Las peleas con bolas de nieve ya no serán ilegales en un pueblo de Colorado gracias a un niño de 9 años

Dane Best convenció a los miembros del pueblo de Severance de revocar la medida vigente desde hace casi un siglo y que consideraba a las bolas de nieve como "misiles".
5 Dic 2018 – 8:07 PM EST

Dane Best, de 9 años, logró convencer a los líderes de Severance, un pequeño pueblo al norte de Colorado, de revocar una prohibición que ha afectado por casi un siglo principalmente a los niños de esta zona. Después de escuchar los argumentos del pequeño, la directiva del consejo del poblado decidió por unanimidad que los niños pueden volver a jugar lanzándose bolas de nieve unos a otros.

"Creo que es una ley anticuada (...) Los niños de ahora necesitamos una razón para poder jugar fuera de casa", dijo Dane a los miembros de este consejo en una reunión que duró unos tres minutos y que también fue escuchada por varios padres y niños, según medios locales. "Quiero poder lanzar una bola de nieve sin meterme en problemas", agregó. Luego señaló con el dedo a su primer objetivo: su hermano menor, Dax.

Con esos argumentos, la directiva votó unánimemente a favor de eliminar la prohibición y le dio a los hermanos la oportunidad de ser los primeros en disfrutar de una batalla de bolas de nieve en este pueblo donde son frecuentes las nevadas. Todos aplaudieron.

La madre de Dane, Brooke Best, contó al diario local The Greeley Tribune que el pequeño había estado hablando del tema sin parar desde hace un mes y medio, cuando descubrió que jugar con las bolas de nieve era ilegal. La última vez que nevó, reporta el medio, Dane y sus amigos se lanzaron nieve, aunque vigilando que no los viera la policía. Bromeaban con la idea de que estaban rompiendo la ley.

Para revocar esta parte de la ley, Dane decidió entonces escribir cartas junto a sus compañeros de la escuela.

Kyle Rietkerk, asistente del administrador del pueblo, explicó al Tribune que la ley que prohibía lanzarse nieve era parte de una larga ordenanza que consideraba ilegal lanzar piedras o misiles a la gente, a los animales, edificios, árboles o a cualquier propiedad privada. Y las bolas de nieve eran parte de lo que el texto consideraba un "misil".

"Todos los niños siempre quedaban impresionados cuando se enteraban de que las peleas con bolas de nieve eran ilegales en Severance. Lo que terminaba pasando era que los líderes del pueblo siempre los impulsaban a cambiar la ley. Nadie lo había hecho hasta ahora", dijo Rietkerk a los medios.

En sus explicaciones al consejo del pueblo, Dane les prometió que nunca envolvería una piedra con la bola de nieve, así como tampoco la aventaría contra ventanas.


Llegó la primera tormenta invernal y el noreste se cubrió de blanco (fotos)

Loading
Cargando galería


Publicidad