publicidad
La acción ejecutiva pone a los republicanos en un dilema: por un lado, quieren combatir este alivio migratorio, y por otro ganar el voto hispano.

Republicanos, en el dilema de apoyar o perseguir a los migrantes

Republicanos, en el dilema de apoyar o perseguir a los migrantes

La acción ejecutiva pone a los republicanos en un dilema: por un lado, quieren combatir este alivio migratorio, y por otro ganar el voto hispano.

La acción ejecutiva pone a los republicanos en un dilema: por un lado, q...
La acción ejecutiva pone a los republicanos en un dilema: por un lado, quieren combatir este alivio migratorio, y por otro ganar el voto hispano.

La acción ejecutiva del presidente Barack Obama suspendería las deportaciones de millones de migrantes, al mismo tiempo que les permitiría negociar una residencia legal temporal en el país.

Sin embargo, esta acción, además, pone en un grave dilema a los republicanos: la base de este partido se ha manifestado en contra de la acción migratoria, no obstante, sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca en 2016 los obligan a plantear estrategias para ganar el voto hispano.

“Lograr ambas cosas es algo difícil de visualizar”, comenta la directora del Instituto de Políticas Migratorias Doris Meissner, a The Associated Press. “Para mantener a su base, (los republicanos) deben tener una postura rígida sobre la acción presidencial. Pero al mismo tiempo, para ganar una elección general, necesitan atraer con éxito a los votantes naturalizados”, explica.

publicidad

Así, si el próximo congreso de mayoría republicana no emite una reforma durante la sesión legislativa, que inicia en enero, el triunfo presidencial se lo llevaría el candidato que tenga una mejor actitud a renovar el alivio migratorio propuesto por Obama.

Héctor Barreto, presidente de Hispanic Business Roundtable Institute, dijo que si bien el tema migratorio no es la primera prioridad, suele ser un factor determinante para los electores latinos, reporta AP.

"Frecuentemente los lleva a preferir o descartar a un candidato según la posición que tenga respecto al tema migratorio", aseguró a AP Barreto, quien dirigiera la Oficina para Pequeñas Empresas durante el gobierno de George W. Bush.

Un sondeo realizado por la encuestadora Gallup determinó que tres de cuatro hispanos que inmigraron a Estados Unidos aprueban el alivio migratorio anunciado el mes pasado por Obama.

Esta acción ejecutiva constituye el principal ajuste a la política migratoria en casi tres décadas, la medida presidencial protegerá de deportaciones y otorgará permisos de trabajo a entre cuatro y cinco millones de migrantes. Además expandirá un programa, conocido por sus siglas en inglés DACA, que suspende deportaciones de algunos inmigrantes traídos a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

No obstante, este programa sólo tendrá una vigencia por tres años, por lo que necesitarán renovarse durante el próximo mandato presidencial que iniciará en enero del 2017.

Dadas estas condiciones, Barreto advirtió que cualquier estrategia electoral exitosa necesita atraer al electorado hispano, y opinó que los republicanos, al liderar las cámaras, tendrán una gran oportunidad de resolver el tema migratorio de manera permanente aprobando una reforma, lo que podría hacerles ganar el favor de votantes latinos.

Los estrategas que decidan ignorar a los hispanos para alcanzar la victoria, afirmó, "lo hacen a su propio riesgo. Las tendencias demográficas son el destino", señaló Barreto refiriéndose a que los hispanos son el electorado de mayor crecimiento en la sociedad estadounidense, informa The Associated Press. "No representan una amenaza si vamos con el mensaje indicado en las elecciones futuras", añadió.

Por su parte, Alfonso Aguilar, quien dirigiera USCIS durante el mandato de George W. Bush, dijo a AP sentirse optimista sobre las posibilidades de que el próximo congreso emita una ley para legalizar a los migrantes indocumentados.

"Ahora es diferente. Tienen que gobernar y sacar proyectos de ambas cámaras", comentó el abogado puertorriqueño a la agencia. "No debemos concluir que porque los republicanos están disgustados con la acción unilateral del presidente, y estén buscando anularla, no quieran hacer nada".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad