Así se Vive Mejor Hogar

Tendencias en colores para el cuarto de tu bebé

Olvídate de los típicos tonos "de bebé" y anímate a decorar su dormitorio con estas ideas creativas.
11 Feb 2015 – 1:10 PM EST

Texto: Sofía Orsay

¿Estás diseñando el dormitorio de tu bebé? A la hora de elegir la pintura para las paredes, olvídate de los típicos rosado y celeste, y opta por una de estas originales ideas para decorar.

Gris. ¿Todavía no sabes cuál será el sexo de tu bebé? Florencia Monayar, arquitecta y diseñadora de interiores en el estudio de diseño Cool Wood, propone elegir un gris suave y decorar el dormitorio con objetos coloridos. "No solo crearás un ambiente moderno y festivo, sino que este tono de pintura le seguirá gustando a medida que crezca", nos comentó.

Negro y blanco. Esta combinación de colores suena controversial para el cuarto de un bebé, pero puede quedar genial si cubres una sola pared del tono más oscuro, y el resto de blanco. Una buena idea es que tu pintura negra sea de pizarrón, para poder dibujar encima con tizas. Lo mejor: cuando crezca lo suficiente como para poder dibujar sobre él ¡tendrá una pared entera sobre la cual hacer sus garabatos!

Verde. Cubre las paredes de su dormitorio en un suave tono verde y anímate a pintar sobre ellas divertidos animales de la jungla. Eso sí: procura elegir la cuna y demás muebles en blanco, para que no compitan visualmente con tu mural.

A rayas. También puedes optar por pintar una o varias paredes del dormitorio de tu bebé con un diseño de rayas horizontales o verticales. Elige dos colores suaves, como menta y blanco, o uno más llamativo combinado con uno neutro, como violeta y crema. ¿Lo mejor? Los rayados son superfáciles de hacer, aun si vas a pintar tú misma. 

Azul pastel. Si tienes muebles vintage, Monayar propone complementarlos con paredes en tono azul pastel, pero no necesariamente para el cuarto de un varón. "Hoy, la tendencia es que los dormitorios de bebés tengan una apariencia más unisex", nos explicó. 

Neutro total. "Otra opción es mantener las paredes bien neutras, pintándolas de un tono tiza o blanco, e incorporar el color en la cuna, en el protector para cuna, la silla mecedora y otros muebles", propuso Monayar, agregando que esto te permitirá usar colores más llamativos y no aburrirte pronto.

Y tú, ¿qué tonos escogiste para el dormitorio de tu bebé?

Publicidad