Rolls Royce

Dios salve al rey: este es el nuevo Rolls-Royce Phantom VIII

Rolls-Royce acaba de mostrar la nueva generación del máximo representante de su línea, el Phantom VIII el cual hasta nuevo aviso será el rey de todos los automóviles.

La generación anterior del Rolls-Royce Phantom, conocida como el Phantom VII introducida en 2003 fue un éxito desde todo punto de vista. No sólo restauró el prestigio de la entonces malograda marca inglesa de súper lujo, sino que también abrió las puertas a una nueva generación de compradores de la que Rolls-Royce no había disfrutado antes. Familias reales de Europa, África y Asia, poderosos capitanes de industria y jefes de estado se fusionaron con estrellas musicales, deportivas, del entretenimiento y hasta con las celebridades sin justificación que tan de moda se han puesto en estos días, en el grupo de usuarios del asiento trasero del Phantom. Gracias al Phantom VII, nuevos y viejos ricos se abrazaron en la causa del auto de lujo y BMW, dueño de la marca desde 1998, no podía dejar de contar el dinero.

Es por eso que la octava generación del nuevo Phantom, a la que muchos se referirán como Phantom VIII, no luce muy distinta al Phantom VII. ¿Para qué arriesgarse a cambiar una receta tan exitosa?

Diseño.

Desde el punto de vista de diseño, el nuevo Phantom VIII luce como una actualización del modelo anterior más que como un auto totalmente nuevo. Rolls-Royce apretó el acelerador en su búsqueda por lograr que el Phantom aparente la misma solidez de un lingote de acero, una tarea que completaron con éxito. Aparte de mejoras aerodinámicas que solo serán visibles por el ojo entrenado, no hay mucho de nuevo que ver. Pero no se confundan; cada línea, cada medida, cada ventana, faro y rayo de su parrilla son totalmente nuevos.

El nuevo Rolls-Royce Phantom VIII en fotos

Loading
Cargando galería


Tecnología.

También su plataforma es nueva. Referida como ‘Arquitectura del Lujo’ por Rolls-Royce esta nueva plataforma escalable de aluminio que debuta en el Phantom VIII, será también utilizada para el diseño de futuros modelos Rolls-Royce de diversos tamaños y tipos. El diseño de la plataforma fue concebido para permitir también su uso en autos eléctricos y en vehículos con tracción integral.

Bajo el capó del Phantom VIII conseguimos un monumental motor V12 doble-turbo totalmente nuevo. El V12 cuenta con 6.75 litros de desplazamiento y es capaz de generar 563 caballos de fuerza y 664 libras pies de torque. No hay duda que con tal portento mecánico bajo su capó, hasta la más pesada de las cargas en las almas de los dueños del Phantom VIII se sentirá como una plumita a bordo del auto. El V12 está acoplado a una transmisión de 8 velocidades asistida por satélite, que recibe información del Sistema de Posicionamiento Global (GPS por sus siglas en inglés) para ajustar su funcionamiento a las condiciones de la vía.

También su nuevo sistema de suspensión ajustable activa cuenta con asistencia, pero no de satélite sino de una cámara frontal que examina constantemente las condiciones del camino para ajustar su comportamiento. La suspensión está separada del asfalto por unos nuevos neumáticos de diseño especial a los que Rolls-Royce denomina como ‘Sello Silente’, recubiertos por una espuma especial que reduce el ruido de camino en 9 decibeles.

La Suite.

En el diseño interior del Phantom VIII, Rolls-Royce repite la estrategia del diseño exterior. Es decir, que el nuevo modelo cuenta con una actualización de la cabina del modelo anterior que aunque es casi imperceptible, también es extensa. El efecto de la cabina, o suite como ahora la llama Rolls Royce, aunque estéticamente es muy parecida a la del Phantom VII, es más impactante y más lujoso aún.

La meta fue la de lograr un santuario de calma donde la tecnología permanece escondida hasta que hace falta utilizarla. La cobertura interna del techo replica el cielo estrellado que debutó en el Rolls-Royce Wraith y todos las superficies expuestas al tacto del dueño pueden ser ordenadas especialmente. Los detalles de lujo abundan en la suite y no todos serán descubiertos en el mismo viaje. Por ejemplo, las mesitas de picnic que se despliegan mediante un mecanismo eléctrico están inteligentemente disimuladas en los paneles de madera decorativos en la parte trasera de los respaldos de los asientos delanteros.

La Galería.

Lo que también se puede ordenar individualmente es una obra de arte decorativo tridimensional que va a adornar la parte del tablero que enfrenta al pasajero delantero. Llamada ‘La Galería’ este espacio reposa detrás de la parte que enfrenta al pasajero delantero del vehículo, de un listón de cristal reforzado que cubre la sección superior del tablero de lado a lado del auto. Uno de los ejemplos que Rolls-Royce ofrece es el del artista plástico alemán Thorsten Franck que ha creado paneles impresos en 3D de acero inoxidable y oro de 24 quilates. Franck dice ser capaz de reflejar la personalidad de cada dueño en sus diseños usando un algoritmo que permite crear variaciones en el diseño.

Esta es La Galería, un espacio dedicado al arte en el tablero del nuevo Rolls-Royce Phantom VIII

Loading
Cargando galería

Pero eso es apenas el comienzo de un mundo de infinitas posibilidades donde la casa ceramista bávara Nymphenburg creo paneles replicando rosas cultivadas especialmente para Rolls-Royce o donde la artista inglesa Helen Amy Murray esculpió un panel inspirado en la vestimenta del Espíritu de Extasis, como es conocido el ornamento en el capó de los autos de Rolls-Royce.

Esto es apenas el comienzo del camino del nuevo Rolls-Royce Phantom VIII, un auto que sin ninguna duda nos va a dar motivos para hacer correr ríos de datos e información en los años por venir. Mantenganse en sintonía.

Lea también:

RELACIONADOS:Autos de Lujo