null: nullpx
Evergreen

Cuál final del mundo es mejor: fans discuten si Armageddon o Impacto Profundo

Publicado 4 May 2020 – 12:18 PM EDT | Actualizado 4 May 2020 – 06:35 PM EDT
Reacciona
Comparte

Terremotos, volcanes, virus mortales, extraterrestres, calentamiento global y más catástrofes suelen ser los enemigos principales en las películas del fin del mundo.

Estas producciones tienen la fórmula perfecta de acción y efectos especiales que nos despierta el intenso deseo de ver a la humanidad triunfar sobre cualquier amenazante factor que esté condenando su extinción.

Entre estas películas destacan aquellas donde una amenaza fuera de este mundo tiene el poder de terminar con la vida en la Tierra.

Más allá de extraterrestres en busca de un nuevo planeta para sobrevivir, los asteroides han sido favoritos para desatar un fin de mundo inminente.

Estos enormes cuerpos rocosos del espacio fueron los elegidos para protagonizar dos de los filmes de desastre más exitosos de 1998: Armageddon e Impacto profundo (título original: Deep Impact).

El fin del mundo por la colisión de un asteroide

Con una diferencia de un par de meses, Impacto profundo (mayo 1998) y Armageddon (julio de 1998) hicieron temblar las salas de cine por lo amenazante y mortal que puede ser un enorme asteroide.

Ambas películas parten de la premisa que un asteroide está a punto de colisionar con la Tierra y terminar con todo lo que conocemos. No obstante, son bastante diferentes en su ejecución y nos muestran dos perspectivas del fin del mundo.

Por un lado, Armageddon lleva casi toda la acción al espacio exterior. Harry S. Stamper (Bruce Willis) y su equipo de experimentados perforadores de petróleo tienen la misión de taladrar la superficie de un asteroide del tamaño de Texas e insertar una bomba nuclear.

La dirección de Michael Bay y la producción y guión de J.J. Abrams hacen que Armageddon sea un filme lleno de escenas de adrenalina y acción explosiva, actos impensables hechos por el hombre y extraordinarias tomas de efectos especiales que hasta el día de hoy se coronan como las mejores de esa década.

Un plus de la película es la banda sonora donde Aerosmith arrasó con éxitos como 'I Don't Want to Miss a Thing' y 'What Kind of Love Are You On'.

Por otro lado, Impacto profundo se centra en las personas condenadas en la Tierra. Si bien, sí hay escenas en el espacio protagonizadas en este caso sí por astronautas experimentados como Spurgeon Tanner (Robert Duvall).

No obstante, el filme de Mimi Leder nos muestra un panorama más cercano a lo que muy probablemente podríamos vivir ante un fin del mundo inminente: refugios subterráneos en donde sólo cierto número de personas menores de 50 años tiene acceso.

En esta producción, los efectos especiales no son tan espectaculares como en la de Michael Bay. Sin embargo, su apuesta a las emociones y el lado humano triunfa sobre este factor.

Además, muestra panoramas un poco más realistas y científicos. De hecho, en este caso, el plan de destruir el asteroide con el poder nuclear no es exitoso.

Armageddon e Impacto profundo encontraron en un amenazante cuerpo rocoso del espacio el motivo perfecto para el fin del mundo. No obstante, cada una captura al público desde una arista diferente.

Por un lado, tienes un filme lleno de adrenalina y acción en el espacio exterior y por otro, uno mucho más humano y cercano en la Tierra.

¿Cuál es mejor? En realidad, por las diferentes perspectivas que cada una muestra podríamos apuntar al gusto de cada quien. Si nos vamos a números y porcentajes, Rotten Tomatoes y IMDb pueden ser nuestros mejores aliados.

En Rotten Tomatoes, Armageddon presume un 38% en las críticas de expertos y un 73% en la calificación de la audiencia. En cambio, Impacto profundo cuenta con una mejor calificación por parte de los críticos expertos con un 45%, pero el porcentaje de la audiencia es mucho menor, ya que tiene un 43%.

En IMDb, la película de Bruce Willis y Ben Affleck tiene 6.7/10, mientras que el filme protagonizado por Robert Duvall y Morgan Freeman tiene 6.2/10.

Finalmente, otro factor que podemos tomar en cuenta es que la producción de Michael Bay fue nominada a cuatro Premios Oscar: mejor canción (I Don't Want to Miss a Thing), mejores efectos especiales, mejores efectos sonoros y mejor sonido.

El filme de Mimi Leder no tuvo ninguna nominación.

¿Cuál es tu favorita?

mini:


También te puede interesar:

Reacciona
Comparte