null: nullpx
Tokyo 2020

"Esto va más allá del deporte": atletas que empataron en final de salto comparten la medalla de oro

Gianmarco Tamberi, de Italia, y Mutaz Barshim, de Qatar, acordaron el empate este domingo en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras una competencia que no se resolvió con un desempate, sino con un gesto de compañerismo.
1 Ago 2021 – 08:52 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Mutaz Barshim, de Qatar, y Gianmarco Tamberi, de Italia, empataron por la medalla de oro en el salto de altura masculino en los Juegos Olímpicos de Tokio. Ambos atletas consiguieron en cada intento a 2.37 metros y ambos fallaron los tres intentos para romper el récord olímpico, de 2.39. Así que acordaron una solución que no se había visto en una justa olímpica en más de 100 años. Desde 1912, para ser exactos. Barshim y Tamberi, quienes son rivales en la pista de atletismo pero amigos en la vida real, pidieron compartir la medalla de oro.

Tamberi y Barshim acordaron el empate el domingo en una competencia que no se resolvió despejando la duda con un desempate, sino con un gesto de compañerismo.

"Todavía no puedo creer que haya sucedido", afirmó Tamberi, de acuerdo con la agencia AP. “Compartir [la medalla] con un amigo es aún más hermoso... Fue simplemente mágico ".

En una reunión con los oficiales de pista, los atletas tuvieron la opción de resolver el empate con un desempate. Barshim tuvo una idea mejor: ¿qué tal dos oros? El funcionario les dijo que era posible.

Barshim asintió y Tamberi aceptó instantáneamente, golpeando la mano de Barshim y saltando a sus brazos. "Para mí, al venir aquí, sé con certeza que por la actuación que hice, merezco ese oro", declaró Barshim. "Él hizo lo mismo, así que sé que se merecía ese oro".

También hizo hincapié en la deportividad, o eso esperan. La presea se suma a la colección de medallas olímpicas de Barshim, combinando muy bien con la plata en Río y otra medalla en los Juegos de Londres 2012.

“Esto va más allá del deporte”, dijo Barshim. "Este es el mensaje que transmitimos a la generación joven".

Ambos saltadores hicieron una actuación perfecta hasta que la barra se estableció en la altura récord olímpica de 2.39 metros (7 pies, 10 pulgadas). Cada uno falló tres veces.

Habían hablado, curiosamente, de que ocurriría si empataran en la final olímpica. Sin embargo, no con gran detalle. "Simplemente dijimos, 'Imagínense'", recordó Barshim. "Hoy sucedió".

Tamberi ha llevado un yeso durante cinco años, un recordatorio de la fractura de tobillo que sufrió justo antes de los Juegos Olímpicos de Río, en 2016. Escribió en él: "Camino a Tokio 2020". Luego, tachó 2020 después de que la pandemia aplazara las competiciones y escribió en rojo "2021".

“Me dije a mí mismo ese día: 'Quiero estar de regreso en Tokio y quiero pelear por la medalla de oro'”, dijo Tamberi.

Ahora, un oro.

Otro para su amigo también.

"Es uno de mis mejores amigos. No solo en la pista sino fuera de la pista ”, comentó Barshim. "Casi siempre estamos juntos. Verdadero espíritu, espíritu deportista, viniendo aquí y transmitiendo este mensaje. "Aprecio lo que ha hecho, él aprecia lo que he hecho. Esto es asombroso".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés