publicidad
Samuel Ruiz, Obispo de Chiapas.

El polémico cura mexicano al que Francisco rinde honores

El polémico cura mexicano al que Francisco rinde honores

Francisco rezará ante la tumba de Samuel Ruiz, un obispo mexicano que fue vigilado por el Vaticano y acusado de fomentar una guerrilla con los indígenas.

Samuel Ruiz, Obispo de Chiapas.
Samuel Ruiz, Obispo de Chiapas.

El papa Francisco visita este lunes el sureño estado de Chiapas, un estado golpeado por el polémico obispo de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz García, un religioso ahora fallecido pero que en su momento fue acusado de tener vínculos con la guerrilla.

Samuel Ruiz, nacido en Irapuato, Guanajuato en 1924, fue un conocido defensor de los derechos de los pueblos indígenas, no sólo de México sino también de América Latina. Desde 1959 fue designado como Obispo en Chiapas, una zona que se caracteriza por su extrema pobreza y por tener una población mayoritariamente indígena.

Fue un mediador en varios conflictos que han aquejado a América Latina pero su principal participación la tuvo en el conflicto que vivió Chiapas con la aparición y presencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), liderado por el subcomandante Marcos. Por esta labor, la UNESCO le entregó el Premio Simón Bolívar. También recibió varios conocimientos de derechos humanos por su defensa de los pueblos indígenas.

Murió en enero del 2011 en la Ciudad de México. Por su actividad, el Vaticano lo vigiló por muchos años, ante el temor de que promoviera una iglesia autónoma y que estuviera totalmente separada de Roma.

publicidad

En este viaje que el papa Francisco hace a la región, se espera que rece ante su tumba. Ha insistido en rendirle honores. Un grupo de 14 parientes del fallecido obispo llegaron a San Cristóbal para tratar de acercarse al Papa.

“Sentimos una emoción muy grande ya que mi tío fue atacado por todos lados y ahora vemos que el Papa lo reconoce, es mucha la alegría que tenemos”, comentó María Inés Ramírez Ruiz, una de sus familiares.

A cinco años de su muerte, su memoria, reseña la prensa local, aún desata los temores de sus adversarios históricos pero a su vez también es un símbolo de esperanza y de resistencia para muchos defensores de los derechos humanos.

Chiapas recibe al papa Francisco


A Samuel Ruiz el gobierno federal lo acusó de alentar la rebelión de las comunidades indígenas y de ayudar a que surgiera el EZLN en 1994.

Es por eso que la decisión de Francisco, de visitar su tumba, ha generado controversia. Algunos dicen que es un gesto de reivindicación, otros tantos un respaldo a la iglesia que promovió y para otros un reconocimiento que, a estas fechas, se vuelve inútil y tardío.

“El Papa es un hombre humilde que viene a honrar la memoria de un hermano obispo que sirvió incansablemente a los pobres, vivió entre ellos, corriendo riesgos, amenazado de muerte, que prefirió estar más cerca de los pobres que del poder y el Papa sabe lo que es andar entre los pobres y sufrir lo que sufren los pobres”, explicó fray Raúl López, un religioso dominicano que fue colaborador cercano de Ruiz, en una entrevista con el periódico El Economista.

publicidad

"Jtatic", como su pueblo lo llamase, murió el 24 de enero de 2011 y fue llevado a San Cristóbal de Las Casas, donde lo velaron a partir del lunes 25 de enero de ese año, para, un día después, depositar su cuerpo en un sepulcro ubicado en la parte posterior del altar de esta principal sede católica de los Altos de Chiapas.

Su último adiós

El velorio, la despedida de su pueblo, con el que pasó 41de sus 86 años, transcurrió en medio de una gran tristeza, dolor, con flores, oraciones y veladoras.

Hasta allá llegó una multitud de indígenas que fueron a darle el último adiós en su féretro de madera al que le hicieron un camino de pétalos de rosas y veladoras a partir de la entrada de la catedral, hasta el sitio al que pasaron sus feligreses a despedirse del clérigo.

Entre los dolientes que recibieron el cadáver estuvieron autoridades estatales, el aún obispo, Felipe Arizmendi Esquivel y su auxiliar, Enrique Díaz Díaz, además de Luís Héctor Álvarez en representación del entonces gobierno federal.

El obispo de Saltillo, Raúl Vera López, quien fuera coadjutor de esta diócesis en los tiempos en los que Ruiz la encabezó, dijo en esa oportunidad que siempre estuvo cerca del fallecido pastor de quien ahora le queda su ejemplo.

“Él nos deja una historia bellísima de trabajo por los más pobres, difícil de olvidar su trabajo, pero seguiremos su ejemplo”, comentó.

publicidad

Como lo acostumbró en su labor de ministro de la iglesia, Samuel Ruiz fue vestido para su última morada con una mitra bordada a mano con motivos indígenas y de igual forma su estola y sus ornamentos observados por los autóctonos que hicieron enormes filas para verlo.

El papa visita Chiapas
El papa visita Chiapas


A la usanza local, durante la velación, la diócesis repartió café y pan entre los dolientes con el apoyo de muchas fieles voluntarias que se turnaron para estar pendientes de que todos recibieran una porción del alimento caliente para mitigar también el fuerte frío de las primeras horas de aquel 25 de enero en el que paradójicamente se conmemoraron 51 años de su consagración episcopal.

Su partida definitiva fue a las 14:05 del martes 26, cuando cientos de indígenas y mestizos lo llevaron a su última morada, situada en la Catedral de la Paz, donde fue reconocido por dignatarios de la iglesia católica y del medio político.

La misa de cuerpo presente fue oficiada por el nuncio apostólico en México, Cristophe Pierre quien leyó el mensaje papal de Benedicto XVI, firmado por el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone

publicidad

Luego, a nombre de los obispos mexicanos, el arzobispo Rogelio Cabrera López, leyó el mensaje en el que dijo que se unen a su iglesia particular, “compartimos los mismos sentimientos y agradecemos al Señor la vida y obra de Don Samuel Ruiz García, quien fue siempre reconocido por su adhesión a Cristo y a los más necesitados”.

Don Samuel, agregó, “fue promotor incansable de la paz y voz clara de la justicia; no desfalleció en servir a quien había puesto por su esperanza.

El obispo emérito Samuel Ruiz, un promotor de los derechos indígenas y q...
El obispo emérito Samuel Ruiz, un promotor de los derechos indígenas y quien fungió como mediador con la guerrilla del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), falleció en la ciudad de México. Tenía 86 años.


Luego de las homilías, fieles de diversas etnias hicieron la oración de petición en diversos idiomas; por ejemplo en tzotzil, tzeltal, chol, zoque y en quiché.

Una indígena refugiada guatemalteca, de nombre María, fue quien dijo en quiché: “Pedimos a Dios que sigas siendo el gran defensor de los seres humanos en América Latina y en todo el mundo”.

Al concluir la misa, se realizó una procesión solemne para llevar a Jtactic Samuel a su tumba, y para ello, los diáconos indígenas que asistieron a la celebración, tomaron entre sus manos el féretro y lo llevaron hasta la parte trasera del Altar Mayor de la Catedral, también conocida como de “La Paz”.

Allá lo dejaron en su última morada, donde el ahora Pontífice Francisco, orará este lunes 15 de febrero por la continuación de su eterno descanso.

publicidad

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad