null: nullpx

Nació con la presión de ser "Miss Mundo" y ahora está a un paso de convertirse en Nuestra Belleza Latina

Lleva diez semanas luchando por quedarse con la corona de NBL y toda la vida soñando con ser la mujer más bella del mundo. Esta es la verdad detrás de la competidora venezolana que podría ser la primera de este país en ganar el concurso.
30 Nov 2018 – 02:52 PM EST

Migbelis Castellanos es hermosa, a nadie le queda duda. Su belleza la llevó a competir en Miss Universo en 2013. Cinco años después decidió luchar contra sus propios demonios (y contra los estereotipos de concursos como aquel) y se presentó en Nuestra Belleza Latina.

Migbelis llegó a las audiciones del reality de Univision tras alejarse de los reflectores durante largo rato. Sus compatriotas la criticaban por su subida de peso y aseguraban que por esa razón su país se había quedado sin el título. Con su slogan "Sin tallas, sin límites, sin excusas", Nuestra Belleza Latina le ofrecía una oportunidad de acabar con todas las críticas que la llenaron de complejos en un momento de su vida.


La necesidad de convertirse en la mujer más bella del mundo se volvió parte de su vida desde antes de nacer, cuando su madre la llamaba "Miss Mundo" mientras la tenía en la barriga y, más tarde, cuando era pequeña. Aquel ánimo de que Migbelis se convirtiera en Miss Venezuela fue una herencia de su madre, quien siempre soñó con serlo. La venezolana está absolutamente segura de que ella nació para hacer realidad los sueños de su mamá.

Migbelis y su madre se enfocaron tanto en este objetivo que finalmente lo lograron. La venezolana se convirtió en la mujer más bella de su país; sin embargo, no alcanzó a obtener el título a nivel mundial. Ahora compite por hacerlo a nivel regional, dentro de Nuestra Belleza Latina.


Mexico, Puerto Rico, Cuba, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana son los países que se han llevado la corona de Nuestra Belleza Latina a lo largo de diez ediciones. Este año, finalmente, Venezuela podría llevarse el primer lugar, con Migbelis Castellanos, la candidata que este año se encuentra entre las tres finalistas.

Su experiencia en aquel concurso internacional la colocó en un lugar privilegiado entre sus compañeras, sabía que esta sería una ventaja pero también podía ser un obstáculo. Sin embargo, ella siempre se ubicó como su igual, por eso se enfocó en hacer su mejor esfuerzo en los retos y en entregarse al público con honestidad y ofreciendo su mejor sonrisa. Su buen humor y su chispa la llevaron hasta donde está.


El paso de Migbelis por Nuestra Belleza Latina no ha estado libre de polémica: Desde la audición, cuando acusó a Osmel Souza de los problemas de autoestima con los que debió lidiar cuando él la llamó "gorda de mierda", hasta los conflictos que tuvo con Nancy Alejandre la semana en que esta última dejó el reality, pasando por los encontronazos que tuvo con Carmen Bátiz por su desinterés de hacer amigas en el show y, luego, cuando ésta la acusó de ser la orquestadora del plan para sacarla del reality.

La ventaja de llegar a Nuestra Belleza Latina como una figura pública no fue opacada por los conflictos de los que formó parte, mas no protagonizó. Su encanto salió siempre por delante.


Migbelis siempre tuvo un espacio en los momentos más dramáticos. Aún así, su nombre seguía apareciendo entre los más votados por la audiencia. A pesar de todo lo que se decía de ella, Venezuela y todos sus seguidores estaban votando. Aquello quedó más claro cuando Isbelia, madre de Migbelis, la visitó en el foro y le aseguró que, lejos de lo que ella creía, en Venezuela la apoyaban mucho, y la querían ver con la corona.

De presentar una plancha para el pelo a hablar sobre cómo los comentarios de los 'haters' en redes sociales impactan en la vida de las figuras públicas, Migbelis se ganó los votos no solo de los miembros del jurado sino de la audiencia, que la colocó entre los tres primeros lugares.


A unos días de conocer a la ganadora de Nuestra Belleza Latina, la Miss Venezuela 2013 tendrá que enfrentarse a dos fuertes participantes: la hondureña Yaritza Owen y la dominicana Ceylin Rosario. La primera, comunicadora conocida en su país, siempre se mantuvo al margen de toda polémica, lo que la hizo ganarse el respeto del jurado; la segunda, contendiente que regresó al concurso tras su paso en 2015, se libró de dos eliminaciones, y podríamos asegurar que es la más querida.

La competencia entre las tres está reñidísima. Estamos a pocas horas de conocer a la ganadora. ¿Tú quién crees que se quedará con la corona?

Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.