Una tormenta de nieve en el sureste deja millones de personas en alerta y miles de vuelos cancelados

Las nevadas podrían totalizar de 12 a 20 pulgadas sobre los Apalaches y hacia las Carolinas para el lunes, alertó el Servicio Meteorológico Nacional. En Virgina y Carolina del Norte la policía ha reportado más de 560 accidentes de tráfico debido a la nieve. Hay al menos 4 muertos, según medios locales.
Publicado 9 Dic 2018 – 7:05 PM EST | Actualizado 10 Dic 2018 – 9:14 AM EST

Unos 20 millones de personas se verán afectados al paso de la tormenta invernal que azotó este fin de semana varios estados del sureste de EEUU y traerá nieve, lluvias gélidas y aguanieve este lunes. Al menos cuatro personas han fallecido a consecuencia de la fuerte tormenta y miles de vuelos han sido cancelados.

La policía de Matthews, a unas 12 millas al sur de Charlotte, en Carolina del Norte, dijo que un árbol se cayó sobre un vehículo, que lo hizo atravesar el césped delantero de una iglesia hasta que chocó contra la fachada del edificio. El conductor murió y un pasajero fue llevado a un hospital con heridas leves, reportó la policía.

Cubiertos de nieve: las espectaculares imágenes tras el paso de una tormenta por el sureste

Loading
Cargando galería


En el condado de York, en la vecina Carolina del Sur, las autoridades descubrieron el sábado por la tarde los cuerpos de tres hombres de 25, 29 y 37 años de edad, que se creía que habían muerto envenenados por inhalación de monóxido de carbono. La oficina del jefe de bomberos del condado de York, citada por NBC, consideró que las muertes estaban relacionadas con las tormentas.

Agencias policiales en Carolina del Norte y Virginia indicaron que para el domingo en la tarde ya habían atendido centenares de accidentes viales relacionados con la nieve.

Más de 1,100 vuelos dominicales hacia y desde el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas de Carolina del Norte fueron cancelados, según el sitio web de seguimiento de vuelos FlightAware.

Y a escala nacional, la cancelaciones de vuelos fueron 1,797 y se registraron 3,051 retrasos, según la misma página de monitoreo.

Para las siguientes horas y hasta el lunes 10 de diciembre el servicio meteorológico prevé que continúen las inclemencias climáticas en las Carolinas, el este de Tennessee y Georgia, con lluvias, ventiscas y, en caso de que la tormenta no se dirija al mar, sino que vire y suba por la costa este, podría llevar potentes nevadas a las principales ciudades de esta franja al inicio de la semana.

Las nevadas podrían totalizar de 12 a 20 pulgadas sobre los Apalaches y hacia las Carolinas para el lunes, cuando se espera que la tormenta se desplace fuera de la costa, dijo el Servicio Meteorológico Nacional (NWS por sus siglas en inglés).

"Las cantidades de nieve en algunos lugares probablemente excedan un pie y resulten en varios días de viajes difíciles o imposibles, apagones prolongados y árboles caídos", dijo la agencia.

Se prevén fallas eléctricas y peligro en autopistas

En Virgina y Carolina del Norte se declaró el estado de emergencia ante la llegada del sistema que promete causar peligros en autopistas y carreteras y dejar a cientos de miles sin electricidad.

La tormenta invernal ya ha dejado sin electricidad a más de 546,000 clientes en el sureste.

La mayoría de los apagones están en Carolina del Norte, donde 244,807 clientes están en la oscuridad. En Carolina del Sur, más de 225,600 clientes han perdido electricidad. Y Alabama, Tennessee y Georgia tenían cada uno unos 20,000 y 30,000 clientes sin el servicio.

Según monitoreos del Centro de Predicción del Clima, a lo largo del sábado fuertes lluvias afectaron partes del noroeste de Florida, Alabama y Georgia y se registraron precipitaciones invernales en Arkansas, el valle de Tennessee y el oeste de las Carolinas.

Desde el centro del valle de Mississippi hasta la parte media del sur y zonas de los Apalaches prevalecen alertas y advertencias de tormenta invernal, mientras que áreas del Golfo, desde el sur de Alabama al sur de Georgia, siguen bajo riesgo de posibles inundaciones.

Algunas zonas del norteste de Georgia y de Carolina del Sur, el oeste de Carolina del Norte, el noreste de Tennessee y el suroeste de Virginia también permanecen en alerta por esta tormenta invernal.

En Virginia, la tormenta invernal tamibén provocó serios problemas de tráfico. La policía de ese estado reportó casi 60 choques debido a la nieve, "La mayoría de los choques involucran sólo daños a vehículos. En este momento no se han reportado fatalidades de tráfico", dijo la portavoz de la Policía Estatal de Virginia, Corinne Geller, a CNN.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, mencionó que en el estado se registraron 500 accidentes automovilísticos en un período de 11 horas. Un remolque se salió de la carretera y cayó a un río.


Autoridades recomiendan prepararse para el impacto de la tormenta y no salir

“Nos estamos preparando para que el impacto se sienta por días, no horas", dijo el sábado el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en una rueda de prensa en la que hizo hincapié en la importancia de tomarse en serio la tormenta y tomar precauciones. "Este fin de semana no es el momento para salir a ver la belleza del invierno. Resguárdate donde estés. Salir cuando las vías son peligrosas puede poner tu vida en peligro".

"Los habitantes de Virginia deben tomar todas las precauciones para prepararse para el impacto de la tormenta invernal", señaló por su parte el gobernador de ese estado, Ralph Northam.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, alertó desde el viernes a los habitantes de su estado:

"TEXANOS: Estén alerta ante el tiempo en los próximos días. Podría haber inundaciones o incluso nieve o hielo dependiendo de dónde estén", señaló.

En Lubbock, Texas, se acumularon más de 10 pulgadas de nieve.


En West Virginia se espera que el mayor impacto fuese en el sur del estado, mientras que en Virginia, la zona más afectada podría ser el suroeste.

En Carolina del Norte, se prevé que la mayor parte de la acumulación de nieve se dé en la I-85, y que entre la I-85 y la US-1 caiga una mezcla de nueve y hielo, indicó el Servicio Metereológico de Raleigh.

"Aunque las mayores acumulaciones de nieve y hielo se pronostican en partes de Carolina del Norte y Virginia, el riesgo de encontrar condiciones peligrosas al viajar se extenderá hacia el oeste, Ozark, Kentucky y Tennessee, y el sur, del noreste de Georgia al norte de Carolina del Sur", señaló el Centro de Predicción del Clima.


La tormenta se trasladará del centro de la costa del Golfo hacia la costa sureste el domingo y para el lunes estará en el océano Atlántico, señaló el NWS.

Ve también:

Llegó la primera tormenta invernal y el noreste se cubrió de blanco (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad