null: nullpx
Coronavirus

Una persona con covid-19 entra a la habitación: ¿En cuánto tiempo te contagia? Esta herramienta ayuda a calcularlo

Ni la regla de los 2 metros, ni la estimación de 15 minutos de interacción bastan por sí solas para evitar la exposición al coronavirus. En estos días posteriores a Acción de Gracias en los que las probabilidades de entrar en contacto con un portador seguramente son mayores, una aplicación desarrollada por investigadores del MIT permite ponderar el riesgo.
1 Dic 2020 – 03:10 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Factores como la ventilación, el tamaño de la habitación, el uso de máscaras y el tipo de interacción inciden en el tiempo que debe transcurrir para que haya un riesgo de contagio. Crédito: Omar Marques/Getty Images

Después de la celebración de Acción de Gracias y con los elevadísimos niveles de transmisión de covid-19 que hay en EEUU en estos momentos, las probabilidades de entrar (o de haber entrado) en contacto con un portador del coronavirus son considerables.

¿Cuánto tiempo tendrías que estar en el mismo espacio que esa persona para contagiarte? Aunque no existen fórmulas exactas, los científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), Kasim Khan, Martin Bazant y John M Bush idearon una aplicación online que da una buena idea en función de distintas variables que influyen en la transmisión aérea del virus en espacios cerrados.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades ya han advertido que la exposición al virus es acumulativa; es decir: que a mientras más tiempo estemos con alguien contagiado, más vulnerables al contagio seremos.

Para fines del rastreo de contactos, la agencia sanitaria establece que 15 minutos o más de interacción con alguien contagiado dentro de un lapso de 24 horas bastan para quedar expuestos al virus. Pero, evidentemente, la ecuación para determinar el riesgo es mucho más compleja : ¿Hubo o no uso de máscara? ¿Tosió o gritó esa persona? ¿Cómo era la ventilación del espacio? Es ahí donde la herramienta creada por los investigadores del MIT y basada en cálculos de mecánica de fluidos, puede ser muy útil y, quizá no tanto a posteriori, sino más bien para evaluar el riesgo antes de someternos a distintas circunstancias sociales.

Cualquier persona puede usarla. Simplemente hay que llenar distintas categorías como tamaño del área, si hay o no ventilación mecánica, si están o no abiertas las ventanas, si las personas usan máscaras (en qué proporción y qué tipo) y cómo es el comportamiento en ese lugar (si se habla, susurra, se guarda silencio, etc). También permite especificar si se forma parte de los grupos de alto riesgo al covid-19, lo que reduce algo que llaman ‘tolerancia de riesgo’ y que se puede ajustar en esa plataforma. Además, hay algunos espacios ya predeterminados como un vagón de metro, una iglesia, una casa, un aula de clases y una cabina de avión entre otros.

No es infalible y parte de la premisa que hay una única persona contagiada en ese espacio cerrado (con los niveles de transmisión actuales, en lugares concurridos podría haber muchas más), pero sí sirve para tener una idea del riesgo al que nos exponemos en distintas situaciones sociales y hasta cuánto tiempo sería relativamente “seguro” estar allí dentro de esas circunstancias (y tomando en cuenta exclusivamente la transmisión por aire del coronavirus).

Por ejemplo, en una cena de navidad de una familia de diez personas en las que haya algunos adultos mayores que, de vez en cuando, debaten ideas alzando la voz y donde nadie use máscaras porque están comiendo dentro de una habitación estándar con ventanas cerradas, bastarían 3 minutos de interacción para que deje de ser seguro.

En contraste, 10 personas jóvenes con máscaras quirúrgicas podrían compartir durante hasta dos horas en una sala de 15 pies de largo con techos de 8 pies y ventanas cerradas.

Para una típica aula de clases con 19 estudiantes y una maestra, el tiempo esperado para que ocurra la primera transmisión después de que un individuo contagiado entre en el cuarto es de poco más de dos horas si hay ventilación natural y 18 horas si hay ventilación mecánica.

Con “mejoras en la ventilación y uso juicioso de máscaras”, el lapso podría extenderse varias semanas; mientras que, si hay muchas personas hablando a la vez o cantando, ese lapso se reduce, explican los investigadores en el estudio preliminar (aun no revisado por pares) donde reseñan su modelo de cálculos de riesgo.

Las máscaras ganan tiempo

De todas las variables que se toman en cuenta para estimar el tiempo en que sería seguro interactuar, la que según los investigadores del MIT tiene un efecto mayor de protección es el uso de máscaras que puede ganar minutos valiosos.

Cargando Video...
Tú teléfono podría alertarte cuando estés cerca de alguien con covid-19


Pero por sí solas no ofrecen garantías. Por ejemplo, según el simulador, en una iglesia donde haya 50 personas catando, así todas usen máscaras, ese espacio deja de ser seguro a los 22 minutos. Si la mitad usa máscaras, el tiempo se reduce a 13 minutos.

Para conocer a qué riesgo te expones (o ya te expusiste) en los próximos días, ingresa a este enlace donde podrás hacer tus propios cálculos. Y recuerda: será simplemente una referencia estimada en función de la transmisión aérea del virus. La mejor manera de evitar el riesgo es quedarte en casa y limitar las interacciones sociales al mínimo.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:CoronavirusRecomendaciones

Más contenido de tu interés