null: nullpx
Univision Data

¿Por qué los millennials latinos no quieren a Hillary Clinton?

Una nueva encuesta revela que los jóvenes hispanos que amaban a Bernie Sanders están insatisfechos con lo que ella ofrece
25 Oct 2016 – 12:24 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Los jóvenes aspiran a un cambio radical que Clinton no parece ofrecerles Crédito: Getty Images

No es suficiente que pueda ser la primera mujer en jefear el mundo Occidental desde la Casa Blanca. Tampoco que hable en defensa de Alicia Machado y los inmigrantes. Entre las minorías millennials, los latinos son quienes menos apoyan a Hillary Clinton, la candidata demócrata para la presidencia de los EEUU, con ventaja en las encuestas.

Los hispanos le dan un 44% de la intención de voto, mientras los negros y los asiáticos le dan un 59% y un 52%, respectivamente.

El mismo fenómeno vivió Barack Obama en el 2012. Los hispanos no eran su fuerte entre las minorías. Sin embargo, él mostró once puntos más que Clinton en la intención de voto de los latinos con edades entre 18 y 30 (74% v 63%).

Así lo muestra la encuesta de GenForward de Black Youth Project de la University of Chicago con la Associated Press y el NORC Center for Public Affairs Research, publicada ayer y ejecutada entre el 1 y el 14 de octubre.


Esto intriga a los analistas: ¿qué hace a Clinton tan impopular entre los adultos jóvenes?

"Obama era el primer posible presidente negro y eso podría despertar entusiasmo entre los jóvenes, pero Hillary no despierta eso pese a que sería la primera mujer en la Casa Blanca. Es una tendencia interesante. Ojalá tuviera una respuesta clara y directa, pero no la tengo", advierte Matthew Luttig, uno de los académicos a cargo de la encuesta.

"Una posible explicación puede ser que los jóvenes demócratas no se sienten representados por ella, pero sí por Bernie Sanders", valora Luttig.

Entre los votantes de Bernie Sanders en las primarias (un senado de 75 años, quien salió derrotado en la primarias por Clinton), son precisamente los hispanos quienes están menos dispuestos a votar por Clinton, con 47% de intención electoral. Como contraste, el 64% de los asiáticos votarían por ella.

Y como si fuera poco, el mayor porcentaje de seguidores de Sanders no dispuesto a votar por nadie es latino. El 17% de hispanos que apoyaron al senador hoy no quiere ni si quiera ir a las urnas.

Además, el estudio registra un hecho que sugiere un alto descontento entre los jóvenes por las opciones políticas actuales: 20% de los blancos que apoyaron a Sanders, claramente ubicado hacia la izquierda en el espectro político de EEUU, dicen que votarán por el libertario Gary Johnson.

"Dado que Gary Johnson y Bernie Sanders están de acuerdo en poco en lo que a política pública se refiere, esto puede representar un voto contra los dos candidatos a la presidencia de los dos grandes partidos políticos", concluye el informe.

La encuesta GenForward tiene representatividad nacional. Su muestra es de 1,832 adultos entre 18 y 30 años. Las entrevistas se realizaron en línea y utilizando líneas fijas y móviles entre el 1 y el 14 de octubre. Los resultados tienen un margen de error de 3.8 puntos porcentuales.

¿Qué ofrece Bernie Sanders que no ofrece Clinton? La idea de un cambio real.

Así lo interpreta la analista Molly Roberts, politóloga de la Universidad de California en San Diego. "La forma sencilla de responder esta pregunta es que Hillary Clinton no predica el cambio radical. Barack Obama lo hacía, y Bernie Sanders lo hacemillennials les gusta eso."

Sin embargo, puede resultar peculiar que Clinton no despierta entusiasmo electoral pese al hecho de que esté a las puertas de ser la primera mujer presidente en EEUU, algo atractivo para los jóvenes que quieren una sociedad más incluyente. ¿Cómo explicarse eso?

"Clinton puede ser mujer, pero también es blanca, con dinero, heterosexual. Si ella fuera negra, u homosexual, o pobre, además de mujer, algunos jóvenes estarían más inclinados a votar por ella", explica Roberts.

La impopularidad como norma

El descontento por las opciones políticas que ofrecen estas elecciones es claro. Tanto Hillary Clinton como Donald Trump son los candidatos a la presidencia más impopulares de los últimos 30 años, según una encuesta de ABC News/Washington Post de agosto.

Entre los votantes registrados, 59% de los adultos dan calificaciones poco favorables para Clinton. Trump es prácticamente igual de impopular, con un 60%.

Trump podrá ser odiado por misógino o racista, pero Clinton parece enfrentar los costos de las polémicas alrededor de los correos electrónicos y los discursos bien pagados que dio a los banqueros, junto al hecho de ser parte del establishment.

Nada de eso, sin embargo, parece impedirle ser la próxima presidenta de EEUU, si las encuestas tienen la razón.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Univision Data

Más contenido de tu interés