null: nullpx
Logo image
Tulsa

Al menos cuatro muertos tras un tiroteo en un centro médico de Tulsa, Oklahoma

El Sistema de Salud St. Francis, en Tulsa, Oklahoma, cerró su campus el miércoles por la tarde debido a la situación en el Edificio Médico Natalie. El edificio Natalie alberga un centro de cirugía ambulatoria y un centro de salud mamaria. La policía encontró al atacante muerto, al parecer por suicidio.
Publicado 1 Jun 2022 – 07:15 PM EDT | Actualizado 2 Jun 2022 – 06:16 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Al menos cuatro personas murieron tras un tiroteo en un edificio médico de Tulsa, Oklahoma, según confirmó la policía durante una conferencia de prensa.

El capitán de la policía de Tulsa, Richard Meulenberg, dijo que el sospechoso está muerto, y se cree que se disparó a sí mismo. No está claro por el momento si las víctimas son pacientes o empleados o ambos. También hubo heridos, pero la policía busca precisar si fueron heridos por el atacante o recibieron lesiones en medio del caos generado en el lugar por el tiroteo.

No estaba claro qué provocó el asalto mortal, pero la policía no cree que haya sido indiscriminado, sino que el hombre tenía un objetivo.

El atacante disparó una pistola y un rifle semiautomáticos durante el ataque. Aunque aún no se sabe la identidad del autor del tiroteo, las autoridades indicaron que se trata de un hombre negro de entre 35 y 40 años.


El responsable explicó que el tiroteo se produjo en la segunda planta del edificio, que aloja un céntro ortopédico.

Según aseguró el concejal del Ayuntamiento Jayme Fowler al canal CNN, el asaltante estaba buscando a un médico que trabajaba en lugar, pero la Policía no ha confirmado esa información. Fowler indicó que los detectives están interrogando a los testigos para intentar determinar los detalles de lo sucedido.

"Una escena catastrófica"

El capitán de la policía de Tulsa, Richard Meulenberg, dijo que era una “escena catastrófica”.

Las imágenes tomadas por un helicóptero de la televisión parecían mostrar a los socorristas sacando a alguien en camilla del edificio del hospital.

En el exterior del complejo hospitalario se veían docenas de autos de la policía, y las autoridades cerraron el paso a vehículos mientras se desarrolla la investigación.

En un instituto cercano se instaló un centro de reunificación para que las familias pudieran encontrar a sus seres queridos.

Agentes del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos también se encontraban en el lugar de los hechos, dijo un portavoz.

El tiroteo sucede poco más de una semana después del ataque en una escuela rimaria de Uvalde, Texas, que dejó 19 estudiantes y dos maestras sin vida y 18 después de que otro hombre entró a un supermercado en Buffalo y mató a 10 personas en un ataque racista.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés