null: nullpx
Salud y Mujer

A qué se deben las recientes críticas a CVS y por qué está en peligro el acceso a anticonceptivos de miles de mujeres

Esta semana se conoció que CVS Caremark realizará cambios en sus tarifas de reembolso y devolverá menos dinero a empresas pequeñas como Pill Club, cuyo negocio es enviar pastillas anticonceptivas por correo. Tras la noticia, el hashtag #CVSdeniescare (CVS niega cuidados de salud) se viralizó y alertó sobre las consecuencias de los posibles cortes del servicio de delivery.
17 Ago 2019 – 11:20 AM EDT

De un lado CVS Caremark, la subsidiaria de la compañía CVS Health que gestiona todo lo que tiene que ver con prescripciones de medicamentos; del otro el Pill Club, un startup online cuyo negocio consiste en enviar pastillas anticonceptivas a sus casas por correo a todas aquellas mujeres a quienes se les dificulta –por innumerables y distintas razones– ir a hacer fila en una farmacia todos los meses para comprarlas.

¿En qué consiste la disputa que se dio a conocer esta semana? Esto es lo que se sabe: CVS decidió reembolsar menos dinero a empresas que, como Pill Club, proveen un solo servicio. Eso significa que recibirán montos menores por aquellos clientes cuyos seguros estén atados a CVS Caremark.

"Los miembros del Pill Club con cobertura de farmacia a través de CVS está en riesgo de que su acceso a anticonceptivos sea interrumpido", escribió la empresa en un comunicado publicado en su página web, titulado "CVS, no nos quites acceso a anticonceptivos", acompañados por el hashtag que comenzó a ser usado por las personas más impactadas por los cambios: quienes toman y necesitan las pastillas mes a mes.

"CVS reducirá los montos de reembolso para las píldoras que se envían por correo, lo que las volverá más costosas y las dejará potencialmente fuera del alcance de decenas de miles de mujeres", denunció Ilyse Hogue, la presidenta de NARAL Prochoice America. "Las mujeres necesitan anticonceptivos por muchas razones –retos físicos para llegar a la farmacia, viven en áreas rurales, simples preocupaciones de privacidad, o algo más, en verdad no importa–. Lo que importa es que no deberían ser castigadas por CVS".


"Dependo de las píldoras que me llegan por correo a casa. CVS Caremark está planeando quitarle el acceso a los anticonceptivos a las mujeres, especialmente a aquellas que pueden tener discapacidades y no pueden ir a la farmacia. Esto está muy mal. Por favor no le nieguen cuidados de salud a las mujeres por ganar dinero", escribió la usuaria de Twiiter @leahdii, quien también grabó un video.


También hubo otra etiqueta que utilizaron las usuarias de Twitter: BoycottCVS. Muchas amenazaron con dejar de comprar incluso otros productos si la farmacia sigue adelante con su decisión de cortar los reembolsos.

CVS, por su parte, dijo en un comunicado "que las acusaciones realizadas por el Pill Club son extremadamente engañosas".

"Nuestra cobertura de anticonceptivos se extiende por toda nuestra red de 68,000 farmacias y garantiza el acceso accesible y asequible a nuestros miembros". "El Pill Club continúa siendo un miembro de nuestra red y no habrá impacto en el acceso de sus miembros a los anticonceptivos".


La disputa se lleva a cabo en un momento en el que ya muchas mujeres en Estados Unidos enfrentan dificultades para acceder a métodos anticonceptivos y, en especial en los estados del sur gobernados por republicanos, barreras en el acceso de cuidados básicos de salud reproductiva.

De modo que hay quienes se atreven a asegurar que la decisión de CVS tiene un trasfondo y tiene que ver con CVS Health es un gran donante de la campaña de reelección de Trump y de otros republicanos que han votado en repetidas ocasiones para limitar las libertades reproductivas de las mujeres.

Más del 80% de las millennials cree que los anticonceptivos deben ser gratuitos

Loading
Cargando galería
Publicidad