Emergencia en el vuelo de Merkel, Macron sin recepción y Trump enojado con la traducción: las anécdotas del G20 en Argentina

La cumbre del G20 apenas acaba de empezar en Buenos Aires y el encuentro de los líderes de países industrializados y en desarrollo ya ha dejado algunos momentos divertidos, anecdóticos y casi bochornosos que han revolucionado las redes.
30 Nov 2018 – 1:58 PM EST

Macron saludando a los empleados del aeropuerto

La primera imagen curiosa se produjo en la noche del miércoles cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, llegó al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en la localidad bonaerense de Ezeiza, junto a su esposa Brigitte.

Como nadie parecía estar esperándolo, el mandatario optó por saludar a los empleados del aeropuerto dejando así una imagen poco común.

En realidad, todo se debió a una falta de coordinación. La vicepresidenta Gabriela Michetti estaba en el aeropuerto, pero no llegó a tiempo para saludarlo cuando Macron bajó del avión.

Merkel en un vuelo de Iberia

Quien tampoco pudo llegar a tiempo a la tradicional foto de familia y la inauguración oficial de la cumbre del G20 en Buenos Aires fue la canciller alemana, Angela Merkel, por un fallo técnico en el avión que debía transportarla a Argentina.

La aeronave en la que viajaba la mandataria alemana tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en la noche del jueves en la ciudad alemana de Bonn que retrasó su salida.

Finalmente, la canciller fue trasladada hacia Madrid, donde tomó un vuelo comercial de la aerolínea española Iberia hasta Buenos Aires para la sorpresa de pasajeros como Agustín Agüero que retrató así a Merkel al verla aparecer en su vuelo:

La banda se equivoca de persona al recibir al presidente chino

Con Macron no se acabaron los errores de protocolo en el aeropuerto. La llegada a Buenos Aires del presidente chino, Xi Jinping, también dejó una anécdota protagonizada en este caso por la banda que lo esperaba.

Los músicos debían empezar a tocar cuando bajara el mandatario, pero aparentemente se confundieron de persona. Y no fueron los únicos. A los comentaristas de Todo Noticias (TN) que retransmitían su llegada les pasó lo mismo: "Ahí va". "Ahí está", se oye en la retransmisión cuando un hombre de la delegación china baja las escaleras y la banda empieza a tocar por unos segundos.

Tras un minuto de confusión, uno de los presentadores trata de justificarse: "El tema además es que no conocemos... Creo que el que bajó no era el presidente de China, me parece realmente. Porque, además, claro. Esto nos pasa a todos... como es difícil reconocerlos...".


Trump enojado con la traducción

"Creo que le entendí mejor en su idioma que a través de la interpretación". Con esa frase y botando el aparato de traducción simultánea al suelo, el presidente estadounidense Donald Trump expresó su molestia después de escuchar el saludo de su homólogo argentino Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Mientras el anfitrión de la cumbre le daba la bienvenida y le decía que llevaba décadas esperando esa visita -ambos se conocían antes de ser presidentes en su faceta de empresarios-, Trump no podía evitar su molestia con el aparato: lo miraba con cara de confusión y se tocaba el audífono sin que la cosa pareciera mejorar hasta que lo lanza al suelo obligando a un empleado a agacharse para recogerlo.

"Hace años que soy amigo de Mauricio. Era un hombre muy joven, muy apuesto, nos conocemos muy bien. Hice negocios con su padre, excelente, muy buen amigo mío", dijo el presidente Trump tras el incidente con el traductor.

Pero la cosa no acabó ahí. Más tarde, durante las fotos protocolarias, Trump dejó a Macri hablando solo en un extraño momento. Pese a que uno de los encargados de protocolo salió corriendo a buscarlo aparentemente para que regresara, el presidente estadounidense no regresó ante la cara de sorpresa de su homólogo argentino.

En fotos: Entre errores de protocolo y desencuentros transcurrió la cumbre del G20 en Argentina

Loading
Cargando galería



Publicidad