monroe (o sus lecciones para beber con estilo)

En el que sería su cumpleaños número 90 recordamos a Marilyn Monroe y a su afición por interpretar a mujeres con un gusto peculiar por la champaña.
1 Jun 2016 – 4:00 PM EDT

Después de escrutar todos los rincones de la vida de Marilyn Monroe hay objetos, mucho más allá de sus vestidos y sus joyas, que recuerdan las travesuras de la emblemática rubia. Está, por ejemplo, una famosa hoja de papel carbón de la tienda Pearson’s Brentwood Inc con la compra que esta actriz hizo de una caja de champaña Dom Pérignon , su favorita.


Otra anécdota conocida cuenta que para cumplir un capricho usó más de cincuenta botellas de la misma champaña para tomar un baño, literal y excéntrico, de burbujas.

En la cultura pop norteamericana, que se ha encargado de dar a las estrellas de cine un estatus similar al de la realeza europea, la imagen de Marilyn Monroe se convirtió en un sinónimo de elegancia y feminidad de su tiempo: si tu perfume es Chanel, tus accesorios diamantes, lo natural para formar un triángulo equilátero de derroche es que tu bebida favorita sea la champaña, ¿cierto?



Sin embargo, que a la Marilyn Monroe de la vida real le gustara beber no es lo importante, lo relevante son sus personajes, esas mujeres que fueron una potente fuente de estereoptipos, como el de la rubia tonta perpetuado en Los hombres las prefieren rubias.

En las películas interpretadas por Monroe abundan momentos que retratan a mujeres bebiendo (sí, normalmente de champaña) con un gesto de travesura o de exceso de confianza. La escena en la que Elsie, protagonista de The prince and the showgirl, se emborracha caricaturizando a su anfitrión (que ha decidido ignorarla durante la velada) es un capítulo que nos queda como ejemplo.

Beber, al estilo Monroe (o al estilo de sus personajes) es disfrutar el sabor y pretender ignorar los efectos.

Lea también:


Más contenido de tu interés