null: nullpx

Pensó en suicidarse por el ‘bullying’ contra su peso y ahora es la modelo colombiana de talla grande más cotizada

María Jiménez Pacífico es un ejemplo de resilencia. Sobrevivió al fuerte maltrato por su aspecto y se convirtió en defensora del amor propio.
16 Jun 2017 – 6:29 PM EDT

Las frases de María Jiménez Pacífico, la hispana que triunfa como modelo XL tras superar la bulimia

Loading
Cargando galería

“Dios me mandó al mundo con estos senos gigantes y con un trasero muy grande. Tengo el dinero para hacerme operaciones o un diseño de sonrisa, porque mis dientes no son perfectos, pero me encantan todas las partes de mi cuerpo y las acepto como son”, dice María Jiménez Pacífico, activista contra el bullying y pionera en Colombia del modelaje internacional de talla grande, plus size o XL .

Ella nació y vivió hasta los 14 años en Plato, un pequeño municipio en el norte del país, donde fue víctima de acoso escolar durante una década.

Size doesn't define our worth as women. You can conquer the world and achieve your dreams and goals at any size ( with rolls and YES Celulitis) . You have the control of your life, you make your own rules so go out to the world and make it happen! Remember always this: You are worthy because of your heart and good values #IMWORTHATANYSIZE --- Nuestra talla no define nuestro valor como mujeres. Nosotras podemos conquistar el mundo y lograr nuestros sueños y objetivos, desde cualquier tamaño. ¡Sí!, aun con rollos y celulitis! Nosotras tenemos el control de nuestra vida; ¡ustedes, hacen sus propias reglas para salir al mundo y lograr lo que se propongan! Recuerden siempre : Ustedes son valiosas por su corazón, ingenio y valores! #inclusiontallasgrandesencolombia #mariajimenezpacifico #revistafucsia #micuerpolibre

Una publicación compartida de MARIA JIMENEZ PACIFICO (@mariajimenez_official) el


“Unas niñas me molestaban de maneras severas porque siempre fui un poco más gruesa y me decían que tenía nariz de cerdo. A esa edad pedía cirugías, mi mamá lloraba con la situación. Ahora no las culpo porque recibieron mensajes de los medios de comunicación y de la publicidad sobre el deber ser flacas. Cuando no hay madurez, cualquier cosa puede vulnerar la autoestima”, expresa.

Su madre decidió radicarse en Islandia, Europa, y le propuso irse con ella o terminar el colegio en Colombia.

María pensó que viajar era su única oportunidad para escapar del asedio, pese a que le advirtieron que la cultura, el idioma, la comida y la gente eran diferentes: “Me quería suicidar desde los 8 años a raíz del acoso escolar y le dije que irme era lo mejor, que no aguantaba más. Llegué predispuesta a Islandia, creí que debía adelgazar para que me aceptaran, pero encontré una sociedad incluyente y que respeta de manera cabal la diferencia”.

Sin embargo, como consecuencia de las ofensas que recibió en la niñez y parte de la adolescencia, al dejar su lugar de origen comenzó a padecer bulimia. Hizo dietas extremas y se indujo el vómito los dos años siguientes a la mudanza. Llegó a las 120 libras, poco de acuerdo con su peso normal y con una estatura de 5,75 pies.

“Tuve el coraje de aceptarlo y se lo conté a mi mamá. El apoyo de mi familia y los tratamientos sicológicos fueron fundamentales para superar la bulimia. Fue un proceso, solo después de cumplir los 19 me sentí totalmente libre en mi propia piel”, asegura.

Trampolín
Su progenitora la llevó a una academia de modelaje cuando tenía 6 años, pero María creció segura de que esa no iba a ser su profesión.

“Quería ser médica forense y no modelo porque era gorda para los ojos de los demás, me crié con ese pensamiento. A los 16 comencé a tomarme fotos y a subirlas en una red social, por donde me empezaron a contactar para colaboraciones. El fotógrafo de reinas de belleza de Islandia Arnold Björnsson me descubrió en esa plataforma digital, me propuso un portafolio y me dijo que lo llevara a Eskimo Models, una agencia aún muy importante en los países nórdicos. A los tres días ya tenía mi primer contrato con Zara Islandia”.

Desde ese momento su carrera no ha parado. Trabajó con Nude Magazine, Topshop, Lindex, Vero Moda, Dorothy Perkins, Karen Millen, entre otras marcas y publicaciones. Posó desnuda para Vogue Italia y participó con la compañía danesa Carmakoma en el evento Copenhagen Fashion Week SS14.

Formó parte de ‘Las caras más bonitas 2015’, del ‘Top 20 de mujeres destacadas 2016’ y del ‘Top 12 de modelos destacadas 2017’ de la revista internacional Style & Curves. También, de ‘Las 8 mujeres con curvas que inspiran al mundo 2015’ de Elle México.

Se le han presentado oportunidades laborales en Estados Unidos después de su aparición en Plus Model Magazine y Volup2 Magazine, esta última de la fotógrafa icono de talla XL para diseñadores de alta costura Velvet d'Amour.

Jiménez Pacífico, ahora con 27 años de edad y 11 de experiencia, promueve el amor propio en medios de comunicación, campañas publicitarias y redes sociales.

Dice que intenta responder todos los mensajes y las cartas que le envían quienes se subestiman, para que encuentren su belleza en la inteligencia, los valores y el espíritu. Tilda a su país natal de padecer “gordofobia” y sueña con que las compañías colombianas de moda incluyan los cuerpos con curvas de la mayoría de las latinas.

“Debido al acoso escolar tengo una personalidad muy fuerte, no me da miedo nada. No se puede ser esclavo del cuerpo, es como habitar en un cárcel. Soy una mujer divina y peso mucho… muchos quilates”, culmina.


RELACIONADOS:PI Reportajes
Publicidad