null: nullpx

Prueba de Manejo BMW M6 Gran Coupé 2014

A pesar de su tamaño y su lujo, el M6 Gran Coupé puede competir con muchos autos que fueron creados sólo para ir rápido.
31 Mar 2016 – 04:51 PM EDT
Reacciona
Comparte

Uno de los mejores representantes de lo que la ingeniería alemana puede hacer, el M6 Gran Coupé vale cada uno de los muchísimos centavos que cuesta.

Este auto está basado en un modelo de lujo y eso nunca lo olvida. El Serie 6 Gran Coupé es un auto bastante grande, que la verdad se acerca más en tamaño al Serie 7 que al 6 o el 5.

La estética exterior es más agresiva que en la versión normal, pero no exagera. Su silueta en general se siente más redondeada que un sedán “normal” y el techo que cae en la parte trasera le da esa imagen de coupé. No hay que engañarnos ya que en realidad este auto es un sedán de gran tamaño.

Los rines, faldones y salidas de escape nos recuerdan que este es la versión deportiva de la gama. El perfil  bajo lo hace parecer un auto más pequeño de lo que es, pero cuando estamos detrás del volante nos damos cuenta de las dimensiones.

El interior es todo lo que esperamos de un BMW de lujo. La calidad de los materiales es de primer nivel y el ensamble es envidiable por muchos fabricantes. El arreglo del habitáculo es una combinación de una cápsula para el conductor en donde todo está puesto a su disposición con gran ergonomía, los comandos son intuitivos y están al alcance en todo momento; y un espacio muy generoso para los demás ocupantes, que irán en total comodidad gracias a los excelentes asientos. En la versión M se sustituye la madera por la fibra de carbono.

La gran diferencia en este auto es el tren motriz, no sólo el motor cambió, también lo hace la caja de velocidades, la puesta a punto y las capacidades de modificación de la computadora.

El motor utilizado es el V8 turbo de 4.4 litros que en esta versión cuenta con 560 caballos de fuerza y viene acoplado a la caja robotizada de doble clutch con 7 marchas. Si a todo esto le juntamos un diferencial electrónico inteligente, el resultado es mucho más divertido de lo que se podría esperar de un auto de estas dimensiones.

Una gran ventaja del M6 es que no hay por qué ir rápido todo el tiempo. Cuando está en modo normal el auto es sumamente cómodo. Absorbe muy bien las irregularidades del asfalto, los cambios de velocidades son suaves al igual que la respuesta del acelerador y la dirección es ligera, todo un auto de lujo. En modo Comfort el auto “sólo” utiliza 450 caballos de fuerza, los mismos que su hermano el 650i, los cuales son más que suficientes para hacer cualquier maniobra de rebase o de entrada a una autopista.

Pero cuando se aprieta uno de los dos botones M que vienen el volante (hacen los mismo pero son programables) el auto se transforma por completo. En modo M, el M6 Gran Coupé acelera con mucha autoridad, el diferencial reparte muy bien la potencia y nos permite encontrar fácilmente la tracción en las ruedas traseras a pesar de haber desconectado el control de tracción y de estabilidad. El aplomo del auto es envidiable y la dirección es sumamente precisa. Los cambios de velocidades son muy y todo nos hace sentir como si el auto estuviera enojado y solo salir corriendo lo calmará.

También se puede encontrar un punto medio gracias a los botones M antes mencionados. Podemos elegir que los controles de estabilidad y tracción no se desconecten por completo, que nos hagan ver bien sin ponernos en tanto riesgo. Se puede modificar la velocidad de los cambios, la firmeza de la suspensión por si estamos en calles muy dañadas o incluso la velocidad de respuesta de la dirección. Todo es programable y no es tan difícil encontrar la combinación adecuada que hará que se aprovechen lo mejor posible los 560 caballos que tiene dependiendo de dónde estamos.

A pesar de su tamaño y su lujo, el M6 Gran Coupé puede competir con muchos autos que fueron creados únicamente para ir rápido. Si alguna vez se preguntaron por qué BMW no tenía una versión deportiva del Serie 7 para competir con el Mercedes S63 AMG, la respuesta es que sí la tiene, es el M6 Gran Coupé.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo