publicidad
Tashfeen Malik y Syed Farook

Fiscal cree que el iPhone de la discordia es clave para dar con un terrorista más

Fiscal cree que el iPhone de la discordia es clave para dar con un terrorista más

El fiscal de San Bernardino cree que el iPhone que enfrenta a Apple con el FBI podría ocultar pistas sobre un terrorista que nunca fue localizado

Tashfeen Malik y Syed Farook
Tashfeen Malik y Syed Farook

El fiscal del condado de San Bernardino, Michael A. Ramos, se sumó a las peticiones recibidas por los tribunales federales californianos para exigir que Apple ayude a desbloquear el iPhone que perteneció al terrorista Syed Farook y sugirió que el teléfono podría contener pistas clave que ayuden a localizar a un tercer sospechoso que pudiera haber participado en la masacre ocurrida en California el pasado 2 de diciembre.

Farook, junto con su esposa Tashfeen Malik, ejecutó a 14 personas en el Inland Regional Center de San Bernardino y dejó más de una veintena de heridos en un ataque vinculado con las ideologías del islamismo radical defendidas por el Estado Islámico.

El sello oficial del FBI visto desde la pantalla de un iPhone.
El sello oficial del FBI visto desde la pantalla de un iPhone.

El FBI ha buscado una orden judicial para que Apple desarrolle un software que permita acceder al dispositivo de Farook, inaccesible debido a su contraseña. Apple se ha negado por entender que sería una vulneración a la privacidad de los usuarios.

Ramos presentó el documento -un "amicus curiae"- el 3 de marzo y en él insistió de que era un derecho de las víctimas y la obligación del estado de California llegar hasta el fondo de la investigación del ataque terrorista, y eso implica revisar el iPhone 5S de Farook, un dispositivo que pertenece al condado de San Bernardino. Era el teléfono de trabajo usado por el atacante, que era un empleado público.

¿Un tercer terrorista?

"En el momento de los asesinatos, al menos dos llamadas al 911 reportaron que tres perpetradores estaban involucrados. Aunque los informes de tres individuos no fueron corroborados, y puede que en último lugar sean incorrectos, el hecho se mantiene, que la información contenida solamente en el iPhone decomisado podría proveer evidencias que identificaran los aún desconocidos coconspiradores que serían acusados por el asesinato y el intento de asesinato en el condado de San Bernardino por el fiscal del distrito", comentó Ramos.

Tiroteo en San Bernardino
Tiroteo en San Bernardino

El fiscal indicó que ese iPhone podría tener evidencias de posibles "ciber patógenos durmientes" que existieran en la infraestructura del condado de San Bernardino, ya que el teléfono estaba conectado a esa red.

Familiares de cinco de las víctimas mortales del ataque, y uno de los sobrevivientes, también presentaron documentos en los que afirman que la solicitud del FBI es legal y que las preocupaciones de Apple son "especulativas". Los familiares argumentan que el dispositivo podría tener pistas útiles o incluso "explicar el motivo de esta tragedia sin sentido".

Unas 40 empresas -entre ellas muchas de las más relevantes del sector tecnológico-, individuos y organizaciones han presentado argumentos legales a favor de Apple ante el tribunal federal de California (EEUU).

publicidad

El último gran organismo en pronunciarse sobre este caso ha sido Naciones Unidas, que se decantó por posicionarse del lado de la empresa de la manzana mordida en esta polémica. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, manifestó que "forzar a Apple a crear programas informáticos para minar los elementos de seguridad de sus propios teléfonos" puede tener "consecuencias negativas para los derechos humanos de las personas en todo el mundo".

Lea también:
Una victoria para Apple en caso de desbloqueo de iPhone
Grandes firmas respaldarán a Apple en su pelea con el gobierno de EEUU
Víctimas piden a Apple que abra iPhone de terrorista
Qué significa la pelea de Apple con la Justicia y el FBI por un iPhone bloqueado

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad