Burberry rectifica y dice que no destruirá productos sobrantes luego de quemar 38 millones en mercancía

La empresa fue muy criticada en julio luego que se supiera que prefería quemar la mercancía en lugar de ofrecerla con descuento o darla a organizaciones benéficas. En aquel momento defendió la práctica. Ahora afirma que han decidido rectificar y tampoco usar pieles, una medida que celebraron grupos ecologistas.
6 Sep 2018 – 9:23 AM EDT

Marcha atrás. Al menos eso es lo que afirmó la marca de lujo británica Burberry este jueves que va a hacer al revelar que va a poner fin a la práctica consistente en destruir los productos no vendidos al tiempo. La medida llega a menos de dos meses que la compañía sufriera un gran repudio en redes sociales luego que se supo que destruyó 38 millones de dólares de productos a los que no les pudieron dar salida.

Burberry sacó en un comunicado en el que indicó que cesará de destruir ropa y cosméticos con efecto inmediato, tras haber establecido recientemente una estrategia destinada a remediar las causas del derroche. También estableció que no van a utilizar pieles para sus colecciones.

La marca afirma así estar determinada a proseguir con sus esfuerzos para reutilizar, reparar, dar y reciclar los productos que no se pudieron vender.

El paso dado por la empresa este jueves contrasta con la respuesta que dieron luego que fueron criticados por la información que apareció en su informe anual de julio, cuando Burberry afirmó haber destruido en 2017 artículos por valor de más de 28 millones de libras (36 millones de dólares).

En ese momento, Burberry no dio marcha atrás y justificó su modo de actuación afirmando que el proceso de destrucción se hacía "manera responsable". En ningún momento dio indicio de que fuera a acabar con esta práctica. Es más, justificó la "necesaria eliminación de los productos".

Es cierto que grandes distribuidores y marcas de lujo suelen deshacerse de sus productos, en lugar de venderlos a precios rebajados, como medida para proteger su propiedad intelectual e impedir las falsificaciones. Cuando en julio se conoció el caso de Burberry, muchos en las redes sociales también le reprocharon a la empresa que prefiriera destruir la mercancía en lugar de donarla a personas necesitadas.

"El lujo moderno significa ser responsable socialmente con el medio ambiente. Esta convicción es esencial para Burberry y la clave de nuestro éxito a largo plazo", subrayó Marco Gobbetti, el director general del grupo.

En el mismo comunicado, Burberry confirmó que dejará de utilizar las pieles, en particular en la colección que su nuevo director creativo, el italiano Riccardo Tisci, debe presentar el 17 de septiembre en la Semana de la Moda de Londres.

Esta es una "nueva era", escribió el jueves Tisci en su cuenta Instagram.


La firma precisó también que destruirá progresivamente los productos existentes que contengan pieles.

" ¡Victoria!", reaccionó en Twitter la asociación de defensa de los animales PETA. "Tras más de una década de movilizaciones, Burberry prohíbe el uso de pieles y de angora en sus colecciones", se congratuló.

Por su parte, la federación internacional de las pieles expresó su decepción afirmando que "remplazar pieles naturales por materiales plásticos fabricados a partir de petróleo, como las pieles sintéticas, no es de ningún modo ni lujo ni responsabilidad".

Esto cuestan los looks llevados por Melania Trump como primera dama

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingMundo
Publicidad