Trump, solo en la Casa Blanca para Navidad, lanza avalancha de mensajes de la que nadie se salva, ni Santa Claus

“Estoy solo (pobre de mí) en la Casa Blanca" escribió el lunes por la noche, en plena Nochebuena, el presidente en su cuenta de Twitter, para entregarse de inmediato a una serie de mensajes en donde se fue lanza en ristre contra los demócratas, los países aliados y la Reserva Federal, además de hablar de Siria, Corea del norte y las concesiones del muro.
25 Dic 2018 – 11:18 AM EST

Aunque muchos podían haber deseado que la Navidad trajera un poco de calma en la administración Trump, el presidente pasó este lunes “solo en la Casa Blanca”, como él mismo lo lamentó en su cuenta de Twitter, y sin otros planes oficiales aparte de una reunión sobre seguridad fronteriza y el seguimiento de Papá Noel en un radar militar, se dedicó a arremeter contra los demócratas, los medios, los aliados y la Reserva Federal.

“Estoy solo (pobre de mí) en la Casa Blanca esperando a que los demócratas regresen y hagan un trato en la seguridad de la frontera. En algún momento, que los demócratas no quieran llegar a un acuerdo terminará costándole a nuestro país más dinero que el Muro Fronterizo del que estamos hablando. Loco”, sentenció el presidente.


Pero además de la narrativa combativa frente a la reticencias del Congreso de aprobar los fondos para el muro, el presidente quiso cazar nuevas peleas, esta vez con los demócratas y mandatarios internacionales que critican su relación con los países aliados y que lo han tildado “de llevar al país a un verdadero caos”, después de sus recientes políticas de retirar tropas de Siria y Afganistán.

"Lamento profundamente la decisión tomada sobre Siria", dijo en una conferencia de prensa el presidente de Francia, Emmanuel Macron. "Ser aliados es luchar hombro con hombro. Es lo más importante para un jefe de estado y el jefe de las fuerzas armadas. Un aliado debe ser confiable ".


Trump le respondió a todos. “Para aquellos pocos senadores que piensan que no me gusta o no aprecio ser aliado de otros países, están muy equivocados. Lo que si no me gusta, sin embargo, es cuando muchos de esos países se aprovechas de su amistad con estados Unidos tanto en lo militar como en el mercado”, sentenció el presidente aduciendo esta cómo la razón para acelerar la partida del secretario de defensa Jim Mattis de la Casa Blanca. “El general no veía esto como un problema y yo sí, pero esto ha sido arreglado”, concluyó el presidente, que aprovechó su impulso desaforado por llenar Twitter de sus ideas para relanzar su viejo slogan: “América es de nuevo respetada”.

Pero esa avalancha de tuits pareció menor ante el efecto desatado por sus quejas sobre la Reserva Federal, en las que sugirió que el banco central era el “único problema que tiene nuestra economía” y lo comparó, en una analogía poco clara, con un golfista que no puede jugar.


Ese tuit llegó durante un día en que los principales índices bursátiles disminuyeron bruscamente una vez más. El promedio industrial Dow Jones se precipitó este lunes 653 unidades. Ese índice perdió 2.9% mientras el S&P 500 cayó 2.7%. El tecnológico Nasdaq perdió 2.2%. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajó a 2.74%. Eso deja al mercado de valores en camino a su peor año desde 2008, cuando la economía de los Estados Unidos estaba en recesión.

Finalmente el presidente le dejó saber a sus seguidores que había acabado de otorgar "un contrato de 115 millas para otra gran parte del Muro en Texas", aunque no dio ningún tipo de soportes sobre este anuncio ni tampoco lo explicó en profundidad en su breve aparición ante los reporteros de la Casa Blanca.

Cuando el presidente Trump por fin retiró sus manos de su celular y se dispuso a atender la tradicional recibida de llamadas de parte de niños de todo el país, los resultados no parecieron ser más alentadores que los dejados por su serie de tuits. En la conversación grabada por los medios con un niño de 7 años, Trump le preguntó si aún creía en Santa. Ante la respuesta inaudible del pequeño, Trump solo atinó a a decir “porque la edad de 7 ya es decisiva”.

Las críticas sobre cómo esta insinuación hecha por el mismo presidente a un pequeño podría haberle arruinado la Navidad, por supuesto, no se hicieron esperar. Lo llamaron "supervillano" y hablaron de una "guerra en Navidad".

En fotos: así se celebró la Navidad alrededor del mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaTrendingDonald Trump

Más contenido de tu interés