null: nullpx
Entretenimiento

Límite 24 horas: momento crítico en el pleito de Julián Gil y Marjorie de Sousa por la prueba de ADN

La actriz venezolana tiene hasta este viernes para aceptar que su hijo sea sometido a una prueba de paternidad privada y retirar la denuncia de violencia contra el galán y empresario argentino, quien no puede entender las acciones de su ex, a la que se refiere como "señora".
19 Oct 2017 – 12:24 PM EDT

La batalla entre Marjorie de Sousa y Julián Gil se acerca a su punto culminante, pues este viernes vence el plazo que le otorgaron los abogados del actor a los de su expareja para que "de buena fe" acepte someter al bebé Matías Gregorio a una prueba de paternidad y al mismo tiempo retire la denuncia por violencia que presentó contra el argentino.

Si el equipo de abogados que representa a Julián Gil en México no recibe la respuesta positiva por parte de los de Marjorie de Sousa, la actriz venezolana se expone a que se sometan en su contra denuncias civiles y penales, por delitos que alegan ha cometido durante los meses en los que ha estado en disputa por la manutención y los derechos de visita al hijo de ambos. "Vamos a iniciar una ofensiva que va a durar años", advirtió la semana pasada Eduardo Amerena, representante legal del actor.


Estos hijos de famosos no se parecen ni tantito a sus papás

Loading
Cargando galería

Para Julián Gil, es "inconcebible", "absurdo", que Marjorie de Sousa se niegue a someter a Matías a un examen de ADN, privado, que le permita al pequeño tener la certeza de su origen. Cuando escuchó que la actriz de 37 años proponía retirar su denuncia de violencia a cambio de que no se realizara una prueba de paternidad al menor, el argentino confesó que por su mente pasó "de todo, de todo".

"Me quiero reservar lo que pasó por mi mente... Nunca me imaginé que se pusiera en la negociación la prueba de ADN", expresó consternado Julián Gil, quien no está dispuesto a ceder en ese punto, pues a su juicio es lo único que le permitirá a Matías echar por la borda cualquier duda, sobre todo ante la publicación de rumores en los que se afirma que el menor es hijo del actor Gabriel Soto.

Esas especulaciones surgieron luego de que en abril del año pasado Marjorie de Sousa y Soto protagonizaran un escándalo, luego de que se publicaran fotos de ambos jugando en la playa. Los actores trabajaban en ese momento en la obra 'Por qué los hombres aman a las cabronas' y aunque las fotos publicadas buscaban dar la impresión de que existía algo más entre ambos, tanto ellos como otros miembros de la obra aseguraron y evidenciaron que no estaban solos en ese lugar.

Por el comportamiento que tal vez no era el que se podría esperar del casado Gabriel Soto y de Marjorie de Sousa, ambos pidieron disculpas, siempre proclamando que no había entre ambos nada que no fuera una amistad.


Las disculpas que no pudieron salvar el matrimonio de Gabriel Soto y Geraldine Bazán

Loading
Cargando galería

Sin embargo, tras el nacimiento de Matías Gregorio, el pasado 27 de enero, resurgieron las especulaciones sobre la supuesta relación, pues el niño nació nueve meses después del escándalo. Hubo medios que también mencionaron el supuesto parecido del bebé con Soto, particularmente por su color de ojos, aunque el papá y el hermano de Marjorie tienen un color muy similar.

Para cuando sea más grande Matías y tenga acceso a esa información, es que Julián Gil pide que exista la prueba de ADN que certifique que su papá es el actor y empresario argentino, de 47 años.

Una vez esa situación quede resuelta, entonces Gil quiere enfocarse en la manutención y las visitas, pues no está conforme con lo que está ocurriendo. Así lo consignó este lunes en la noche, cuando llegó a México, donde volvió a llamar la atención sobre las expresiones de Marjorie de Sousa, quien entre otras cosas alegó el pasado domingo que ella se ha hecho responsable "100 por ciento" del niño, desestimando la pensión que él le está pagando y que asciende a 5,500 dólares mensuales.

Visiblemente molesto porque a él, por sacarse una foto con el bebé le quieren quitar el derecho a visitarlo, pero Marjorie de Sousa lo expone a las cámara cuando quiere, Julián Gil también denunció que a ocho meses del nacimiento de Matías, todavía él no ha visto a las enfermeras por las que tanta dinero paga. "Hay que ver en qué se está gastando la plata (De Sousa)", soltó.

El también padre de Julián Jr. y Nicole aseguró que aunque se ha desgastado "físicamente, mentalmente", no dejará de luchar, para que "Matías, en su momento, se sienta orgulloso de lo que luchó su padre por sus derechos".

Publicidad