null: nullpx

Condenan a dos blancos por meter a un negro en un ataúd y amenazarlo con prenderle fuego

Willem Oosthuizen y Theo Martins Jackson fueron declarados culpables de secuestro e intento de asesinato por golpear a Victor Mlotshwa y obligarlo a meterse en un féretro con amenazas.
25 Ago 2017 – 11:31 AM EDT

Dos hombres blancos fueron declarados culpables este viernes de secuestro e intento de asesinato, entre otros delitos, tras meter a una persona negra en un ataúd e intentar cerrarlo con él dentro mientras lo grababan y lo amenazaban con prenderle fuego.

El caso estalló el pasado año en Suráfrica después de que se difundiera por internet un video de unos 20 segundos donde se ve a un hombre negro, Victor Mlotshwa, tumbado vivo dentro de un féretro.

Un hombre blanco intenta cerrar el féretro, mientras que la víctima gime e intenta impedirlo a toda costa.

"Declaro a los dos acusados culpables de intento de asesinato", anunció la juez Segoptje Mphalele del tribunal de Middelburg (noreste), en una sala de audiencias llena a rebosar que acogió el fallo con cánticos.

Los dos granjeros, Willem Oosthuizen y Theo Martins Jackson, también fueron declarados culpables de agresión e intimidación.

Los acusados habían defendido su inocencia y comparecían en libertad, tras haber pagado una sanción en julio.

La víctima explicó, a las afueras de la corte cuando se estaba celebrando el juicio el pasado año, que "me acusaron de traspasar (la propiedad) y empezaron a realizarme preguntas, me persiguieron y comenzaron a golpearme y me llevaron a la granja más cercana donde me golpearon y me metieron en el ataúd".

"No sé de dónde sacaron el ataúd, pero uno de ellos me obligó a meterme. El otro tenía un arma en la mano. Todo lo que sé es que pudo haberme disparado", añadió el joven.

Durante el anuncio del fallo, el viernes, jóvenes del Congreso Nacional Africano (ANC, partido en el poder) marcharon frente al tribunal transportando ataúdes improvisados coronados con una cruz.

"No hay lugar para el racismo en nuestra democracia", "la vida de los negros importa", rezaban algunas de las pancartas que portaban los manifestantes, muchos procedentes de los principales partidos sudafricanos.

Casi un cuarto de siglo después de que terminara oficialmente el régimen segregacionista del apartheid, los ataques racistas se siguen produciendo en Sudáfrica, especialmente en zonas rurales.

En fotos: Incidentes de acoso y crímenes de odio tras la elección de Donald Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RacismoMundoJuicios
Publicidad