null: nullpx
Vanessa Guillen

El proyecto de ley 'Yo soy Vanesa Guillén' vuelve a presentarse en el Congreso

La ley Yo Soy Vanessa Guillén "revolucionaría" la respuesta de los militares a las denuncias de acoso y agresión sexual al convertir el acoso sexual en un delito autónomo dentro del sistema de justicia militar y trasladar las decisiones de enjuiciamiento de los casos de agresión y acoso sexual fuera de la cadena de mando.
13 May 2021 – 12:33 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Ocho meses después de que se presentara por primera vez, pero no saliera adelante, el proyecto de ley 'Yo soy Vanessa Guillén' se vuelve a presentar en el Congreso este jueves, y sus promotores confían ahora en su aprobación en 2021.

La congresista demócrata de California, Jackie Speier, y varios otros miembros de la Cámara de Representantes, tienen previsto presentar la propuesta de ley que lleva el nombre de la fallecida soldado del Ejército estadounidense Vanessa Guillén, asesinada el año pasado en Fort Hood, Texas.

Como señal del creciente apoyo a la reforma de la justicia militar este año, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, tiene previsto asistir a una rueda de prensa a las 14:00 horas (EST) con la familia Guillén, junto con el presidente de la Comisión de Servicios Armados de la Cámara, Adam Smith. El proyecto de ley también cuenta con el apoyo de dos congresistas de Texas, Sylvia García y Verónica Escobar.

También se espera que la senadora demócrata por Hawaii, Mazie Hirono, presente el jueves una versión idéntica de la legislación en el Senado de Estados Unidos.


Para convertirse en ley, el proyecto debe ser aprobado en ambas cámaras antes de ser presentado al presidente para su firma final. El presidente Joe Biden ha señalado su apoyo a los esfuerzos para proteger a los militares de abuso sexual.

Un proyecto de ley similar, con algunas diferencias importantes, fue presentado en el Senado el 4 de mayo por la senadora de Nueva York Kirsten Gillibrand, con el apoyo bipartidista de 61 miembros.

"Salvará miles de vidas"

La ley Yo Soy Vanessa Guillén "revolucionaría" la respuesta de los militares a las denuncias de acoso y agresión sexual al convertir el acoso sexual en un delito autónomo dentro del sistema de justicia militar y trasladar las decisiones de enjuiciamiento de los casos de agresión y acoso sexual fuera de la cadena de mando, según la oficina de Speier.

"Nuestro proyecto de ley salvará miles de vidas, mejorará el sistema militar y aumentará la baja moral que actualmente afecta a nuestros militares", dijo la abogada de la familia Guillen, Natalie Khawam. "Desgraciadamente, nunca podremos traer de vuelta a la especialista Vanessa Guillen, lo que supone una gran pérdida para nuestro país, pero con este proyecto de ley, Vanessa no murió en vano", añadió.

El proyecto de ley también establecería un proceso para la compensación financiera de los miembros del servicio que sobreviven a la violencia sexual cuando el ejército ha sido negligente, y también reformaría el programa de acoso sexual/respuesta y prevención de agresiones (SHARP) del ejército estableciendo un liderazgo civil y garantizando que los defensores de las víctimas y los coordinadores de respuesta a las agresiones sexuales sean puestos a tiempo completo y dependan de una cadena de mando independiente.

El asesinato de Guillén se ha convertido en el catalizador de la reforma después de que su familia, con sede en Houston, haya hecho una campaña implacable para que se haga justicia con los responsables de su muerte y con otras víctimas de la violencia sexual en el ejército que se han presentado para sacar a la luz los abusos, las represalias y la discriminación que han sufrido.

El caso sacó a la luz la cultura "permisiva" de los abusos sexuales en la base del Ejército, Fort Hood, y un escandaloso número de agresiones sexuales no perseguidas. La familia de Guillén ha afirmado que estaba siendo acosada sexualmente antes de su muerte, pero que había temido denunciarlo a su cadena de mando por miedo a las represalias.

Cargando Video...
La muerte de Vanessa Guillén: un año a la espera de respuestas

Los datos hablan por sí solos

A lo largo de la última década, los propios datos del Pentágono muestran que las denuncias sin restricciones de agresiones sexuales en las Fuerzas Armadas se han duplicado, pero la tasa de enjuiciamiento y condena se ha reducido a la mitad. Hubo casi 21.000 casos de agresión sexual en 2018, incluyendo a 7.500 hombres, frente a los 14.900 estimados en la anterior encuesta de 2016. El número de mujeres en las Fuerzas Armadas que experimentaron agresiones sexuales aumentó un 50%, de 8.600 en 2016 a 13.000 en 2018.

A pesar de las grandes esperanzas, aún quedan varios obstáculos por superar antes de que se apruebe la histórica legislación, entre ellos la resolución de las diferencias entre los dos proyectos de ley en la Cámara de Representantes y el Senado.

Ambos proyectos de ley eliminarían la persecución de los abusos sexuales de la cadena de mando y la pondrían en manos de fiscales militares capacitados e independientes. El proyecto de ley de la Cámara de Representantes, liderado por Speier, también permitiría a las víctimas presentar reclamaciones por daños y perjuicios, aunque sólo dentro del sistema militar y no en los tribunales civiles, donde los daños pueden ser mucho mayores.

La versión de Gillibrand, titulada 'Mejora de la Justicia Militar y Aumento de la Prevención', no incluye las reclamaciones por daños, pero cubre una gama más amplia de delitos graves, incluido el asesinato. Gillibrand anunció el jueves que ahora tiene 61 copatrocinadores bipartidistas, el umbral crítico necesario para la aprobación, incluyendo 41 demócratas, 2 independientes y 18 republicanos.

Pero fuentes dijeron a Univision Noticias que Gillibrand y Speier están abiertas a trabajar juntas para suavizar las diferencias.

Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad