null: nullpx
Vehículos Autónomos

Uber comienza a usar en Pittsburgh vehículos que se manejan solos

Este miércoles la empresa de transporte privado comenzó a ofrecer ese servicio en la ciudad de Pensilvania. Se trata del primer paso para eventualmente deshacerse de sus choferes.
14 Sep 2016 – 1:21 PM EDT

Este miércoles la empresa de taxis Uber comenzó a ofrecer su servicio en la ciudad de Pittsburgh con vehículos de conducción autónoma. Se trata del primer paso para eventualmente deshacerse de sus choferes.

La iniciativa entra en vigor un año y medio después de que Uber contratara a decenas de investigadores del centro de robótica de la Universidad Carnegie Mellon con el fin de desarrollar esa tecnología.

Esto no significa que Uber inundará la ciudad con vehículos autónomos. Desde este miércoles estarán disponibles para los clientes cuatro carros con esa tecnología. En un principio los vehículos autónomos contarán con un chofer y un técnico al frente del automóvil y sólo intervienen en casos específicos en los que es necesaria la decisión humana.


El modelo utilizado es el Ford Fusion de motorización híbrida adaptado por el Centro de Tecnologías Avanzadas de Uber ( Uber ATC, por sus siglas en inglés), con capacidades de conducción autónoma que ya ha estado recorriendo las vías en esa ciudad en el suroeste del estado de Pensilvania.

La meta final de Uber es el reemplazo total de sus choferes por sistemas de conducción autónoma, lo que afianzaría aún más su modelo negocios de transporte de personas sin el empleo de hombre o mujeres al volante.

Autos sin choferes

Travis Kalanick, fundador y jefe ejecutivo de Uber le dijo a Bloomberg que "nuestro objetivo es prescindir de choferes en el vehículo".

En efecto, los planes de Uber son reemplazar la mayor cantidad de sus 1.5 millones de conductores con vehículos autónomos en todo Estados Unidos.

De inicialmente utilizarlos como contratistas independientes, Uber quiere ahora prescindir completamente de ellos. Los vehículos utilizados en el programa piloto en Pittsburgh cuentan con tabletas en el asiento trasero a fin de que los pasajeros puedan monitorear el progreso del viaje sin interactuar con el tripulante.

En todo caso, algunos expertos indican que este plan piloto está utilizando a los habitantes de Pittsburgh como conejillos de indias ya que es probable que se produzcan accidentes. Sin embargo, los defensores de la conducción autónoma afirman que la idea de esta nueva tecnología es justamente ayudar a bajar las cifras de accidentes debido a errores humanos.

Publicidad