Entretenimiento

Viudo de Hiromi revela que está “aprendiendo otra vez a vivir” luego de la muerte de la actriz y su hija

A un año de la muerte de su esposa y la bebé de ambos, Fernando Santana confesó que a pesar del dolor que ha vivido se siente listo para honrar la memoria de Hiromi y de la pequeña Julieta.
26 Sep 2018 – 2:33 PM EDT

Fernando Santana acepta estar roto luego de haber perdido el 27 de septiembre de 2017 a su esposa Hiromi y a Julieta, la hija que la pareja concibió durante su breve matrimonio.

El cantante, quien se está levantando desde sus cenizas, accedió platicar con Univision Entretenimiento Digital a un año del fallecimiento de su esposa, quien estaba embarazada de la primogénita de ambos al morir, debido a complicaciones durante la gestación. Fernando respira profundo, es casi un ritual desde que se volvió el centro de una cruel fama por la cual se siente expuesto.

Sin reservas, y envalentonado por su propio dolor tras perder a su esposa y a su pequeña bebé, intenta continuar con su vida.

Exclusiva: las fotos nunca antes vistas de la boda de Hiromi y su viudo Fernando Santana

Loading
Cargando galería


"Estoy aprendiendo otra vez a vivir", confiesa con una sonrisa, aunque no niega que también tiene días malos en los cuales solo piensa en morirse. Notamos que en la mano izquierda ya no lleva su argolla de matrimonio; ahora usa un anillo casi idéntico en el dedo medio de la mano derecha.

Un año ha pasado luego de las horas de angustia que vivió en el hospital San Ángel Inn, donde cegado por el dolor, una parte de él se murió junto a la familia que recién había formado cuando se casó con la actriz el 4 de enero de 2017. Nueve meses después, Hiromi moriría en el hospital en la recta final de su embarazo.

Por ahora dice tener un sentimiento desconocido: "Al día de hoy estoy un poco más tranquilo, el tiempo hace su trabajo", reveló el cantante con una paz que, confiesa, a veces le asusta.


"Fue reconfortante recibir mensajes de la gente, muchos de ellos tuvieron compasión de mí, por lo que estaba pasando, algunas personas me contaban sus pérdidas para que yo no me sintiera tan mal”.

Por ahora dice que el escenario le llena alma y lo ayuda a ver un camino luminoso y próspero que creía no existía. Luego de la brutal pérdida que vivió, acepta que la vida sigue y se reconoce a sí mismo como un sobreviviente que quiere honrar a su familia.

“Todos los días le dedico lo que hago a mi esposa y a mi hija”, concluye emocionado el cantante de 34 años por la próxima presentación que tendrá con Foreños, la agrupación musical a la que pertenece y en la cual están concentradas toda su fe y su energía. Mientras, en su pecho sigue guardando celoso el tatuaje que se hizo en honor a Hiromi y a su pequeña Julieta.

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés