Pruebas de Manejo

Prueba del Lexus LX 570 2017: El día que hundí al inhundible

¿Quién no se ha burlado de los aquellos pobres diablos atascados con sus utilitarias de lujo? Videos mostrando desgracias ajena se viralizan con crueldad. Sigue leyendo para que te enteres por qué he jurado no burlarme más.

Jamás hubiera imaginado que yo sería el protagonista de uno de estos espectáculos A Bordo de uno de los vehículos más elegantes y capaces del planeta.

Durante mis 13 años de experiencia en la industria automotriz he tenido oportunidad de atender y superar con éxito innumerables escuelas de conducción que incluyen a varias especializadas en off-road.

Una de las primeras cosas que uno aprende en estas academias es que antes de aventurarse por tramos desconocidos uno debe siempre revisar el vehículo (presión de aire, equipamiento, etc.) y los terrenos que planea recorrer (condiciones, profundidad, etc.).

En esta oportunidad obvie las recomendaciones elementales y como resultado de esto la etapa “off-road” mi prueba A Bordo del Lexus LX 570 2017 duró menos de 20 pies (6 metros).

Esta no es la primera vez que algo así me ocurre. Hace más de un año tuve una experiencia similar con el Jeep Wrangler, uno de los vehículos con la mejor capacidad fuera de la ruta de todos los tiempos. Superada esa experiencia me prometí a mí mismo no cometer el mismo error en el futuro. Aparentemente mi memoria a mediano plazo no es tan buena como lo creía.

Antes que nada, la Lexus LX570 se encuentra fabricada sobre la misma estructura de la Toyota Land Cruiser y cuenta con un “sistema todoterreno” que incluye tracción a las cuatro ruedas permanente, asistencia para arranque sobre pendientes, “ crawl control” y sistema multi-terreno operado por el conductor.

Su motor es un V8 de 5.7 litros se encuentra acoplado a una nueva trasmisión automática de 8 velocidades. Puede producir hasta 383 caballos de potencia y 403 libras-pie de torque. Siendo un vehículo de 6,200 libras, no sorprende que su nivel de consumo de combustible oscile entre 13 millas por galón en la ciudad y 18 en la autopista.

Estas características (menos el peso) le otorgan suficiente talento para poder superar condiciones difíciles. Lamentablemente no considere revisar el terreno antes de tratar de atravesarlo. Simplemente lo vi desde dentro de la cabina (no quería abandonar el aire acondicionado) y las grandes costras sobre el terreno. Para mi este fue una indicación clara de que el área se encentraba seca o por lo menos en proceso de estarlo.

Baje lentamente una pequeña pendiente sobre el terreno e inmediatamente su esquina delantera derecha atravesó sin ningún problema las capas secas encontrando abundante fango. No tuvieron que pasar más de 30 segundos para reconocer que estaba en aprietos y que mi última esperanza antes de enviar un S.O.S. seria el sistema “crawl control”.

El sistema funciono como debía, pero cuando un vehículo con estas proporciones se encuentra estancado bajo una pendiente, se necesita una superficie solida bajo alguna de las ruedas para poder moverla.

Durante esta experiencia la vida me recordó -nuevamente- que no debo subestimar a la madre naturaleza sin importar el nivel de experiencia con el que creo que cuento. Tampoco importa el equipamiento o el precio de tu máquina, debes siempre debe aplicar la técnica adecuada para cada situación.

Pueden ver el video completo de mi experiencia A Bordo del Lexus LX 570 2017 en el video a continuación y mis primeras impresiones en el video que se encuentra en la parte superior del texto.

RELACIONADOS:LexusAutos de LujoA BordoCamionetasSUV