null: nullpx

Seat León FR 1.4T 2014

El nuevo León presenta un diseño agresivo que va con el carácter que ha tenido la marca desde hace muchos años.
31 Mar 2016 – 05:05 PM EDT
Reacciona
Comparte

El SEAT León siempre se ha considerado como el primo menos refinado del VW Golf, pero en esta generación da un paso adelante en calidad y se pone de frente presentando una opción con carácter más deportivo y diseño agresivo.

El León presenta un nuevo diseño y ofrece un sinfín de elementos de tecnología de punta: en los sistemas de asistencia al conductor, el infoentretenimiento, el bastidor y las motorizaciones. En este sentido, los motores combinan dinamismo con destacada eficiencia.

Otra novedad que presenta SEAT son los faros de LED´s integrales por primera vez en el segmento de los compactos. Esta tecnología combina un diseño espectacular con un muy alto poder de iluminación.

El nuevo León es ligeramente más corto que el anterior modelo, aunque la distancia entre ejes mide casi seis centímetros más. Así, los arcos de rueda son más cortos y enfatizan la fuerte presencia visual, a la vez que aumenta el espacio dentro del habitáculo, sobre todo para los pasajeros de los asientos traseros, y en la zona de carga.

La forma angulosa que adoptan los faros es una de las señas de identidad del nuevo lenguaje de diseño SEAT, que además se integra perfectamente en la silueta escultural del León. Los nuevos faros, disponibles por primera vez en el segmento compacto con tecnología de LED’s integrales, son unos elementos inconfundibles en la parte frontal del coche. Otro elemento que le otorga una imagen inconfundible son los rasgos de diseño que forman los LED’s encargados de la luz de circulación diurna.

El interior es espacioso y la calidad de los materiales mejoró considerablemente. El diseño ergonómico hace del habitáculo un lugar agradable y es fácil de encontrar una buena posición de manejo. El volante tiene buen diámetro y agarre y cuenta con un aire deportivo en todo el interior.

Las plazas traseras tienen muy buen espacio y tres adultos podrán ir cómodos sin sacrificar el amplio espacio de la cajuela.

Nuestra unidad de pruebas era la versión FR con el motor 1.4 turbo de 140 caballos de fuerza con caja manual de 6 velocidades. Dicho motor tiene una entrega de potencia pareja y el retraso del turbo es muy pequeño.

Gracias a su contenida cilindrada el cosumo es bueno y los 140 caballos son más que suficientes para mover el auto sin problemas en el tránsito. En carretera se comporta bastante bien y llega a velocidad crucero con gran facilidad.

El comportamiento dinámico del auto es muy bueno. La puesta a punto de la suspensión es algo firme, pero en esta ocasión SEAT mejoró esto y no se siente tan dura como en otras generaciones. Sin embargo el coche se mantiene bastante plano durante las curvas lo que permite un mejor control.

La dirección es precisa y tiene buena retroalimentación de lo que está sucediendo en el asfalto. Aunque tiende a subvirar, nunca exagera y es muy difícil perder el control del auto, sobre todo si dejamos las asistencias prendidas.

El nuevo León presenta un diseño agresivo que va con el carácter que ha tenido la marca desde hace muchos años para ofrecer una alternativa diferente en un segmento saturado como el de los hatchback compactos.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo