null: nullpx

Toyota Tundra 2014

El segmento de las pickups grandes en Estados Unidos está cada vez más jugoso y competitivo.                           
31 Mar 2016 – 05:05 PM EDT
Reacciona
Comparte

El segmento de las pickups grandes en Estados Unidos está cada vez más jugoso y competitivo. El fabricante japonés Toyota quiere seguir aumentando su ya de por sí dominante presencia en el mercado estadounidense con el rediseño de su camioneta pick-up Toyota Tundra 2014.

Y no es para menos, sus principales competidoras se están renovando: la RAM, la Silverado y la principal de todas, la nueva F150 prometen darle mucha competencia.

Si Estados Unidos está efectivamente recuperándose de la crisis, en el mercado del motor uno de los segmentos más lucrativos y de más rápido crecimiento es el de las camionetas, dominado por los fabricantes “locales” Ford, GM y Chrysler. Pero Toyota está invirtiendo con fuerza y también está apostando por hacer de la Tundra un “producto nacional”, para lo que invirtió más de mil millones de dólares en su planta de ensamblaje de San Antonio, Texas.

En nuestra prueba de manejo el modelo que utilizamos fue el 1794 Edition, tributo al rancho donde está situada la planta de Toyota en San Antonio, un racho fundado en 1794. Además, se puede elegir entre dos puertas, cuatro puertas y 4x2 o 4x4. Nuestro modelo era el “CrewMax” "la de mayor tamaño-.

El frontal es muy agresivo, con una parrilla cromada que cubre todo el frente y además se “sube” encima del capó, lo que aumenta la sensación de altura y anchura de la camioneta. El parachoques se divide en tres piezas, lo que facilita su reparación, y el guardabarros se ha hecho más cuadrado.

La parte trasera también busca remarcar el aspecto de vehículo de trabajo y el parachoques también es despiezable en tres módulos "en el modelo antiguo era de una solo pieza- para facilitar la reparación.

La puerta trasera de la caja puede bajarse con facilidad o simplemente desmontarse para llevarla abierta.

En el interior destaca una amplia gama de detalles "incluidas variantes temáticas, piel, imitación de madera y cosidos punteados- que no siempre se esperan de un vehículo concebido para trabajar.

En el panel central de control destacan el tamaño de los botones, que pueden ser operados con facilidad incluso llevando guantes. El display del cuenta kilómetros se encuentra en una pantalla LCD.

La consola central es muy amplia, con espacio para objetos y electrónicos.

Los asientos delanteros tienen más espacio para moverse hacia atrás y los traseros son abatibles para aumentar el espacio de carga. El modelo 1794 cuenta con asientos vienen en una piel no utilizada antes en ninguna camioneta Toyota y tienen calefacción y ventilación lo que,  junto a otros detalles como el panel de instrumentos o los 12 altavoces del sistema de sonido, logran una sorprendente comodidad en el interior de la Tundra.

El modelo Edición 1794 es de temática “western” en los colores y algunos detalles decorativos.

Debajo del capot el motor está pensado para los que realmente necesitan potencia "especialmente si se va a utilizar con remolque-, equipa un potente DOHC i-Force V8 de 5.7 litros, que genera 381 caballos y consume 13 mpg en ciudad,18 mpg en carretera y 15 mpg combinados para el modelo 4x4, y viene acoplado a una transmisión automática de seis velocidades.

El manejo de la camioneta Tundra 2014 es sencillo hasta para conductores no habituados a llevar un vehículo de este tamaño, sobre todo en los cómodos modelos superiores. Habituarse al habitáculo, volante y potencia no lleva más que unas millas, y la mejorada suspensión hace que la experiencia sea suave, sin grandes brusquedades.

Además, el interior del vehículo es relativamente silencioso para una camioneta de este calibre, seguramente mejorado por elementos de diseño que absorben ruidos del motor y de la carretera.

Las ruedas son de aleación de 20 pulgadas en este modelo.

La Tundra viene de serie con cámara trasera y manos libres Bluetooth en todos los modelos, pero después hay que irse a los modelos Limited en adelante para encontrar elementos estándar como asientos electrónicos, rines de aleación de 20 pulgadas,  asientos con calefacción y ventilación, o asistente sonoro para aparcar.

Lo cierto es que las diferencias entre el 1794 Limited y el resto es marcada, lo que también crea una tabla de precios para la Tundra muy dispar. A partir de $25,920 se puede hacer uno con el modelo más básico SR de motor V6. El SR V8 más barato empieza en $28,465. El SR5 arranca en $29,465. Pero es que el Limited ya se va hasta un precio base de $36,940 y los Platinum empiezan en $44,270 con los 1794 yéndose por encima de los $47 mil dólares. (Estos precios no incluyen envío a destino).

Casi podríamos decir que estamos hablando de dos vehículos diferentes entre los modelos básicos y los Premium. Y, desde luego, se nota en la comodidad al volante.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo