null: nullpx
Cárcel

Más de 450 reos en Oklahoma son liberados en la conmutación de penas más grande en la historia de EEUU

La liberación de los reclusos, que pagaban condenas por delitos de drogas y de poca gravedad, fue el resultado de un proyecto de ley firmado por el nuevo gobernador republicano Kevin Stitt.
4 Nov 2019 – 06:42 PM EST

Un total de 462 reclusos salieron el lunes por las puertas de las cárceles de Oklahoma como parte de lo que los funcionarios estatales denominaron la conmutación masiva en un solo día más grande en la historia de Estados Unidos.

La liberación de los reclusos, quienes pagaban condenas por delitos de drogas y de poca gravedad, fue el resultado de un proyecto de ley firmado por el nuevo gobernador republicano Kevin Stitt. El proyecto de ley aplicó retroactivamente sentencias de delitos menores por posesión simple de drogas y delitos de propiedad de bajo nivel que los votantes estatales aprobaron en 2016.

La junta que decidió quién sería liberado, consideró 814 casos y recomendó 527 reclusos para la conmutación. Sin embargo, 65 aún contían detenidos y serán liberados días después, dejando a unos 462 reclusos en libertad el lunes.

Stitt ha hecho de la reducción de las tasas de encarcelamiento de Oklahoma una de sus principales prioridades y ha designado miembros con mentalidad reformista para la Junta de Indultos y Libertad Condicional del estado.

Liberar a los reclusos le ahorrará a Oklahoma un estimado de $ 11.9 millones sobre el costo de continuar manteniéndolos tras las rejas, según la oficina del gobernador.

La medida, además de reducir las cárceles superpobladas, ayuda a los delincuentes de bajo nivel a construir una vida de autosuficiencia y evitar el reencarcelamiento.

"Ahora es el primer día del resto de su vida", dijo el gobernador Kevin Stitt a los reclusos liberados.

Él y otros funcionarios prometieron ayuda con lo que podría ser una transición desafiante para muchos. "Realmente queremos que tenga un futuro exitoso", dijo el gobernador.

"Se siente increíble estar al otro lado de la cerca", dijo Tess Harjo, una joven de 28 años que fue liberada el lunes del Centro Correccional Eddie Warrior en Taft, Oklahoma.


Harjo fue sentenciada a 15 años de prisión después de su condena en el condado de Okmulgee el año pasado por posesión de metanfetaminas. Ella dijo que estaba sorprendida por la cantidad de mujeres que conoció en prisión que cumplían largas condenas por delitos de drogas.

"He conocido a muchas mujeres aquí que vinieron de una prisión de seguridad media o máxima que ya han cumplido 18 años o más", dijo Harjo. "Es ridículo".

Steve Bickley, el nuevo director ejecutivo de la Junta de Indultos y Libertad Condicional, dijo que la liberación del lunes es la mayor en un solo día, superando la conmutación en 2017 del presidente Barack Obama de las condenas por drogas de 330 prisioneros federales en su último día en el cargo.

Un agónico castigo final: 20 ejecuciones fallidas en cárceles de EEUU

Loading
Cargando galería


Publicidad