null: nullpx

Una propuesta republicana busca reducir en 50% la inmigración legal

Pese a que hay pocas probabilidades de que prospere, algunos ven en la iniciativa del senador Tom Cotton un boceto de lo que podría ser una reforma migratoria con el gobierno Trump.
7 Feb 2017 – 4:21 PM EST

Mientras toda la atención está centrada en las iniciativas que salen de la Casa Blanca de Donald Trump para cumplir (o al menos dar la impresión de que está cumpliendo) con una de sus principales promesas de campaña, controlar la inmigración indocumentada, en el Congreso empieza un proceso paralelo que busca reducir la inmigración legal.

El senador Tom Cotton, republicano de Arkansas, presentó este martes un proyecto de ley para reformar el sistema de inmigración estableciendo estrictos controles que reducirán la entrada de extranjeros a la mitad en un plazo de una década.

Cotton es considerado una ficha de Trump en el Capitolio, pero su propuesta puede implicar un duro choque no solo con la oposición demócrata, sino con factores dentro del Partido Republicano vinculados con sectores de negocios que podrían verse afectados por un estrangulamiento de la entrada de extranjeros con fines de establecerse en el país.

La propuesta de Cotton, respaldada por su compañero de partido de Georgia, David Perdue, busca eliminar varias opciones con las que cuentan actualmente los residentes legales poseedores de las llamadas ‘green cards’ para promover la inmigración de sus familiares a EEUU.


Quedarían fuera:

Con la iniciativa los residentes permanentes solo podrán traer a sus esposos o esposas y a sus hijos menores de edad.


  • Padres de ciudadanos estadounidenses
  • Familiares adultos de ciudadanos estadounidenses
  • Hijos adultos de ciudadanos estadounidenses
  • Hijos no casados de residentes permanentes legales.

La propuesta no toca las ‘green cards’ que son patrocinadas por empleadores porque reconocen la complejidad del sistema que las rige y porque “toca muchos intereses interconectados”, explicó Cotton a Politico.

Cotton y Purdue reconocen que hay pocas probabilidades de que el Congreso entre a debatir una reforma migratoria integral como la que se planteó en 2007 o en 2014, pero afirman que si la Casa Blanca sugiriera a los parlamentarios trabajar una propuesta su iniciativa puede servir de base para una eventual ley.

Sin lotería

El gobierno está considerando limitar las visas H1B, con las que las empresas de tecnología traen a ingenieros y otros talentos del exterior. Actualmente se asignan unas 85,000 al año, pero Trump dejó claro desde la campaña que buscará reducir ese número, pese a que sus empresas se han beneficiado de ellas.

Cotton y Perdue proponen eliminar la llamada ‘Lotería de Visas’, un sistema mediante el cual se otorgan anualmente 50,000 permisos de residencia a ciudadanos de países que tradicionalmente tiene un bajo índice de inmigración a EEUU con la finalidad de “garantizar diversidad” en la sociedad.

“Donald Trump fue el único que vio que la mayoría de los estadounidenses no les gusta nuestro actual sistema migratorio”, dijo Cotton en una entrevista con la publicación especializada Politico esta semana-

El comentario obvia que desde hace muchos años representantes de ambos partidos han reconocido que el sistema está “quebrado”. El presidente George W. Bush, en 2007, propuso una reforma que no prosperó precisamente por la oposición republicana. En 2013 un grupo bipartidista de senadores, conocido como la Banda de los 8, adelantó otra propuesta que tampoco contó con el apoyo de republicanos en la Cámara de Representantes.

El nombre de la propuesta de Cotton-Purdue es Reforma de Inmigración Estadounidense para Fortalecer el Empleo (RAISE, por su acrónimo inglés, que significa ‘elevar’), lo que indica claramente cómo los promotores vinculan desempleo a inmigración, el viejo argumento de que los inmigrantes, indocumentados o no, le quitan puestos de trabajo a los estadounidenses.

Pese a los argumentos de los senadores republicanos, los estudios muestran que la inmigración de trabajadores con altas calificaciones es beneficiosa para la economía estadounidense, como se ve en las empresas de alta tecnología de Silicon Valley. Lo mismo se evidencia con los trabajadores de servicios de baja remuneración, en sectores como hostelería o agricultura.

En fotos: La dramática travesía de los migrantes de países vetados por Trump

En fotos: La dramática travesía de los migrantes de países vetados por Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés