null: nullpx

Sofocos, insomnio y cambios de humor: señales de que se acerca la menopausia

Cuando el período menstrual desaparece naturalmente hablamos de menopausia. Suele ocurrir alrededor de los 50 años de edad, pero antes de llegar a esta etapa la mujer comienza a experimentar una serie de cambios que indican que el proceso ha comenzado. Las señales varían de acuerdo a cada mujer y siempre es posible continuar teniendo una vida plena.
27 Jun 2018 – 01:53 PM EDT
Comparte
1/14
Comparte
Cuando los ovarios de la mujer dejan de producir estrógeno y progesterona se produce la menopausia de forma natural. En Estados Unidos la edad promedio de su llegada es 51 años. Crédito: Spencer Platt/Getty Images
2/14
Comparte
Una mujer llega a la menopausia cuando no ha tenido el período menstrual durante un año, pero desde antes comienzan a presentarse señales de que ha comenzado el proceso. Esa etapa previa se conoce como perimenopausia y ocurre entre los 45 y 55 años de edad de acuerdo al The American College of Obstetricians and Gynecologists. Crédito: Damian Dovarganes/AP
3/14
Comparte
La baja producción de estrógeno causa alteraciones en el cuerpo femenino. A veces son cambios leves, incluso imperceptibles, pero también pueden llegar a ser agobiantes para algunas mujeres. Crédito: Kevin Hagen/Getty Images
4/14
Comparte
Los cambios en el período suelen ser la primera señal de que se está en la perimenopausia. Puede ser que ya no sean regulares, que sean más cortos, más extensos o que el sangrado sea mayor o menor de lo habitual. Crédito: Victor R. Caivano/AP
5/14
Comparte
Los calores súbitos o sofocos son otro síntoma común y pueden durar hasta unos cuantos años después de que ocurra la menopausia. Se pueden manifestar como una repentina sensación de calor en todo el cuerpo o solo en la parte superior. Su intensidad, duración y frecuencia varía de acuerdo a cada mujer. Crédito: Anthony Devlin/Getty Images
6/14
Comparte
Las mujeres hispanas y afroamericanas padecen de calores súbitos por más años que las mujeres blancas y asiáticas, indica el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento. Crédito: Sean Gardner/AP
7/14
Comparte
Un cambio en el estilo de vida puede ser suficiente para contrarrestar los sofocos: evitar el alcohol, dejar de fumar, bajar de peso y practicar actividades físicas como yoga o taichi. Crédito: Joe Raedle/Getty Images
8/14
Comparte
Usar ropa fresca, aire acondicionado y sábanas ligeras también ayuda. Sin embargo, hay mujeres que requieren tratamientos médicos para sobrellevar los sofocos. Crédito: Dominick Reuter/AFP/Getty Images
9/14
Comparte
La paroxetina es un antidepresivo de baja dosis aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos para tratar los calores súbitos. También está la terapia hormonal, que estabiliza los niveles de estrógeno y progesterona, pero debe evitarse si se ha padecido de cáncer o de problemas cardíacos y circulatorios, entre otros. Crédito: Joe Raedle/Getty Images
10/14
Comparte
Otro indicio de que se acerca la menopausia es que las relaciones sexuales pueden resultar incómodas debido a que la vagina se reseca. A algunas mujeres también se les hace difícil aguantar la orina. Crédito: Jack Taylor/Getty Images
11/14
Comparte
La dificultad para conciliar el sueño y los cambios bruscos de humor pueden ser señales de que se acerca la menopausia, aunque todavía no hay una explicación científica. Algunos especialistas lo asocian al estrés y cambios familiares (los hijos crecen, los padres envejecen). Crédito: OLI SCARFF/AFP/Getty Images
12/14
Comparte
La cintura tiende a ensancharse y el cuerpo pierde masa muscular y gana grasa. El ejercicio físico siempre es una buena herramienta para mantener el bienestar. Crédito: MATTHIEU ALEXANDRE/AFP/Getty Images
13/14
Comparte
Hay suplementos herbales para aliviar los síntomas, pero son pocos cuya efectividad está científicamente comprobada. El ginseng, por ejemplo, puede ayudar a mejorar los cambios de humor y los problemas para dormir, según el Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver. Crédito: iStock
14/14
Comparte
Hacer ejercicio varias veces a la semana, llevar una dieta baja en grasas y abundante en fibra, hacerte chequeos regulares: todo lo que hagas para mantener un buen estado físico puede ayudarte a mantener la salud en cualquier etapa de tu vida. Crédito: John Phillips/Getty Images
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés