Tormentas y Huracanes

Florence se convertirá en un gran huracán antes de amenazar la Costa Este de EEUU

Pese a que el fenómeno natural todavía está lejos de la costa del país, algunas proyecciones no descartan que pueda impactar algún punto entre el norte de Florida y las Carolinas. Se espera que en cualquier momento vuelva a tomar forma de huracán.
29 Ago 2018 – 9:21 AM EDT

Se espera que Florence vuelva a ser huracán en las próximas horas y, según los pronósticos, se fortalecerá durante la semana que viene hasta convertirse en un "peligroso gran ciclón" de categoría 4 que amenaza con llegar a la Costa Este de Estados Unidos.

La tormenta aún se encuentra en el Océano Atlántico, a días de su potencial llegada a Estados Unidos, según el último pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (CNH). Pero en el último reporte, el de las 11:00pm, registró vientos sostenidos de 70 millas por hora (110 kilómetros por hora), lo que lo coloca este sábado casi al límite de transformarse en un ciclón de categoría uno en la escala Saffir-Simpson.

"El riesgo de un impacto directo aumenta", advirtió el CNH en su cuenta de Twitter por la tarde, aunque precisó que aún es muy pronto para detallar la hora, el día y la magnitud de su posible impacto en la costa estadounidense, que podría afectar desde el norte de Florida hasta Carolina del Norte.

Este sábado los pronósticos aseguraban que el ciclón continuaba su trayecto al oeste al menos durante los próximos dos días. Será para este lunes cuando retome toda su fuerza y avance como un gran huracán.

"Según las previsiones, el ojo de Florence se moverá sobre el suroeste del Océano Atlántico entre las Bermudas y las Bahamas el martes y el miércoles, y se acercará a la costa sureste de Estados Unidos el jueves ", asegura el reporte.


Actualizado:

Velocidad del viento:

>39 mph

>58 mph

>74 mph

Cono de incertidumbre: indica la zona por donde existe un 66% de posibilidades de que pasé por allí el huracán.

Esta línea NO representa el paso más probable del ojo del huracán. Este puede acabar dirigiéndose en cualquier dirección dentro del cono de incertidumbre, e incluso (con menor probabilidad) fuera de él.

SATÉLITE
Actualizado:
Última imagen tomada por el satélite de la NOAA GOES. Muestra el patrón de nubes característico de los huracanes y su posición actual.
FUENTE: NOAA/NHC
IMAGEN DE INFRARROJOS
Actualizado:
La imagen muestra cambios en la temperatura de las nubes. Esto determina la intensidad de la tormenta
FUENTE: NOAA/NHC
PROBABILIDAD DE VIENTOS
Actualizado:
Probabilidad de vientos sostenidos mayores de 39 mph en los próximos cinco días.
FUENTE: NOAA/NHC

Bermudas ya sintió el azote de Florence. Según el CNH, en su costa hubo grandes marejadas que incluso se sintieron en la Costa Este de Estados Unidos: "Estas marejadas pueden causar olas y corrientes de resaca que amenazan la vida", advierte.

La fuerza de las altas presiones en la atmósfera provenientes del este de EEUU serán las que determinen el curso final de Florence.

Lo que sí es una certeza es que septiembre es tradicionalmente el mes más activo de la temporada de huracanes del Atlántico, por lo que en la cuenca del Caribe, las poblaciones costeras del este de EEUU y el Golfo de México deben monitorear regulamente la actividad ciclónica en esas tres áreas.

Florence se convirtió el miércoles en el primer gran huracán de la temporada 2018, cuando registró vientos sostenidos de 130 millas por hora.

Como previsión, las Carolinas y Virginia declararon este sábado el estado de emergencia.

La infografía de esta pieza fue realizada por Javier Figueroa


En imágenes: los efectos de Gordon al tocar tierra en la frontera entre Mississippi y Alabama

Loading
Cargando galería
Publicidad