null: nullpx
Entretenimiento

El meteórico ascenso a la fama de la 'stripper' Claudia Galván, ex de Lorenzo Méndez

La bailarina exótica de 31 años reconoce que si hoy día cuenta con el respaldo de más de 76,000 personas en Instagram y cerca de 1,000 en YouTube es, en gran parte, gracias a la lucha que le hicieron su exmarido y la cantante Chiquis Rivera.
1 Jun 2018 – 12:11 PM EDT

No canta, tampoco actúa ni se destaca como artista plástica; Claudia Lucero Galván Escobar era prácticamente desconocida hasta hace tres meses, cuando a través de las redes sociales decidió compartir su indignación al ver que su exmarido Lorenzo Méndez, vocalista de La Original Banda El Limón, se daba la buena vida con su exprometida, la cantante Chiquis Rivera, mientras que ella pasaba las de Caín pues él incumplía con el pago de la pensión alimentaria mensual.

"Yo empecé con una demanda de manutención y se fue 'overboard' (se descontroló) porque los dos son famosos", explicó este jueves Galván. Su denuncia original no surgió de la nada. Fue una respuesta a la ola de comentarios negativos que recibió tras exponer a Lorenzo Méndez públicamente a mediados de marzo. En aquel momento, la bailarina exótica de 31 años, alegó que el cantante le había fallado a su hija Victoria, pues según su versión le había mentido por andar detrás del trasero de Chiquis Rivera. A la niña le habría dicho que no podía verla porque estaría trabajando, pero luego todo el mundo lo vio en la presentación de 'Entre botellas', el nuevo disco de la hija mayor de Jenni Rivera.


Lorenzo Méndez no le falló a su hija y publicó las fotos de la celebración del cumpleaños

Loading
Cargando galería

Ese "pedazo de mierda", como describió a Lorenzo Méndez, "estaba rogándole a Chiquis que lo perdonara en vez de pasar tiempo con su sangre (sus hijas).... Sus prioridades están jodid.., como siempre han estado", denunció en Instagram, haciéndose un espacio, a través del escándalo, como figura pública. Contrario al 2013, cuando apareció en algunos programas televisivos porque acusó al cantante de violencia doméstica y éste fue arrestado, en esta ocasión, Claudia Lucero Galván Escobar se expresó sin tapujos, soltando cada palabra tal como la sentía. Y conectó con una audiencia que comenzó a seguirla en medio de la batalla campal que se anticipaba.

A quienes la criticaron por decir que Lorenzo Méndez estaba tras las nalgas de Chiquis Rivera, les respondió públicamente, dejando muy mal parado al cantante. Junto a una imagen que evidenciaba el retraso en el pago de la manutención, Galván espetó: "Para las viejas ardidas que dicen que vivo de lujo por la manutención de mis hijos de Lorenzo no más porque es famoso... miren. He visto un pago en todo lo que lleva del año. De por sí, no me da ni 5 por ciento de lo que hace". En ese mismo mensaje aseguró que nunca ha podido comprobar lo que él gana: "Ya saben cómo son los artistas de corruptos, mintiendo al gobierno o no reportando impuestos (para) así no pagar".

Esas declaraciones, generaron molestia tanto en el aludido como en su exprometida, Chiquis Rivera, quien públicamente dijo que Lorenzo es un buen padre. Esas palabras no cayeron en oídos sordos, pues Galván le salió al paso y en grande.


Todo lo que se dijeron Chiquis y la ex de Lorenzo: el explosivo cara a cara que nunca vimos

Loading
Cargando galería

Públicamente le reclamó a Chiquis Rivera y tocó una fibra muy sensible: le reclamó con qué autoridad se atrevía a decir que Lorenzo Méndez era un buen padre, cuando ella no sabría qué es eso. Trinidad Marín, padre biológico de la hija mayor de Jenni Rivera, cumple una condena en prisión por haber abusado sexualmente tanto de su hija como de su cuñada, Rosie Rivera.

Tras esa respuesta, la intérprete de 'Horas Extras' le envió un largo mensaje público junto a una orden de cese y desista para que se inhibiera de mencionarla tanto en entrevistas como en sus redes sociales. Esto último lo ha respetado, aunque en entrevistas televisivas Claudia Galván ha seguido hablando de la hija de Jenni Rivera.

Tan reciente como esta semana, respondió a la cantante y sus fans, que la acusan de colgarse de famosos para llamar la atención. "¿Quién no se ha colgado de alguien? Ella se cuelga de su madre, a cada rato", replicó en el programa 'Buenos días familia' de la cadena Estrella TV.

El resultado de todo este escándalo ya es palpable: Lorenzo Méndez está al día en el pago de manutención. Chiquis Rivera solo le envía bendiciones y ella está a punto de abrir una boutique en El Paso, Texas. En un día, su club de fans suma casi 2,000 seguidores y su primer video en YouTube, donde 1,300 personas se han suscrito a su canal, alcanzó más de 5,000 visualizaciones en menos de 24 horas. En Instagram cuenta con más de 76,000 seguidores en su perfil oficial y otros tantos en páginas de apoyo.

"Gracias porque no me conocen, no presumo de ningún talento. Yo soy yo y me quieren. Y no pretendo ser lo que no soy", dijo Galván, consiente de que lo único que le ofrece a sus fans es el relato de su vida, tal cual.

Ese respaldo alivia su carga, pues según confesó, "finalmente tengo fanáticos que me protegen y defienden a través de las redes sociales y no me siento tan sola."

Quién dice ella que es

Nacida en Chihuahua y criada en El Paso, Texas, Claudia Galván tiene como ley de vida ser buena "por las buenas y una perra por las malas... Cuando me la hacen, me la pagan".

Al hablar de la familia que ha construido, consignó que "de verdad, me valen madre los padres de mis hijos (...) Si no van a tener padre, van a tener madre. Mucha madre. Me voy, trabajo y hago mi dinerito".

Apenas tenía 19 años cuando se convirtió en madre de su primera hija, Kaytlin, quien el próximo agosto cumplirá 11 años. El nombre del padre de la niña se lo reservó y estableció que está preso. Con él tuvo una relación de dos años, aunque "no sabía lo que esta persona estaba haciendo; él terminó en prisión federal", donde le esperan muchos años, según dijo.

"Tenía 20 años cuando me reuní con el papá de Victoria (su segunda hija, que ya tiene 8 años)", detalló sobre Lorenzo Méndez. Y es que ambos habían estudiado juntos en la escuela intermedia. "Nos conocimos desde que teníamos 14 años... desde que estudiábamos en séptimo grado", contó.


Chiquis envía este demoledor email a la ex de Lorenzo Méndez (jaque mate)

Loading
Cargando galería

Con Lorenzo Méndez se casó por la vía civil el 2 de diciembre de 2010 y "estuvimos juntos por 6 años". En julio de 2012 se casaron por la iglesia y el 31 de enero de 2015 se divorciaron por "diferencias irreconciliables. Si yo lo hubiese engañado (la causal) seguro diría adulterio", enfatizó aludiendo a las declaraciones que hizo el cantante hace unas semanas y en las que dio a entender que se habían separado porque ella le había sido infiel.

Tras su ruptura con Méndez, Claudia Galván se enamoró de un hombre "muy guapo", del cual quedó embarazada. Es el papá de su hijo menor, Julián, quien el pasado marzo cumplió dos años ya.

De acuerdo con su relato, Lorenzo Méndez se encargó de sembrar dudas en la mente de ese hombre y cuando Julián tenía 9 meses de nacido tuvo que someterlo a una prueba de ADN que comprobó que el niño es hijo del individuo "que no creía que (el niño) era de él".

Tras esa relación, se ha mantenido sola. Sale con amigos, que le regalan cosas "por linda", como los tacones Luis Vuitton que presumía hace 17 meses en las redes sociales y que se convirtieron en objeto de controversia esta semana. Y es que luego de que Claudia Galván se atacara en llanto al recordar que dejó su trabajo poco remunerado en Verizon Wireless para debutar como 'stripper' cuando se vio sin dinero para comprarle ropa y zapatos a su hijo, sus enemigos le sacaron en cara que mentía, pues la habían visto posando con esos zapatos caros. Ese par, se lo regaló un amigo. "Nunca gastaría 900 dólares en zapatos. Perdón, pero soy linda y la gente me regala cosas", alegó.


Si no te gusta...

Galván dijo que tiene un bachillerato en administración de servicios de salud y su próxima meta, a mediados de julio, es abrir su boutique, donde tendrá vestidos, "ropa casual y semi formal". La diferencia de su tienda con otras, explicó, será que contará con dos asistentes que le dirán la verdad a la cara a las clientas; si la ropa les luce bien o no. También dijo que "voy a dar vinito" en copas a sus clientas, para hacer de la visita a su empresa toda una experiencia.

En otros temas, mucho más personales, declaró que no le gustan las mentiras y admitió que se arregló los labios. "Yo me los pagué, porque tenía labios muy chicos", soltó a carcajadas sobre ese regalo que hizo para un cumpleaños.

Tras las amenazas de muerte que recibió en Instagram, se compró una pistola y aseguró que en la escuela de sus hijas también se han tomado medidas para protegerlas. No obstante, adelantó que en su canal de YouTube mostrará más de su rutina con sus hijos.

A sus seguidores les comentó que tan pronto comience a ganar dinero con su boutique podrá retirarse de su trabajo como bailarina exótica. Por ahora no puede, por que eso es lo que le permite ganar entre 1,500 y 2,000 dólares por noche, un ingreso que le ayuda a mantener una casa, carros y hasta una niñera que cuide de sus hijos cuando ella trabaja.

Quienes no la soportan ni la entienden, lo que tienen que hacer es dejar de seguirla en sus redes sociales. "Obviamente hay algo malo con ustedes, no conmigo", concluyó.

Publicidad