null: nullpx
Tesla

Tesla falla importante prueba de seguridad

El resultado de las recientes pruebas del IIHS representan un duro golpe para el prestigio del Model S de Tesla que en 2013 había obtenido la máxima calificación de seguridad de la NHTSA.
3 Feb 2017 – 1:33 PM EST

El Tesla Model S, el sedán de lujo del celebrado fabricante californiano de vehículos eléctricos, falló en su intento en lograr la máxima calificación en las de pruebas de seguridad del Instituto de las Aseguradoras para la Seguridad Vial (IIHS por sus siglas en inglés). El IIHS otorga los galardones de seguridad ‘Selección Tope de Seguridad’ y ‘Selección Tope de Seguridad Plus’, la máximas calificaciones de seguridad de la industria automotriz, en base a los resultados de estas pruebas.


En 2013, cuando el Model S logró la máxima calificación de 5 estrellas en las pruebas de choque llevadas a cabo por la Administración Nacional Para la Seguridad Vial (NHTSA por sus siglas en inglés), Tesla hizo alarde de construir el automóvil más seguro en la historia del ente regulador, habiendo establecido un record en materia de seguridad.

En aquella oportunidad la NHTSA emitió desmentido diciendo que su máxima calificación era la de ‘5 estrellas’ y que no existía un orden entre los vehículos que obtenían esa o ninguna otra calificación. En 2013 decenas de modelos obtuvieron las 5 estrellas de seguridad de la NHTSA.

Las pruebas de choque del IIHS son notoriamente más rigurosas y más exhaustivas que las de la NHTSA.


El resultado de las recientes pruebas del IIHS representan un duro golpe para el prestigio del Model S, que además cuenta con la dudosa distinción de haber sido el vehículo envuelto en el primer accidente mortal registrado que involucró tecnología de conducción autónoma.

El IIHS indentificó dos problemas en el desempeño del Tesla en las pruebas de seguridad. La primera fue en la prueba de choque frontal pequeño superpuesto en el que el cinturón de seguridad permitió que el maniquí golpeara fuertemente la cabeza contra el volante a pesar del despliegue de la bolsa de aire, lo llevó al instituto a concluir que lesiones en la cabeza son posibles en escenarios reales. El IIHS le dio al Model S una calificación de ‘aceptable’ en este choque lo que sumado a la calificación de ‘pobre’ en su sistema de iluminación frontal y la falta de disponibilidad de un sistema de frenado automático de emergencia le negó al Tesla Model S obtener ninguna de las recomendaciones del instituto. Irónicamente el sistema de frenado automático de emergencia es equipo estándar en todos los Model S pero su software no ha sido activado en algunas versiones.


El Model S sin embargo, obtuvo la máxima calificación de bueno en las pruebas de choque frontal moderado superpuesto, choque lateral, resistencia de techo (con excepción de la versión P100D que obtuvo la calificación de aceptable por su mayor peso), y en el desempeño de sus asientos y protección de la cabeza. Tesla indicó que el pasado 23 de enero implementó cambios que corrigen el problema en sus cinturones de seguridad. Las unidades del Model S incluidos en la calificación son los modelos 2016 y los modelos 2017 construidos a partir de octubre de 2016.

El IIHS otorga cuatro clasificaciones: bueno, aceptable, marginal y pobre.

El instituto sometió otros tres modelos electrificados: el BMW i3 eléctrico, y los híbridos enchufables Chevrolet Volt y el Toyota Prius Prime a su más reciente batería de pruebas. El Volt y el Prius Prime obtuvieron la Selección Tope de Seguridad Plus mientras que el i3 al igual que el Tesla falló en la obtención de las recomendaciones del instituto por haber obtenido grados aceptables en el desempeño de su sistema de iluminación delantera y en el apartado del desempeño de sus asientos y protección de la cabeza.

Lea también:

RELACIONADOS:TeslaSeguridad y Prevención

Más contenido de tu interés