Entretenimiento

Julián Gil presenta 4 demandas contra Marjorie de Sousa: ya tiene un plan si Matías no es su hijo

El actor acudió a la Fiscalía de la Ciudad de México para ratificar una demanda mediante la cual exige que se realice la prueba de ADN a Matías Gregorio. Sus abogados desvelaron la estrategia en caso de que la genética determine que Julián no es el padre del pequeño, algo que el actor insiste en que no es una posibilidad que se plantee realmente.

Julián Gil no está dispuesto a negociaciones y para asegurar que se realice la prueba de paternidad a Matías Gregorio el próximo 4 de enero, el actor de 47 años de edad demandó a Marjorie de Sousa su expareja por la vía penal y anticipó cuál es su plan a seguir en caso de que el test genético diera un resultado negativo, algo que el galán argentino no considera como una posibilidad real, pero una circunstancia ante la que legalmente quiere estar preparado.

“Vinimos a ratificar una denuncia que se presentó desde hace más de tres semanas y que consiste básicamente en que se haga la prueba de ADN (…) independientemente de que se tiene la creencia de que es hijo de Julián, porque cada día sale a la luz (…) que el niño ya tiene siete papás diferentes, entonces es fundamental tener ese documento”, explicó la licenciada Ana Robleda, abogada penalista del actor a la salida de los juzgados este miércoles en la Ciudad de México.

En total, Julián Gil presentó cuatro denuncias penales contra la madre de Matías, aunque Robleda solamente dio detalles de la correspondiente a un delito que consideran que podría estarse configurando y por el que Julián y su equipo han levantado la denuncia de hechos -y que hemos conocido este miércoles-, que es el de Fraude Procesal, en el que podría haber incurrido la actriz a través de su equipo legal, al exigir ante la autoridad judicial una pensión alimenticia y manutención para el pequeño Matías Gregorio, sin que éste fuese hijo de Julián Gil, lo cual quedaría saldado con la prueba programada para el próximo 4 de enero de 2017.


La licenciada Robleda, representante legal de Julián Gil, explicó que con este acto se está exigiendo por la vía penal que se realice la prueba de ADN al pequeño Matías Gregorio: “Estamos pidiendo que se haga la prueba y que si el resultado de esa prueba resulta que Julián es el padre, inmediatamente se mande al archivo y que si no, entonces se investiguen los delitos que se pudieran estar cometiendo por el cobro de la pensión que se ha venido generando”, que asciende casi a 26,500 dólares.

Y es que la representante legal del actor argentino explicó que -como adelantaron en la conferencia de prensa del pasado 12 de octubre- a Julián se le había solicitado desisitirse del juicio en el que exigía la prueba de ADN a cambio de que Marjorie se desistiera a su vez de las denuncias por violencia intrafamiliar. Ante ello, la oficina de penalistas de Gil advirtió que preparaban acciones judiciales contra la mamá de Matías, que finalmente se han concretado.

Lo que es un hecho es que su defensa ya tiene una estrategia por si la prueba de ADN arrojara que Julián no es el padre del pequeño: “La consecuencia es lograr que se lleve a cabo la prueba y si Matías no fuera el hijo obviamente se configuraría en mi opinión el delito de fraude procesal, se han estado cobrando cantidades a sabiendas de que esa persona no es el padre”, por lo que exigirían se regrese el dinero que le han descontado, además de que podría ir a prisión quien resultara culpable del delito. Si bien esa no es la intención del equipo legal de Julián, según informaron.


“Es un delito con una pena privativa de libertad, es un delito económico y las penas se imponen dependiendo la cantidad y sí podrían ser cinco o diez años que repito es un delito patrimonial y estos delitos ya no ameritan prisión preventiva oficiosa, no es lo que se está buscando”, acotó la licenciada Robleda.

La defensa de Julián no quiso detallar en qué consisten los otros procesos legales contra la actriz venezolana: “No están ratificadas aún y prefiero no adelantarme a hablar de ellas si son por distintas conductas que nosotros consideramos son constitutivas de delito por parte de la señora Marjorie y ya llevaran su curso y les informaremos”.


Varios nombres han sido mencionados como presuntos padres de Matías Gregorio, como Gabriel Soto,y ahora un político mexicano: “A mí me llegan desde el principio cientos de mensajes de un político, de un americano, de otro que tiene los ojos azules... que hay que parar, esto es tan sencillo como ir a hacerse la prueba de ADN, si la señora se niega a hacerse la prueba deja abierto un hueco para especular”, dijo Julián Gil, quien invitó a su ex a que permitiera que se hiciera el test de paternidad de forma privada para acelerar el proceso y acallar las dudas cuanto antes.

El actor adelantó que este viernes acudirá a la cita semanal para convivir con Matías en los Juzgados de lo Familiar de la Ciudad de México: “Con la apelación todo volvió a lo mismo, no me dejan estar con el niño sólo”.

También te puede interesar