publicidad
Josué, de 5 años, José Luis, de 10, y Brandon, de 5.

El destino de tres niños salvadoreños queda en manos de México

El destino de tres niños salvadoreños queda en manos de México

Activistas de Los Ángeles piden intervención de canciller mexicana en caso de los niños migrantes en Tijuana

Activistas entregan petición al cónsul de asuntos políticos Mario Pérez.
Activistas entregan petición al cónsul de asuntos políticos Mario Pérez.

Jorge Morales Almada
jalmada@us.univision.com
@Yorshmore

Organizaciones proinmigrantes en Los Ángeles solicitaron la intervención de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México en el caso de los tres niños salvadoreños que desde hace más de dos meses se encuentran en un albergue de Tijuana.

Josué, de 5 años, José Luis, de 10, y Brandon, de 5.
Josué, de 5 años, José Luis, de 10, y Brandon, de 5.

Los activistas entregaron una carta en el Consulado de México en Los Ángeles para que sea enviada a la canciller mexicana Claudia Ruiz Massieu Salinas, a quien le piden que otorgue un salvoconducto humanitario y sean liberados del albergue los tres niños para que puedan solicitar asilo político en Estados Unidos y se reúnan con sus madres que viven en Washington D.C.

Los niños Jorge Luis y Brandon López, hermanos de 10 y 5 años de edad, así como el primo de ellos, Josué Castellón, también de 5 años, viajaron acompañados de un “coyote” desde el departamento de San Miguel, en El Salvador, hasta la frontera sur de California.

La travesía al norte duró 19 días, del 25 de octubre que salieron al 13 de noviembre que fueron detenidos en Tijuana por agentes mexicanos de inmigración y enviados a un albergue en el que esperan la deportación a su país.

publicidad

Ingrid López, la madre de dos de los niños, quien desde hace casi un año vive en la capital de Estados Unidos, contó a Univisión Los Ángeles que la decisión de traer a sus hijos con un “coyote” obedeció al peligro que corrían en su país por la violencia de las pandillas, misma situación por la que ella huyó de El Salvador.

Lea más sobre esta historia:

- Niños migrantes quedan varados en Tijuana
- “Mis hijos corrían más peligro en El Salvador que con un coyote”

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad