null: nullpx
Violencia

Manifestantes queman la alcaldía de Catemaco tras la desaparición de un sacerdote

Los manifestantes reclamaron que las autoridades encuentren vivo al cura católico José Luis Sánchez Ruiz, en paradero desconocido desde el viernes después de que unos desconocidos entraran en su vivienda.
13 Nov 2016 – 3:43 AM EST

Una turba indignada por el secuestro de un sacerdote en la localidad mexicana de Catemaco, dos meses después de que otros dos curas desaparecieran y fueran asesinados en el mismo estado de Veracruz, incendió el palacio municipal.

Las protestas comenzaron en la tarde del sábado cuando decenas de manifestantes se acercaron hasta el palacio municipal para reclamar la búsqueda de José Luis Sánchez Ruiz, quien oficia misa e la parroquia de Los Doce Apóstoles.

Vecinos del municipio denunciaron el día anterior que varios sujetos vestidos de policías ingresaron de manera violenta al domicilio del cura católico, que se encuentra en paradero desconocido desde entonces.


Ante la falta de acción de las autoridades, según los manifestantes, un grupo regresó por la noche para prender fuego al palacio municipal, que ardió parcialmente, y también quemaron un auto de policía.

"Al ver que no había resultados en la investigación, lanzaron gasolina y prendieron esta noche el palacio municipal de Catemaco", indicó el padre Aaron Reyes, portavoz de la diócesis de San Andrés Tuxtla, en declaraciones recogidas por AFP.

El portavoz señaló que los manifestantes no pertenecen a la iglesia y han utilizado la desaparición del sacerdote como pretexto para protestar.

Sánchez Ruiz, de 54 años, había recibido amenazas de muerte después de haber denunciado la violencia en la región vinculada a cárteles de droga. También participó recientemente en una manifestación para protestar contra los excesivos cobros de la Comisión Federal de Electricidad.


Según los testimonios recabados, los miembros de la comunidad escucharon intensos ruidos en el domicilio del sacerdote, pero creyeron que se trataba de albañiles, recoge la Agencia Efe.

Al no lograr localizar al sacerdote horas más tarde tocaron las campanas del pueblo y acudieron al Palacio Municipal para solicitar ayuda.

Fuentes de la Fiscalía General del Estado indicaron que todavía no existe una denuncia penal por la desaparición, pero que mantienen un operativo para dar con su paradero.

Quince curas muertos

Su desaparición se produce apenas dos meses después del asesinato de dos sacerdotes tras ser secuestrados en un templo del municipio de Poza Rica, en el norte de Veracruz.

Los cuerpos de los sacerdotes Alejo Naborí y José Alfredo Jiménez fueron localizados en un paraje adyacente a la carretera Papantla-Poza Rica y las autoridades determinaron que el móvil del crimen fue el robo.

Quince curas han sido asesinados en México desde que asumió su cargo el presidente Enrique Peña Nieto en 2012, según el Centro Católico Multimedial, que hace seguimiento de los ataques contra el clero.


Publicidad