publicidad
La lista de congresistas demócratas que no asistirán a la toma de posesión de trump sigue creciendo.

Más de 50 congresistas no asistirán a la toma de posesión de Trump tras atacar a ícono de los derechos civiles

Más de 50 congresistas no asistirán a la toma de posesión de Trump tras atacar a ícono de los derechos civiles

El representante demócrata John Lewis negó la legitimidad del presidente electo en una entrevista y desencadenó la ira del republicano. Tras afirmar en un tuit que Lewis lo que hace es hablar y hablar, los representantes demócratas comenzaron a cancelar su asistencia.

Tras ataque de Trump contra John Lewis, al menos 23 congresistas se niegan a asistir a la toma de posesión presidencial Univision

Al menos 59 representantes demócratas han anunciado que no asistirán a la toma de posesión de Donald Trump prevista para este viernes luego de que el presidente electo atacara al congresista John Lewis luego de unos comentarios que este último hizo sobre su legitimidad.

Lewis, ícono de la defensa de los derechos civiles, despertó la ira del magnate republicano al cuestionar su legitimidad como cabeza del Poder Ejecutivo el viernes en una entrevista en NBC.


Lewis afirmó en 'Meet the Press' que ve el triunfo de Trump ilegítimo por la denunciada interferencia de Rusia en los comicios del pasado mes de noviembre, una situación que fue corroborada por los organismos de inteligencia del país.

"No veo a este presidente electo como un presidente legítimo", dijo al asegurar que por primera vez se ausentará de la juramentación de un mandatario desde que llegó al Congreso en 1987.


La reacción de Trump llegó en horas y como es costumbre, por Twitter. "El Congresista John Lewis debería gastar más tiempo en arreglar y ayudar a su distrito, el cual está en terrible forma y cayendo a pedazos (sin mencionar...que está infestado de crimen) más que quejarse falsamente de los resultados electorales. Todo es hablar, hablar, hablar sin que haya acciones o resultados ¡Triste!".

publicidad

Pero este martes volvió a la carga contra Lewis al indicar que no ha sido la primera vez que boicotea una toma de posesión.


Trump aseguró que el congresista tampoco asistió a la inauguración del gobierno de Bush.

En todo caso, al menos 59 congresistas demócratas ya han pasado a engrosar la lista de quienes no acompañarán al republicano en su toma de posesión del 20 de enero.

Lewis, de 76 años, fue un ícono de la lucha por los derechos civiles y es conocido por haber marchado en Washington de 1963 junto a Martin Luther King Jr., cuando el líder afroamericano dio su famoso discurso "Yo tengo un sueño". También participó de las llamadas protestas "Pasajero de la Libertad", una medida contra la segregación racial en las paradas de autobuses. Y en otra legendaria revuelta en Selma, Alabama, en 1965, su cráneo resultó fracturado.

La respuesta del activista se da en días cuando las agencias de inteligencia estadounidenses han revelado informes con información que respalda la intromisión de Rusia dentro de la campaña electoral. Y el Comité de Inteligencia del Senado anunció incluso el inicio de una investigación en la que serían llamados asesores políticos de Trump, así como funcionarios de la administración del presidente saliente, Barack Obama.


Este es el listado completo de quienes dijeron, públicamente, que no asistirán a la actividad: John Lewis, por Georgia; Raúl Grijalva, Rubén Gallego, por Arizona; Alma Adams, George K. Butterfield, por Carolina del Norte; Karen Bass, Mark Takano, Ted Lieu, Mark DeSaulnier, Barbara Lee, Jared Huffman, Maxine Waters, Tony Cárdenas, Judy Chu, Zoe Lofgren, Jerry McNerney, Grace Napolitano, Lucille Roybal-Allard, Raúl Ruiz, Juan Vargas, por California; Alcee Hastings, Darren Soto, Federica Wilson, por Florida; Luis Gutiérrez, Dan Lipinski, Mike Quigley, por Illinois; John Yarmuth, por Kentucky, Chellie Pingree, por Maine; Jamie Raskin, por Maryland; Anthony Brown, por Maryland; Katherine Clark, por Massachusetts; John Conyers, por Michigan; Keith Ellison, por Minnesota; William Lacy Clay, por Missouri; Bennie Thomson, por Mississippi; Nydia Velázquez, José Serrano, Adriano Espaillat, Yvette Clarke, Jerrold Nadler, Louise Slaughter, por Nueva York; Donald Payne, Jr., Bonie Watson Coleman, por Nueva Jersey; Carol Shea-Porter, por New Hampshire; Marcia Fudge, por Ohio; Kurt Schrader, Earl Blumenauer, Peter A. DeFazio, por Oregon; Brendan Boyle, Mike Doyle, Dwight Evans, por Pennsylvania; Steve Cohen, por Tennessee; Joaquín Castro, Lloyd Doggett, Al Green, por Texas; Don Beyer, por Virginia; Plamila Jayapal, Adam Smith, por Washington; Mark Pocan, por Wisconsin.


Una disputa de legitimidad

Pero no ha sido solo Donald Trump quien ha salido al paso de los cuestionamientos de su legitimidad tras la victoria del 8 de noviembre.

El vicepresidente MIke Pence aseguró este domingo que es "decepcionante" la postura de Lewis. "Honramos el sacrificio que hizo", dijo al ser entrevistado por la cadena CBS, aunque dijo que espera que el activista "reconsidere" su posición.

Para el jefe de gabinete de Trump, Reince Priebus, lo manifestado por el congresista demócrata "es irresponsable" y "una insensatez". "Para ser un campeón en la defensa de los derechos de los votantes, cuestionar si Donald Trump ganó o no la elección legitimamente es una posición increíble a cinco días de la inauguración", dijo este domingo en entrevista con ABC.

Ambos estuvieron de acuerdo con la respuesta que Trump le dio a Lewis vía Twitter.

En contraposición, el defensor de derechos civiles y reverendo Jesse Jackson cuestionó –igual que Lewis– los "fundamentos morales" del presidente electo, al ser entrevistado este domingo en el programa 'New Day' de CNN. "En lugar de reaccionar contra estos grupos que se le oponen, el debería responder a la legitimidad de su dolor. Legalmente él es el presidente, pero eso no lo hace tener los fundamentos morales que se necesitan para ser el líder de Estados Unidos".

publicidad


Lea también:

Relacionado
Trump ya no podrá borrar sus tuits
Con faltas y a lo loco: por qué Trump no podrá borrar sus tuits con insultos y errores ortográficos cuando sea presidente
La Ley de Registros Presidenciales obliga a conservar todas las comunicaciones del presidente, incluidos los tuits que Trump acostumbra a eliminar cuando quiere rectificar o desdecirse.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad