null: nullpx

A Melania Trump siempre le ha gustado el lujo, pero su vestido Chanel para la cena de estado es un verdadero exceso

Pintado y bordado a mano, creado sobre medidas, único e irrepetible, así fue el vestido de alta costura que eligió la primera dama para la gala en honor al presidente francés Emmanuel Macron y su esposa. Aunque es difícil saber el valor exacto, los expertos en moda saben que un vestido de esta marca y de estas condiciones puede superar fácilmente los 70,000 dólares.
24 Abr 2018 – 09:39 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

A Melania Trump nunca le ha preocupado mostrarse razonable con los gastos de su guardarropa, basta recordar aquella insólita chaqueta de 51,500 dólares de la marca Dolce & Gabbana que eligió para un sencillo almuerzo durante la reunión de mandatarios en el G7, en Sicilia, Italia. Con semejante precedente a nadie debería sorprenderle que para su primera cena de estado en la Casa Blanca –ofrecida en honor al presidente francés Emmanuel Macron y su esposa– la primera dama de Estados Unidos haya elegido la más emblemática y costosa marca francesa: Chanel.

Sin embargo, su elección sí genera algo de estupor: Melania Trump ha elegido un vestido que pertenece nada más ni nada menos que a la colección de alta costura de esta marca nacida a principios del siglo XX en Francia. Ese sencillo dato debería de entrada sugerirle a cualquier desprevenido lector que ese traje hecho de apliques brillantes y escote en encaje negro debe costar unos buenos miles de dólares.

En el mundo solo existen 23 diseñadores que hacen parte del Sindicato de la moda de París, condición obligada para hacer alta costura. Entre ellos se cuentan los exclusivos nombres de Christian Dior, Pierre Cardin, Elie Saab, Rad Hourani y, claro, Chanel. Cada traje se hace sobre medidas, se cose a mano y cada pieza es única e irrepetible.

Stephanie Grisham, la vocera de Melania Trump, le ha confirmado a la prensa que efectivamente el traje que ha lucido la primera dama para la cena está hecho en encaje negro, está pintado a mano y está bordado con cristales y lentejuelas. Esos detalles hacen pensar que el valor que pagó la primera dama por su vestido es sencillamente inconfesable.

Loading
Cargando galería


Como bien lo especifica el sitio especializado en moda fashioninsers.com, un vestido de Alta Costura puede tomarse entre 100 y 400 horas de mano de obra para ser terminado y como quienes los cosen son manos especializadas y costosas, los valores de un traje con apliques y bordados como el usado por Melania puede alcanzar los cientos de miles de dólares. Por su parte, el sitio en español Smoda.com calcula un precio medio de un vestido de alta costura en 60,000 euros (unos 73,000 dólares).

No podemos decir que Michelle Obama no haya usado costosísimos vestidos durante las 13 cenas de estado que ofreció en la Casa Blanca. Diseñadores famosos como Carolina Herrera, Alexander McQueen y Naem Khan se colaron al menos una vez en su guardarropa. Sin embargo, ninguno de estos creadores top alcanzan la fama, la reputación y, sobre todo, el costo de un Chanel de alta costura. Una sencilla búsqueda en Google revelará que esta marca está siempre en los tres primeros lugares de las marcas de moda más caras del mundo.

Si en su momento el electorado se indignó porque Malía y Sasha Obama usaran en su primera aparición en una cena de estado, el 11 de marzo de 2016, vestidos que bordeaban los 20,000 dólares, de revelarse el verdadero costo del traje plata de Melania Trump (algo que es casi imposible porque como es hecho sobre medida solo ella y la casa de diseño los saben), la indignación podría transformarse en furia.

Loading
Cargando galería


Con su elección Melania Trump definitivamente ha celebrado el gran legado que ha hecho la cultura francesa en la moda, un gesto que se espera de los vestidos que usan las primeras damas en las cenas de estado, pero ha decidido alejarse completamente de ese gesto tan celebrado en Michelle Obama de mostrarse ávida en presentarle al mundo talentos estadounidenses locales. Lejos de celebrar el talento y la industria local y comprometida con la opulencia, su traje solo puede tener un destino decente: que sea donado a algún museo.

Vea también:


Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés