null: nullpx

Chevrolet Trax LTZ Turbo 2014

Su atractiva estética y su buen equipamiento ponen a la Trax Turbo por encima de muchos de sus competidores.
9 Oct 2015 – 10:38 PM EDT
Reacciona
Comparte

La Trax es uno de los productos más interesantes que tiene Chevrolet hoy en día. Utilizando la plataforma del Sonic, han logrado crear una camioneta de carácter familiar con un estilo único a muy buen precio.

Para posicionarse mejor dentro de su segmento, en esta ocasión la Trax presenta una nueva motorización muy interesante y pone como opción un nuevo 1.4 litros turbo de 140 caballos de fuerza. Aunque tiene la misma potencia que la versión con el motor 1.8 litros, el nuevo 1.4 turbo le da un carácter diferente.

A diferencia de lo que se podría esperar, la versión turbo no cambia su aspecto, la estética exterior sigue con el mismo estilo robusto acompañado de una postura atlética. La línea de la cintura es alta y las salpicaderas anchas acentúan su imagen. La Trax es especialmente atractiva justo por esto, por dar una imagen robusta en un vehículo pequeño.

El interior tiene el diseño ya clásico de esta nueva generación de vehículos de General Motors. La calidad de los materiales es buena así como el ensamble. La consola central está dominada por una pantalla táctil de siete pulgadas desde donde se maneja el sistema de infotenimiento MyLink que cuenta con sistema de sonido AM/FM, CD, Mp3 y Bluetooth.

La versión LTZ cuenta con interiores bicolor que le ayudan a dar una imagen de vehículo de segmento más caro, al mismo tiempo de lograr un ambiente agradable dentro del habitáculo.

La pantalla táctil es un gesto agradable que ilumina de manera positiva la consola central y le da un estilo único al interior de la Trax. Hablando del interior, el espacio es suficiente para cuatro pasajeros, no olvidemos el segmento al que pertenece. La posición de manejo es buena ya que no es muy alta pero nos da una buena visibilidad periférica.

A pesar de contar con los mismos caballos de fuerza, el motor turbo tiene una entrega de potencia muy diferente. En ciudades de gran altitud como México se agradece el turbo ya que la inducción asistida hace que pierda menos potencia por la altitud.

Al ser un motor más pequeño el ahorro de combustible mejora, aunque no mucho en uso real ya que hay que mantener al turbo soplando para que la Trax se mueva como queremos. En carretera a velocidad crucero es donde más se nota el ahorro en consumo, pero en manejo urbano son muy parecidos.

La suspensión no es muy firme ya que es un vehículo citadino, pero logra un buen balance entre comodidad y la rigidez necesaria para que el chasis se mantenga lo suficientemente plano en las curvas para no incomodar.

Con un segmento tan peleado y en pleno crecimiento, GM necesitaba un buen vehículo para pelear por las carteras de sus clientes y la Trax es lo suficientemente buena para llamar la atención de los posibles compradores en este segmento. Su atractiva estética y su buen equipamiento la ponen por encima de muchos de sus competidores, y ahora con su nuevo motor seguramente llamará mucho más la atención ya que mejora en muchos aspectos y la pone a competir con lo mejor del segmento.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Pruebas de Manejo