null: nullpx
Elecciones Alcaldía de Nueva York 2021

Quién es Eric Adams, el demócrata camino a ser el segundo alcalde negro de Nueva York

Dos semanas después de las elecciones, Adams, presidente de la municipalidad de Brooklyn y expolicía, fue declarado ganador virtual de la nominación por la alcaldía de la ciudad. Eso lo convierte en el casi seguro sustituto de Bill DeBlasio.
11 Jul 2021 – 08:13 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Esta semana, y dos despúes de realizadas las elecciones, Eric Adams fue declarado el ganador virtual de las primarias demócratas para la alcaldía de la ciudad por la agencia de noticias The Associated Press cuando se habían contabilizado los votos emitidos de manera presencial y casi todos los votos emitidos por correo.

La campaña de Adams, de 60 años, se centró en la promesa de reforzar la seguridad pública y de luchar contra la pobreza, y ahora el expolicia y presidente de la municipalidad de Brooklyn, se encamina a convertirse en el segundo alcalde negro de la ciudad de Nueva York.

“Crecí pobre en Brooklyn y Queens. Llevaba un chaleco antibalas para proteger a mis vecinos” dijo Adams en un tuit la noche del martes haciendo referencia a sus tiempos como policía, para luego recordar que ha servido como senador estatal y presidente de Brooklyn. “Me siento honrado de ser el candidato demócrata para ser el alcalde de la ciudad a la que siempre he llamado hogar”.

Las posibilidades de Adams para convertirse en el alcalde de NYC son altas, considerando que compite en una ciudad donde siete de cada diez votantes son demócratas, según la Junta Electoral.

Adams tendrá el reto de sacar la cuidad de la crisis financiera y económica provocada por la pandemia, además de luchar contra la inequidad social que evidenció.

Se espera que la Junta Electoral de la ciudad emita los resultados oficiales antes del 12 de julio.

Un antiguo plan

Adams ha dicho que lograr la nominación demócrata para la alcaldía de NYC es el resultado de un plan que inició tres décadas atrás siguiendo el consejo de Bill Lynch, el vicealcalde de David N. Dinkins, el primer alcalde negro de la ciudad de Nueva York, según reportó el diario The New York Times.

Lynch le aconsejó obtener un diploma universitario, adquirir experiencia gerencial en el Departamento de Policía, trabajar en Albany y convertirse en presidente de la municipalidad. Un plan que Adams ejecutó con disciplina cumpliendo cada requisito.

Siendo un funcionario con historia, su campaña reflotó cuestionamientos a sus actuaciones pasadas: lo criticaron por su participación en un lucrativo acuerdo con la industria de los casinos cuando era senador, supuestamente influenciado por cabilderos de Albany, de acuerdo a una publicación de Politico.

Además se le cuestionó que ha superado repetidamente los límites de las leyes éticas y de financiación de campañas luego de una publicación de The New York Times.

Adams fue criado junto a cinco hermanos en South Jamaica, un barrio de Queens de clase trabajadora, por una madre soltera que limpiaba casas para sacar adelante a la familia.

El candidato afirma que esta experiencia de vida la usó como gancho para conectar con los votantes al mercadearse ante los neoyorquinos como el candidato de clase trabajadora. Adams logró exitosamente el apoyo en los barrios marginales de la ciudad.

“Seré alcalde de los obreros para todos los neoyorquinos”, dijo en tuit haciendo referencia a que los inmigrantes y los obreros son lo que mantienen funcionando a NYC.

En su plan de recuperación de la ciudad prometió invertir en escuelas, atención médica, capacitación laboral. También dijo que implementaría planes de vivienda agresivos y asequibles, recordando que de niño solía ir a la escuela cargando en una bolsa sus pertenencias porque no sabía si al regresar a la casa iba a tener un aviso de desalojo en la puerta.

Su campaña supo aprovechar las repercusiones de los recientes incidentes de violencia en la ciudad, como el tiroteo en Times Square, apelando a la seguridad y manteniendo su propuesta de reformar al departamento de policía sin desfinanciarlo.

Esta posición chocó con la de sus contrincantes más progresistas, que querían reducir la cantidad de policías y su presupuesto para destinar los fondos a otras necesidades de la ciudad. Adams jugó el as que guardaba bajo la manga: relató que él mismo había sido golpeado por la policía cuando tenía 15 años, pero que “el requisito previo para la prosperidad de la ciudad es la seguridad pública”.


El ganador de la nominación demócrata triunfó haciendo alianzas con una coalición de sindicatos, iglesias y de relaciones construidas a lo largo de su carrera política.

Como resultado Adams lideró en las cuatro municipalidades de la ciudad, excepto en Manhattan, según reportó The New York Times considerando el recuento de votos de la primera opción de candidatos. El expolicia logró el voto de votantes negros y latinos de clase trabajadora a quienes prometió representarlos adecuadamente durante la campaña.

“La comunidad latina ha sido pasada por alto y subestimada durante mucho tiempo, pero eso termina con esta campaña. Estoy orgulloso de las décadas que he pasado luchando junto a los latinos de Nueva York y estoy orgulloso de haberme ganado su apoyo”, dijo en un tuit donde compartió una publicación que reportaba el apoyo que recibió de uno de los líderes latinos del estado, el representante Adriano Espaillat.

Adams se enfrentará en las elecciones generales de noviembre al republicano Curtis Silwa, el líder y fundador de Guardian Angels, una organización sin fines de lucro de prevención del crimen sin armas que nació en la década de los 1970, quien también hizo de la seguridad en la ciudad un eje central de su campaña.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default