Trump ofrece cifras engañosas sobre su trato con Carrier

El presidente electo dijo que salvó 1,100 empleos en Indiana, pero eso no es cierto. Son 800 puestos de trabajo los que logró retener y la empresa seguirá con su plan de trasladar a México otros 1,300 empleos en los próximos 3 años.
5 Dic 2016 – 11:42 AM EST

El 1 de diciembre, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró en una conferencia de prensa que había logrado salvar más de 1,100 empleos en Indiana gracias a su negociación con la empresa Carrier, subsidiaria de United Technologies, que planeaba trasladarlos a una planta en México.

"Les digo que United Technologies y Carrier hicieron un esfuerzo extra y ahora están manteniendo: de hecho el número es más de 1,100 personas, lo cuál es grandioso, muy grandioso", dijo Trump en la planta de Carrier.

El acuerdo se logró luego de que el estado de Indiana –cuyo gobernador es el vicepresidente electo Mike Pence– aceptara otorgar incentivos por $7 millones a la empresa. Pero el número de empleos que supuestamente salvó Trump no es real, y el magnate republicano tampoco ofreció todo el panorama completo, según pudo comprobar Univision Noticias.

El primero en alertar sobre la omisión fue el analista económico y exfuncionario del gobierno de Barack Obama, Steven Rattner. Él criticó en Twitter el acuerdo al que llegó el presidente electo y dijo que la compañía solo dejará 800 empleos en el país y los contribuyentes del estado de Indiana terminarán invirtiendo $7 millones por la negociación.

Rattner también señaló que pese a los empleos que mantiene en Indiana, Carrier sí trasladaría unos 1,300 puestos de trabajo a México.


El mito de los 1,100 empleos

Aunque Trump dijo que logró mantener más de 1,100 empleos en Indiana, en realidad solo logró retener 800 puestos. Otros 300 empleos que se mantienen –puestos administrativos y de investigación– en realidad nunca estuvieron en agenda para ser mudados, según informó la empresa al Detector de Mentiras de Univision Noticias.

En febrero de este año, United Technologies anunció que trasladaría 2,100 empleos de Indiana a su planta de México. Carrier, una de sus subsidiarias, ya construyó instalaciones en Monterrey y seguirá con parte de su plan, enviando hasta allá 1,300 empleos: 600 de la planta en Indianápolis y otros 700 de una planta en Huntington, Indiana –que fabrica controles de micropocresadores para equipos de aire aconodicionado y calentamiento– la cual cerrará, informó la empresa.

"Carrier sigue adelante con los planes previamente anunciados de reubicar sus líneas de fabricación de ventiloconvectores (impacta 600 empleos en Indianápolis). Los planes también anunciados en Huntington, Indiana se mantienen sin cambio también (impactan 700 empleos en Huntington)", escribió la empresa.

Para que la negociación fuera aceptada, Carrier recibirá incentivos fiscales que rondan los $7 millones, en un plazo de diez años.

La falta de contexto

Más allá de si el acuerdo es positivo, negativo o realmente significativo para la economía de Indiana o de Estados Unidos, hay una cifra importante para considerar el contexto completo de lo ocurrido: el gobierno de Indiana acordó los $7 millones en incentivos fiscales, a cambio de que Carrier invierta en los próximos años unos $16 millones en sus instalaciones en la entidad.

"Carrier está duplicando la fabricación de hornos en Indianápolis y va a invertir más de $16 millones para convertirlo en un centro de excelencia en la fabricación", escribió la empresa a Univision.

También habría que tomar en cuenta los ingresos que permanecerán en el estado debido a los 800 empleos que no se trasladarán. Los mismos pagan en promedio $30.91 la hora, lo que implica que, en un mes de salarios, la empresa invierte casi $4 millones.

La revista conservadora National Review criticó el acuerdo de Trump por considerar que amortiguar las pérdidas de determinadas industrias es un "pobre modelo de desarrollo económico".

"La racionalidad de 'salvar trabajos' es casi indefendible una vez que se hacen los cálculos. Es una verdad cruda, pero si el empleo de un trabajador se salva por hacerle un cheque de $7 millones a su empleador, entonces en lo que usted está ocupado no es el desarrollo económico, sino la redistribución del ingreso", escribieron los editores del medio de comunicación.

El columnista del New York Times y premio nobel de Economía Paul Krugman también ironizó sobre la efectividad de este tipo de negociaciones durante el gobierno de Trump para lograr un avance significativo en materia de empleo.

"Si Trump hiciera un trato al estilo de Carrier cada semana durante los próximos 4 años, él podría recuperar el 4% de los trabajos de manufactura perdidos desde el año 2000", escribió Krugman el 30 de noviembre.

Veredicto

Apartando las críticas a la negociación de Trump, lo cierto es que su afirmación de que logró salvar 1,100 empleos es falsa. El presidente electo tampoco muestra la imagen completa. El estado de Indiana mantendrá 800 empleos que se iban, pero de todas maneras perderá unos 1,300 empleos, según lo confirmó la propia empresa a este medio. También tendrá que exonerar unos $7 millones en impuestos para tal fin, pero a cambio de mayores inversiones que Carrier se comprometió a realizar a futuro.

También es cierto que, para una imagen más integral del acuerdo, es útil ver el siguiente mensaje que Rattner envió vía Twitter: en lo que va de año se han perdido más de 60,000 empleos a nivel nacional en el campo de la manufactura, aunque desde el 2010 se han creado cerca de un millón de puestos de trabajo en ese sector en todo Estados Unidos.

RELACIONADOS:Donald TrumpEmpleo
Publicidad