En Columbine no tenían las redes sociales, en Sandy Hook no tenían la edad: así es cómo los sobrevivientes de Parkland se hacen escuchar

Tras solo dos semanas del tiroteo del Parkland estos jóvenes han conseguido más de dos millones de seguidores en Twitter, han creado un movimiento, convocado una marcha y se han enfrentado a los políticos.

Como lo sentenció el analista político Sean McElwee en su Twitter, Parkland es quizás el primer tiroteo masivo que ocurre en una escuela en Estados Unidos cuyos sobrevivientes han ganado más relevancia mediática y han generado más recordación en el país que el mismo perpetuador del tiroteo.

El 16 de febrero, dos días después de que ocurriera la masacre de 17 personas en la escuela Marjory Stoneman Douglas, Emma González, una de las sobrevivientes, tomó una acción concreta, como si eso de repente se convirtiera en una manera poderosa de lidiar con su dolor: creó una cuenta de Twitter. Inauguró su muro con el hashtag #Neveragain que se convertiría en el bautizo oficial de un movimiento a favor de una mayor regularización al acceso a las armas.

Así, los sobrevivientes de Parkland han contado con las tecnologías que no existían en los tiempos de los sobrevivientes de Columbine, además tienen la edad para hablar y levantar la voz, cosa que los pequeños de 6 y 7 años de Sandy Hook tampoco tenían y se encuentran justo en un contexto social en el que el activismo parece no solo aceptado sino expandido, con todas estas variables a su favor capitalizando a través de sus redes el debate que hace mucho nadie se atrevía a dar y que por lo visto tiene más seguidores de los esperados.

Emma, la joven de pelo rapado y origen cubano que salió en frente de las cámaras el sábado 17 de febrero a sacudir al país con un contundente mensaje, pasó de no tener seguidores a escalar de manera vertiginosa a más de un millón de personas que empezaban a seguirla, que empezaban a reconocer su voz, a oírla.

Con sus apariciones mediáticas y con su constante presencia en las redes, a dos semanas de la tragedia la activista conseguía con 461 tuits el doble de seguidores que los que tiene la Asociación Nacional del Rifle que se unió a Twitter en el 2009.

Lo mismo había empezado a ocurrirle a otros de los jóvenes cuyas voces empezaron a convertirse en emblema de un sentimiento de hartazgo después del tiroteo masivo en Parkland. De tener redes sociales modestas, típicas de un estudiante de secundaria, Cameron Kasky colectó de repente en su cuenta de twitter 232,000 seguidores. David Hogg, por su parte, había elevado su voz a un eco mucho más representativo: 325,000 seguidores. Sarah Chadwick, aunque era una de las pocas que tenía una cuenta de Twitter antes de la tragedia, sumaba después de sus apariciones públicas y de su iniciativa de crear debate nacional, 227,000 seguidores.

Que tan solo estos cuatro sobrevivientes de Parkland lograran colectar en sus cuentas casi dos millones de seguidores ha hecho que las redes sociales se conviertan en vedaderas plataformas para hacer cosas inesperadas en dos semanas como:

1. Crear un movimiento (Febrero16)

Herederos de movimientos que habían usado las redes sociales para fortalecer sus filas como el movimiento #MeToo y la marcha de las mujeres convocada en Washington el día después de la elección de Donald Trump , los jóvenes voceros de la escuela de Parkland más allá de colectar seguidores empezaron a tomar acciones concretas. Crearon el movimiento Never again que se ha vuelto manifiesto de las múltiples marchas y encuentros que se han convocado en todo el país.

A través de su cuenta de Twitter, por ejemplo, se ha alentado a los estudiantes de todo el país a que realicen videos con la pregunta #What if (Qué tal si …) “¿Qué tal si un niño de 19 años no tuviera acceso a un arma de Guerra?”, con la idea de inundar las redes sociales y ejercer presión civil sobre el congreso.


También se ha alentado a todos los estudiantes a mandar miles de cartas escritas a mano a la Casa Blanca. “Ellos no pueden ignorar miles de cartas. Todo lo que tienes que hacer es tomar un lapicero y escribir. Nosotros haremos el cambio”.


2. Convocar una multitudinaria marcha nacional (Febrero 18)

Cuando aún los familiares de las víctimas estaban enterrando a sus seres queridos, los jóvenes de la escuela de Parkland, en medio de su duelo, le dieron vida a una marcha nacional llamada ‘Marcha por nuestras vidas’, que tendrá lugar el 24 de marzo.


“Nos tomaremos las calles de Washington para demandar que nuestras vidas y nuestra seguridad sean una prioridad y que así paremos de una vez por todas la violencia con armas y los tiroteos en nuestras escuelas”, se puede leer en el manifiesto de la convocatoria.

3. Hacer virales sus micro manifestaciones (Febrero 19)

Cada acción de estos jóvenes en dos semanas ha sido reportada, compartida y viralizada en sus redes sociales. Desde sus preparativos para la marcha que se dirigió hacia la capital del estado, Tallahassee, y la transmisión en videos en vivo de todas las otras marchas en las escuelas de Florida que se le unieron,


Pasando por la transmisión en vivo de la caminata de 16 millas (6 horas) hecha por los estudiantes de la escuela de Pompano Beach para decir "Suficiente es suficiente".


Hasta el reporte de los 17 jóvenes que a manera de protesta se acostaron a las afueras de la Casa Blanca como si fueran estudiantes abaleados.


4. Conseguir millonarias donaciones (Febrero 20)

Con sus acciones y sus movilizaciones, los sobrevivientes del tiroteo empezaron a encontrar importantes apoyos económicos en celebridades y famosos. Tan solo el 20 de febrero fueron anunciadas donanciones casi por un millón y medio de dólares.

“Amal y yo estamos muy inspirados por el coraje y la elocuencia de estos jóvenes de la escuela Stoneman Douglas”, dijo el actor George Clooney en una declaración después de informar que donará 500,000 dólares. Oprah Winfrey también se sumó a la causa. “Yo sumo fuerzas y dono también 500,000 dólares a la ‘Marcha por nuestras vidas’. Estos jóvenes inspiradores me recuerdan a los ‘Viajeros de la libertad’ (activistas que lucharon por los derechos civiles de las minorías étnicas), que en los años 60 dijeron ¡tenemos suficiente!, nuestra voz tiene que ser oída”, dijo por su parte Oprah en un tuit.


Otro famoso de Hollywood, el productor de películas y exdirector de Dreamworks Jeffrey Katzenberg, sumó a la causa otros 500,000 dólares y anticipó su presencia y la de su esposa en la marcha. A través de campañas para recaudar fondos abiertas en GoFundMe se recolectaron más de dos millones de dólares para las víctimas del tiroteo de Parkland.

5. Defenderse de las conspiraciones (Febrero 21)

Así como las redes sociales les ayudaron a construir un movimiento también los convirtió en frente privilegiado de ataque para las teorías conspirativas y los medios de noticias falsas. Un absurdo señalamiento empezó a caer sobre muchos de los jóvenes que estaban levantando su voz contra las armas que los tildaba de actores en crisis que eran contratados y que iban de tiroteo en tiroteo a cumplir su papel, una teoría que ya había cobrado cierta atención durante el tiroteo de Sandy Hook.


Ante las descabelladas acusaciones los jovencitos respondieron con cinismo como se podía leer en la cuenta de Adam Alhanti: “Bueno me pillaron. Soy un actor en crisis cuyo cerebro ha sido lavado por la izquierda. Ellos me eligieron porque yo interpreté al Señor Cabeza de Papa y el Rey Triton en los musicales cuando era un niño”.


6. Enfrentar a los políticos de turno (Febrero 23)

De Marco Rubio a Melania Trump, pasando por Dana Loesch, vocera de la NRA, los estudiantes de Parkland usaron sus redes sociales para pedirles claramente a los políticos que dejaran de enviar sus condolencias y sus oraciones, y que pasaran a tomar acciones concretas.

El viernes 23 de febrero, Sarah Chadwick escribía: “Deberíamos cambiar el nombre del AR-15 to “Marco Rubio” porque ellos son muy fáciles de comprar”, un mensaje sagaz e inteligente que pronto colectó 83,900 likes y que llamó la atención de los medios.


Por su parte, Lauren Hogg, otra sobreviviente de la masacre, escribió contundentemente en su muro de Twitter una solicitud abierta a Melania Trump:

“Hey @Flotus usted ha dicho que su misión como primera dama es parar el bullying cibernético, bien, no cree que habría sido inteligente haber tenido una conversación con su hijastro, @DonaldJTrumpJr antes de que él dijera que le gusta una publicación sobre una teoría de la conspiración falsa que señala a los estudiantes”.

Vea también:

RELACIONADOS:Tiroteo en ParklandTiroteos