null: nullpx

Meghan Markle no es la única que rompe el protocolo: el príncipe Harry lo hizo primero y por amor

El hijo de Lady Diana tuvo el valor de cancelar algunos compromisos reales para darse una escapada a Toronto y poder ver a su entonces novia. Esto a pesar de las recomendaciones de la realeza.
2 Ago 2018 – 12:53 PM EDT

Mucho se habla sobre las veces en las que Meghan Markle ha roto el protocolo: que si cruzó mal las piernas al sentarse, que si usó un vestido que mostraba más de la cuenta, y otros tantos tropiezos. Pero fue el príncipe Harry el primero en quebrar ciertas tradiciones reales incluso antes de que su entonces novia fuera parte de la familia y tuviera que preocuparse por reglas y costumbres tan conservadoras. Lo más curioso es que Harry lo hizo por amor.

Antes de convertirse en Duques de Sussex, la pareja intentaba sostener su relación a 3540 millas de distancia; ella desde Toronto y él desde Londres (8 horas de vuelo). Así que, como lo notaron medios británicos, ambos cruzaban con frecuencia el Atlántico para encontrarse y mantener así viva la llama del amor. De ahí surge una anécdota en la que Harry de Inglaterra le habría urgido darse una escapadita en uno de sus viajes oficiales.


Meghan Markle rompe (de nuevo) el protocolo en el cumpleaños de la reina Isabel II

Loading
Cargando galería

En 2016, el hijo menor de Lady Diana completó una gira de dos semanas por el Caribe y debía viajar de inmediato al Reino Unido para cumplir con algunos compromisos reales en su agenda. Sin embargo, aprovechando que estaba del mismo lado del mundo que su novia Meghan, decicidió viajar a Toronto para ver a la actriz, citó el portal Express. El Palacio de Kensington ya había publicado entonces que el príncipe regresaría a Londres desde Barbados.

De acuerdo al diario británico The Telegraph, la política de la realeza en cuanto a este tema es que las "visitas de trabajo no se deben combinar con viajes de carácter personal". La regla habría surgido en 2004, tras los escandalosos viajes del príncipe Edward, tío de Harry, en los que combinaba viajes de negocios con placer que incluían torneos de golf.


¡Fotos comprometedoras del príncipe Andrew!

Loading
Cargando galería

Sin embargo, según Express, Harry pagó por su boleto a Canadá. Aunque la pareja llevaba tres semanas sin verse, los viajes de Harry son financiados con el dinero de los contribuyentes y pudo haber provocado un gran escándalo. Con las controversias de Edward, duque de York, la casa real hizo una declaración en la que explicaron que " los miembros de la familia real tienen derecho a la subvención en viajes oficiales, al igual que su personal y, cuando la capacidad lo permite, a otros funcionarios. Sin embargo, cubren sus propios costos para viajes privados. Para evitar confusiones, se desalienta activamente la combinación de compromisos privados y públicos en el mismo viaje ".

Con ese viaje a finales de 2016 se intensificaron los rumores de que pronto el príncipe le pediría matrimonio a la actriz, pero no fue hasta noviembre de 2017 que a Markle le deslizó en el anular de su mano izquierda el anillo de compromiso que el mismo Harry diseñó para ella.

Más contenido de tu interés