null: nullpx
Tesla

Tesla finalmente reveló al mundo el Model 3, su primer auto asequible

La anticipación por el Model 3 generó 115,000 órdenes en las 24 horas previas a su presentación.
1 Abr 2016 – 05:31 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Después de una larga espera finalmente conocimos el automóvil que cristaliza todas las promesas de transporte limpio, sostenible y asequible que Tesla Motors, el fabricante de vehículos eléctricos de Silicon Valley, nos hizo durante los últimos 13 años: el Tesla Model 3.

Los predecesores del Tesla Model 3 le sirvieron como de vuelta de calentamiento y maquina ATM a la vez. El Tesla Roadster de producción limitada fue un convertible eléctrico de dos puestos del cual Tesla produjo cerca de 2,600 unidades entre los años 2008 y 2012 y que ayudo a poner el a Tesla en la conciencia popular, mientras que el Model S y el Model X son dos automóviles lujo muy admirados que, a pesar de haber generado toneladas de buen nombre, no han sido especialmente populares debido a su alto precio pero sirvieron como laboratorio de pruebas para una gran cantidad de tecnologías y para que la joven compañia metiera los pies en el agua de la piscina de la producción masiva. Estos vehículos, especialmente los Model S y Model X generaron los fondos para el desarrollo del Model 3.

Loading
Cargando galería

El Model 3 es un sedan familiar compacto de líneas esbeltas, no muy distintas a las del Model S, pero al mantener una altura similar con un largo menor luce algo rechoncho desde ciertos ángulos. La falta absoluta de parilla frontal nos recuerda que no hay motor de gasolina alguno que enfriar debajo del capó. Su interior luce austero y libre de ornamentación mientras que su tablero de agrupa todos los instrumentos y controles en una pantalla central de 15 pulgadas luce futurista y muy limpio. Quizás demasiado.

El Model 3, que cuenta con el paquete de funciones semi-atónomas Autopilot de Tesla como equipo de norma, está destinado a competir con los autos situados en el espectro bajo del mercado de lujo, es decir vehículos como el BMW Serie 3, el sedan de la Clase C de Mercedes-Benz, el Audi A4 y el Lexus IS, pero a diferencia con estos vehículos reside por supuesto, en el heho de que el Model 3 no utiliza combustible. Esto no le impide tener el empuje necesario para competir como un igual, aunque Tesla no dio mayores detalles técnicos que el Model 3 es capaz de acelerar de 0 a 60 mph en menos de 6 segundos. Su precio de $35,000 lo coloca unos pocos dólares sobre el promedio de ventas de automóviles nuevos en los Estados Unidos de 34,2428 dólares.

Si el Model 3 es exitoso, y a juzgar por los 115,000 compradores que pagaron un depósito de 1,000 dólares en las 24 horas previas a su presentación sin ni siquiera haberlo visto, probablemente así sea, Tesla no tendrá más opción de convertirse en un verdadero fabricante masivo a alta escala con los desafíos logísticos, de producción, distribución y mantenimiento que tal transformación implica. El componente de la producción está resuelto gracias a las masivas instalaciones industriales en Freemont, California conocidas como la Fábrica Tesla (Tesla Factory), el mismo lugar donde por 25 años Toyota fabricó Corollas, llegando a producir hasta 6000 unidades por semana. Pero los otros dos problemas pueden darle un dolor de cabeza, especialmente en los Estados Unidos donde los concesionarios se sienten amenazados por el sistema de ventas directas de Tesla y están maniobrando para descarrilarlo. Aún así Elon Musk presidente y propietario de Tesla Motors prometió duplicar el número de los puntos de venta a nivel mundial.

En su discurso de presentación del Model 3, Musk habló de la necesidad de acelerar la transición a un modelo de transporte limpio sostenible para combatir los niveles sin precedentes de CO2 en la atmosfera que han alcanzado 403 partes por millón y que contribuye con el calentamiento global, esaltando también como el motor de combustión interna emite gases tóxicos que según el Instituto de Aviación y del Ambiente de MIT contribuyeron con 503,000 muertes en el año 2013. Musk utilizó las brutales realidades del cambio climático y de la contaminación ambiental como una herramienta de ventas para su nuevo modelo y por más cínico que eso pueda sonar, la verdad es que nos cuesta trabajo censurarlo ya que al final de cuentas nos parece un intercambio justo y beneficioso para todos.

El Tesla Model 3 comenzará a ser distribuido a finales de 2017 y su producción llegará a sus niveles normales a principios de 2018 cuando Tesla espera estar produciendo 500,000 unidades por año.

Lea también:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:TeslaAutos Eléctricos