null: nullpx
Tormentas y Huracanes

El paso de Willa deja casi 100,000 viviendas sin electricidad y alertan desbordamiento de ríos en el occidente de México

El azote del huracán categoría 3 que llegó la noche del martes a la costa Pacífico de México derribó árboles, postes, paredes, causó daños a estructuras endebles y a un hospital, y ha dejado torrenciales lluvias en Nayarit, Sinaloa y Durango.
24 Oct 2018 – 3:24 AM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- El paso del huracán Willa por el occidente de México provocó fuertes vientos y torrenciales lluvias que dejaron sin servicio eléctrico a 96,200 viviendas en diversos estados y caída de árboles en la costa occidental de México, aunque sin dejar muertos ni heridos, dijeron autoridades.

Willa impactó el martes por la noche como un huracán categoría 3 cerca de la localidad de Isla del Bosque, al sur del popular centro turístico de Mazatlán, en el noroccidental estado de Sinaloa, con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora (kph).

La mañana del miércoles, Willa se degradó a depresión tropical a medida que avanzaba sobre territorio mexicano, según informó el Servicio Meteorológico Nacional. Según el último reporte, se localiza en tierra al sureste de Coahuila, a 50 kilómetros al oeste de Saltillo. Presenta vientos de 35 kilómetros por hora y rachas de 55 kilómetros por hora. El organismo detalló que se desplaza hacia el noreste, a 44 kilómetros por hora.

De acuerdo con Jaime Hernández, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las afectaciones en el sistema eléctrico se registraron en los estados de Nayarit, Sinaloa, Durango y Michoacán.


Mediante su cuenta de Twitter, Hernández adelantó que para lograr el restablecimiento del servicio de energía eléctrica, fueron desplegados 2,000 trabajadores electricistas, 422 grúas, 795 vehículos, 2 helicópteros y 143 plantas de emergencia los cuales se encuentran listos para atender las afectaciones.

La víspera, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que Willa tocó tierra a las 20:00 horas, tiempo del centro de México, en las cercanías de la localidad Isla del Bosque, a 15 kilómetros de Escuinapa, Sinaloa.

Temen desbordamiento de ríos en Sinaloa

Las autoridades prevén que en su trayecto por Coahuila y Nuevo León, ocasionará tormentas en 10 estados del país, en sitios de Nayarit y Durango, y tormentas muy fuertes en áreas de Sinaloa y Zacatecas; tormentas fuertes en regiones de Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Michoacán, Jalisco y Colima.

Además, se prevén intervalos de chubascos en Sonora, Chihuahua, Coahuila, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Guerrero, Puebla, Veracruz, Quintana Roo, Chiapas y Oaxaca; y lluvias aisladas en Ciudad de México, Hidalgo, Morelos, Tlaxcala, Tabasco, Campeche y Yucatán.

Por su parte, en el norteño estado mexicano de Sinaloa, el crecimiento del Río Baluarte, ha puesto en alerta a las autoridades.
Personal de la Cruz Roja y pobladores, entrevistados en el Malecón Juan S. Millán, calcularon que el crecimiento en profundidad rebasa los cinco metros, a reserva del reporte oficial que darán a conocer las autoridades más tarde.

Árboles, postes y paredes derribadas: Así golpeó el debilitado huracán Willa la costa del Pacífico mexicano (fotos)

Loading
Cargando galería


Elementos de cuerpos de rescate mencionaron que hay habitantes en Matatán y Cacalotán que piden auxilio, sin embargo, es difícil el acceso por ser sierra, por lo se analiza la forma de llegar.

“Hay niños que ya fueron picados por los alacranes y no pueden salir por el crecimiento del Río”, reveló a la agencia Notimex un paramédico de la Cruz Roja en la zona.

El río Baluarte, es un afluente que proviene de la Sierra de Durango y cruza Sinaloa en un recorrido de 142 kilómetros. El río desemboca en el océano Pacífico con una cuenca de 5,101.67 kilómetros cuadrados.

"Fue muy fuerte"

Un informe preliminar de la secretaría de Estado de Sinaloa indica que los fuertes vientos del mete
oro causaron daños a los techos del Hospital General de Escuinapa, y que se percibió un fuerte olor a gas, aunque no se han reportado víctimas, informó el diario El Universal.

"Fue muy fuerte", dijo Cecilia Crespo, portavoz de la policía en Escuinapa. "Derribó árboles, lámparas, postes, paredes", añadió por teléfono a Reuters. "No hay electricidad”.


José García, otro residente de la zona más afectada, dijo a la agencia que se había escondido con otros en un hotel de Escuinapa esperando que pasara la tormenta, escuchando sus ruidosos edificios mientras avanzaba. "La gente estaba muy alarmada", dijo el hombre de 60 años.

La tormenta no golpeó fuerte en el centro histórico de Mazatlán, que estaba casi desierto antes de su llegada.

"Mi casa está hecha de chapa, madera y cartón, y tengo miedo de que se me caiga encima", dijo Rosa María Carrillo, de 36 años, en un refugio de la ciudad con sus cinco hijos, de 8 a 15 años.

Aunque los hoteles, restaurantes y tiendas tenían las ventanas cubiertas con madera, la gente se acercó hasta el paseo marítimo de la ciudad para ver una espectacular puesta de sol con el huracán oscureciendo el cielo hacia el sur.

“Llevamos todo el día llenos de agua, no hay nadie en las calles, todo está cerrado, pero no todos quisieron irse, aunque las autoridades dejaron claro que el que se quedara era bajo su responsabilidad”, dijo Alberto Hernández, empleado de un hotel en Teacapan citado por la AP.

La playa desapareció

Las lluvias torrenciales comenzaron por la tarde y las autoridades de emergencia dijeron que desalojaron a más de 4,250 personas en las localidades costeras e instalaron 58 alberges antes de que llegara la tormenta. Las escuelas cerraron y las calles estaban casi desiertas.

Ante la proximidad de Willa, la playa de Mazatlán prácticamente desapareció y las olas empezaron a estrellarse contra el malecón bajo un cielo cubierto por nubarrones negros. Algunos surfistas aprovecharon el oleaje y solo salieron del mar cuando la policía amenazó con detenerlos.


Algunas familias se fueron al centro de convenciones de Mazatlán, que abrió sus puertas como albergue. Extendieron frazadas en el piso y esperaban la tormenta.

Por la madrugada del miércoles el ciclón se localizaba en la parte sur del estado mexicano de Durango y en las próximas horas alcanzará los estados de Coahuila y Zacatecas.

El Servicio Meteorológico Nacional de México apuntó que el fenómeno ha causado tormentas torrenciales de entre 150 y 250 milímetros en Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Durango y lluvias intensas de 75 a 150 milímetros en Zacatecas.

El pronóstico señala que se degradará hasta baja presión remanente en el estado de Coahuila, durante las próximas horas.

En fotos: residentes de la costa del Pacífico mexicano esperan la llegada del huracán Willa

Loading
Cargando galería
Publicidad