null: nullpx
Tesla

Patrulla Tesla de la Policía de Fremont se queda sin batería durante una persecución

El oficial que patrullaba a bordo del vehículo eléctrico le informó a la estación que solo le quedaba carga para seis millas luego de perseguir al sospechoso por varios minutos.
28 Sep 2019 – 4:18 PM EDT

FREMONT, California. - El combate al crimen también puede ser amigable con el medio ambiente, pero optar por patrullas eléctricas puede tener consecuencias no deseadas. Un oficial de Fremont aprendió por las malas cuando su vehículo se quedó sin batería en medio de una persecución.

El agente Jesse Hartman se vio envuelto en una persecución policíaca en el sur de la Bahía en pasado viernes cuando recibió una alerta en la nueva patrulla Tesla de la corporación donde se le advertía que al vehículo solo le quedaba carga suficiente para recorrer seis millas.

Hartman se comunicó con las autoridades para informarles que no iban a poder continuar persiguiendo al sospechoso. “Solo me quedan seis millas de batería en el Tesla, lo puedo perder en cualquier momento. Si alguien está disponible pueden maniobrar para quedar detrás del sospechoso”, dijo el oficial a través de su radio.

Otras patrullas de la Policía se unieron a la persecución, que por momentos alcanzó las 120 millas por hora. Sin embargo, el vehículo sospechoso comenzó a circular de manera peligrosa por el acotamiento de la carretera, por lo que las autoridades decidieron terminar la movilización.

De acuerdo con el Departamento de Policía, la patrulla Tesla no estaba completamente cargada al inicio del turno del oficial Hartman, que comenzó a las 2:00 pm. Geneva Bosques, vocera de la Policía de Fremont, indicó que cuando la unidad está cargada por completo al inicio de un patrullaje, por lo general regresa al departamento con la mitad de la carga disponible al concluir un turno.

“Pasa de vez en cuando, especialmente si un agente regresa a la estación a realizar un reporte y ya no regresan a patrullar las calles. El oficial estaba monitoreando la carga del vehículo de forma responsable y enviando notificaciones por radio en un lapso de 10 millas durante la persecución”, agregó Bosques.

Horas después, agentes de la Patrulla de Caminos encontraron el automóvil sospechoso abandonado en una calle de San José. La Policía de Fremont informó que el vehículo era buscado en conexión con un crimen cometido en la ciudad de Santa Clara. Hasta el momento, el conductor continúa prófugo.

Una patrulla ecológica

El Model S 85 fue comprado por el departamento de Policía en enero de 2018 a un precio de $61,478, incluyendo todos los impuestos, con el objetivo de reemplazar un Dodge Charger, modelo 2007, que estaba por salir de la flota de patrullas debido a su antigüedad. Otros $4,447 extra se invirtieron en aditamentos como las defensas, el blindaje y la torreta.

De acuerdo con las autoridades, el Tesla es el único vehículo eléctrico que cumplía con las especificaciones de tamaño, desempeño, seguridad y rango de millas requeridas para una patrulla, aunque el aspecto económico también fue una razón de peso.

Una camioneta Ford Explorer acondicionada con el paquete policiaco, por ejemplo, cuesta alrededor de $40,000. Si a ese monto se le suman los costos de combustible y mantenimiento durante un periodo de 5 años, tiempo promedio de las patrullas, la cifra aumenta otros $47,000.

Según las matemáticas de la Policía, el costo final sería similar entre los dos vehículos, con la ventaja de menor contaminación y mayor longevidad en el Tesla debido a la reducción de fallas mecánicas.

De acuerdo con la página web de la compañía, un Model S 85 del 2014 puede recorrer hasta 265 millas con una carga completa, distancia que supera por mucho el promedio de manejo de un oficial, que es de entre 70 y 100 millas por turno.

Carros futuristas y electrificados, lo más destacado del Auto Show de Frankfurt 2019

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés