null: nullpx
Elecciones Alcaldía de Nueva York 2021

Nueva York elige candidatos a la alcaldía en primarias con nuevo (y complicado) sistema de votación

Los neoyorquinos seleccionan al candidato que compita para reemplazar a Bill de Blassio. Cinco demócratas, de un total de 11, tienen oportunidad de lograr la nominación y, con mucha seguridad, lograr la alcaldía en noviembre.
22 Jun 2021 – 05:59 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La carrera por convertirse en el nuevo alcalde de Nueva York vive este martes su jornada final de las elecciones primarias de los partidos para nominar a quien en noviembre será el sucesor de Bill de Blasio.

Los candidatos en las primarias demócratas son los favoritos a tomar el cargo en uno de los tiempos más díficiles para la ciudad de la 'Gran Manzana' que empieza a recuperarse tras haber sido uno de los epicentros de la pandemia.

Las encuestas dan como favorito al actual presidente del distrito de Brooklyn, Eric Adams, aunque seguido muy de cerca por otros tres contendientes: la exdirectora del Departamento de Saneamiento Kathryn García, el excandidato presidencial Andrew Yang y Maya Wiley, exasesora de De Blasio.

Los tres primeros representan al ala más moderada dentro del Partido Demócrata, mientras que Wiley cuenta con el respaldo de las voces más progresistas, como la congresista Alexandria Ocasio-Cortez y la senadora Elizabeth Warren.

Sin embargo, por el nuevo sistema de votación por 'ranking', en el que los electores escogen a los candidatos por orden de preferencia, es posible que el resultado no se conozca sino hasta dentro de varios días.

Los neoyorquinos votarán no solo por un candidato sino por una lista en orden de favoritismo. Los segundos y terceros puestos suman, de manera que es posible que el candidato con más votos como primero no necesariamente logre la nominación.

Conoce las cinco principales candidaturas carrera hacía la alcaldía de Nueva York a un día de las elecciones primarias.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default