Trump espera comenzar a ampliar "en unos meses" el muro en la frontera con México

En una entrevista con ABC, el mandatario afirmó que buscarán la manera, aunque sea una "complicada", para que México reembolse a Estados Unidos el costo de la construcción de la valla en la frontera sur.
25 Ene 2017 – 1:05 PM EST

Estados Unidos comenzará a construir en "unos meses" la ampliación del muro en su frontera con México, cuyo costo será "reembolsado" por el vecino país más adelante, aseguró a ABC el presidente Donald Trump en su primera entrevista como presidente con un gran medio.

"Comenzaremos las negociaciones con México pronto, y seremos reembolsados por México (...) con cualquier transacción que hagamos con México", respondió el mandatario. Cuando se le consultó si eso significa que los contribuyentes estadounidenses serán los que primero paguen por la edificación de la barrera protectora, Trump respondió: "Te digo que habrá un pago, tal vez de una forma complicada".

El presidente firmó este miércoles dos órdenes ejecutivas para dar inicio a la construcción del muro, una de sus promesas de campaña, y otra para reforzar la seguridad en la frontera. La construcción, afirmó, comenzarán "tan pronto como podamos hacerlo físicamente (…) diría unos meses", afirmó.


"Será muy difícil entrar a EEUU"

Sobre las acciones en inmigación que aún están por venir, el mandatario adelantó en su conversación con el periodista David Muir de ABC que "no quiere terror en este país" y que para eso "habrá escrutinio extremo en todos los casos".

"No dejaremos entrar gente si pensamos que hay una mínima posibilidad de problemas. Vamos a excluir a algunos países, pero para algunos vamos a tener escrutinio extremo y será muy difícil entrar. En este momento es muy fácil entrar. Será muy, muy difícil", advirtió Trump.

Ante esta afirmación, el periodista le pregunta al presidente si no le preocupa un poco que esa decisión cause más enojo entre los musulmanes alrededor del mundo y este, en tono eufórico, le responde que "ya hay demasiado enojo en este momento" y remata con la contrapregunta de "cómo puede haber más".

Donald Trump durante su primera entrevista como presidente, con el periodista David Muir. ABC "David, yo sé que eres un tipo sofisticado. El mundo es un desastre, el mundo está tan enojado como podría estarlo. ¿Que tu piensas que esto va a producir un poquito más de odio? El mundo es un lugar de enojo, todo ha pasado", le recriminó al presentador.


El ahogamiento simulado "sí funciona"

En esa misma entrevista, el presidente aseguró que considera que sí funciona el ahogamiento simulado, método de tortura para interrogación en el que se sumerge en agua al detenido por diferentes lapsos,

"Si me preguntan a mí, sí funciona. Absolutamente siento que funciona", dijo el presidente.

"He hablado con gente de los más altos niveles de Inteligencia y les pregunté '¿(el ahogamiento simulado) funciona? Y me dijeron 'sí, funciona'", aseguró Trump.

El presidente dijo que los grupos radicales como ISIS "cortan la cabeza de los ciudadanos o de cualquiera en Medio Oriente, porque son cristianos o musulmanes o cualquier otra cosa" y que por ello "tenemos que luchar fuego con fuego".

Sin embargo, Trump aseguró que se entrevistará con el secretario de Defensa, James Mattis, y el director de la CIA, Mike Pompeo, para determinar qué se puede y no se puede hacer legalmente.


Obamacare: "un desastre a punto de explotar"

Trump fue preguntado sobre el sistema de salud establecido por Barack Obama, conocido como Obamacare, para lo que ya firmó a inicios de semana una orden ejecutiva encaminada a acabarlo.

"Mi plan es que quiero encargarme de todos, no voy a dejar al más bajo 20 por ciento que no puede acceder a un seguro", respondió el mandatario.

Trump señaló que si quisiera hacer algo para cambiar el actual sistema de seguros médicos con la aprobación de los demócratas, podría lograrlo esperando unos dos años a que el actual plan de salud "explotara" y verse obligado a hacer uno nuevo y que los demócratas le suplicaran para que lo firmara.

"Obamacare es un desastre, es muy costoso, la atención médica es terrible, no cubre lo que tiene que cubrir (...) Es un desastre a punto de explotar. Si te sientas y esperas a que explote es mucho más fácil, pero lo correcto es hacer algo ahora. Quiero asegurarme de que nadie se muera en las calles mientras soy presidente", señaló.

Como en ocasiones anteriores, el mandatario no fue claro en los detalles, ni explicó cuál es el plan que tiene para reemplazar Obamacare y tampoco pudo asegurar que nadie se quedará sin cobertura o lo qué pasará con los más de 20 millones de personas que en la actualidad están cubiertas por este seguro médico. Trump se concentró en repetir, una vez más, que "ofrecerá un gran servicio de salud a un costo mucho menor".

“RESISTE”, la bandera colocada por Greenpeace junto a la Casa Blanca (FOTOS)

Loading
Cargando galería


Un "gran corazón" y una leve esperanza a los 'Dreamers'

Trump le dijo a ABC que en lo que respecta a los 'dreamers' (los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad) anunciará nuevas políticas en el periodo de un mes. "No deberían estar muy preocupados, están aquí ilegalmente, pero tengo un gran corazón".

Cuando fue preguntado sobre si estos jóvenes podrán quedarse en el país o serán deportados, Trump se limitó a decir "se lo diré en las próximas cuatro semanas".

"Vamos a encargarnos de todos, vamos a tener una frontera fuerte y sólida. Tenemos una gente maravillosa que ha hecho un gran trabajo, ellos deberían estar menos preocupados", aseguró el mandatario sin dar más detalles o especificar a quiénes se refería exactamente.